“En el Bronx aún hay caletas llenas de plata, droga y armas”

18 de julio del 2016

Un jíbaro advierte que quedarán sepultadas tras la demolición.

“En el Bronx aún hay caletas llenas de plata, droga y armas”

Al parecer no se ha dicho todo sobre la terrorífica zona del Bronx, intervenida por las autoridades de Bogotá en mayo pasado gracias a duros operativos que tomaron por sorpresa a habitantes de calle, prostitutas, niños explotados y mafias que controlaban al menos cinco cuadras del corazón de la ciudad.

Lo que esconden las casas de olor nauseabundo, además de historias que tuvieron un final trágico, quedaría enterrado con más de 30 años de drogas, sangre, riñas y muerte.

Lea también: Ella se metió al Bronx y al Cartucho para rescatar niños abusados sexualmente

Según lo explica alias ‘El duro’, quien fue vendedor de estupefacientes y administrador de varias ollas, en algunos de los predios en los que hoy imperan la basura, los escombros y las ratas, hay ‘caletas’ con dinero, drogas y armas que los líderes de la cadena de microtráfico construían.

“Hay caletas que pueden quedar descubiertas o enterradas cuando se derrumben las casas”, afirma al visitar el que fue su infierno durante 10 años. “Me fui de la casa a los 14 años pero no imaginé lo que llegaría a vivir”, manifestó en el programa ‘Testigo directo’.

Además le puede interesar: Amenazas, droga y prostitutas: Crónica de un operativo en el ‘Sanber’, el nuevo Bronx

La Sociedad de Activos Especiales ya entregó el concepto que da vía libre a la demolición de nueve de los 47 predios que hay en el Bronx. De acuerdo con el subsecetario de Seguridad, Daniel Mejía, se inició la contratación de operarios y maquinaria.

‘El duro’ conoce el Bronx como si caminara por su casa. Llegó a administrar la olla conocida como ‘El Horno’, e incluso confiesa que participó de la elaboración de dos de las caletas que por ahora son un misterio.

La idea de la Alcaldía de Bogotá es darle una nueva cara a ese sector. Se espera que allí esté ubicada la alcaldía local de Mártires y en unos años se destaque por ser una zona comercial, por donde también transite el Metro.

Luego de rebuscar comida en la basura, dormir donde pudiera, fumar todo tipo de sustancias y hasta violar a una mujer con otros sujetos, ‘El duro’ considera que se deberían educar tanto a ciudadanos como a miembros de entidades públicas e instituciones como la Policía.

Recuerda que al Bronx llegaban las mismas autoridades para cobrar impuestos “de 500.000 pesos por cada olla” y a veces, antes de un operativo o allanamiento, los capos del microtráfico eran alertados.

“La corrupción no existe solo acá (…) Es difícil acabar con una olla pequeña si la más grande está arriba”, concluye el exjíbaro.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO