Carlo Ancelotti fue lechero, actor y enófilo

Carlo Ancelotti fue lechero, actor y enófilo

25 de junio del 2013

Luego de dos temporadas en medio de la agitación mediática propia de José Mourinho, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez,  buscó calmar las aguas de la casa blanca con la contratación de Carlo Ancelotti.

Carletto, como es conocido, es un hombre que nació para el fútbol. Repartió sus 16 años como profesional entre Parma, Roma y Milan y desde 1995 ejerce su carrera como entrenador. Sin embargo, entre balones y uniformes, ha dado cabida para otras actividades en su vida.

Carlo Michelangelo Ancelotti ha sabido cultivar la humildad aprendida desde niño, cuando le daba una mano a su padre para ordeñar las vacas en la granja de Reggiolo, donde además aprendió a fabricar el queso parmesano.

Sus habilidades no fueron las del mejor mediocampista, pero aprendió a ganarse todo con trabajo, y gracias a la persistencia, logró un lugar en el equipo profesional del Parma. Pero sería en la capital italiana donde el fútbol lo llevaría al estrellato. Desde los 20 años se convirtió en uno de los baluartes de los títulos de la Roma a comienzos de los 80. La mejor etapa de Carletto como jugador llegó a partir de 1987 cuando se unió al exitoso Milan de Arrigo Sacchi, quien le inculcó su pasión por la táctica.

Ancelotti, el actor

En 1983, Ancelotti se aventuró al mundo de la actuación. Siendo jugador de la Roma hizo parte del elenco de la película Don Camillo, dirigida y protagonizada por Terence Hill, en la que sacó sus dotes para interpretar a un futbolista que empleaba sus peores tácticas para frenar a sus rivales.

[youtube width=”540″ height=”360″]http://youtu.be/bSfwemUxA6I[/youtube]

Ancelotti actuando en la película “Don Camillo”

Con 14 títulos como profesional y dos participaciones en Copas del Mundo con Italia, Carlo finalizó su carrera en 1992, para darle paso a su labor como entrenador. La cátedra aprendida a Arrigo Sacchi empezó a dar frutos desde el 2002, cuando al mando del Milan, ganó su primera Champions League. Sus ocho años e igual número de títulos con el equipo lombardo sirvieron para confirmar las capacidades en el banco técnico de Carlo Ancelotti.

Londres fue su primera parada de trabajo en el fútbol del exterior. Allí dirigió al Chelsea por dos temporadas obteniendo tres títulos, entre ellos una Premier League. Aunque fue despedido del club londinense, el París Saint Germain no tardó en hacerse con los servicios del codiciado entrenador.

Un año en el Parque de los Príncipes bastó para que Ancelotti condujera al PSG al título de la Liga de Francia tras más de 19 años de sequía. Su paso por París será recordado por varios de sus dirigidos, quienes no escatimaron elogios para el entrenador.  Zlatan Ibrahimovic aseguró que el italiano ha sido “el mejor técnico que lo ha dirigido durante toda su trayectoria”, mientras que el brasileño Thiago Silva lo calificó como un conocedor “como nadie” de la profesión: “Sabe cómo tiene que hablar a la plantilla y está acostumbrado a manejar vestuarios con grandes estrellas”, manifestó el capitán de la Selección de Brasil.

Carlo Ancelotti, Técnico Real Madrid, Kienyke

Carletto fue campeón de la Liga de Francia en la temporada anterior

La comida y el vino son los lujos de Ancelotti

Pese a ser codiciado a la altura de los mejores futbolistas y de que en Madrid ganará 8 millones de euros por temporada, el italiano no es un hombre ostentoso ni amante de los lujos. Los acuciosos paparazis de su país apenas le pudieron registrar una excentricidad: la compra de una casa de verano en la ciudad egipcia de Sharm El Sheij.

Antes que los lujos, Ancelotti prefiere la buena comida y el buen vino. Sus orígenes en la gastronómica región de Emilia-Romaña, lo convierten en un amante del jamón, en especial del “prosciutto” de Parma. A su gusto por los embutidos, el italiano le suma su predilección por los buenos vinos. En su paso por Inglaterra era frecuente encontrar a Ancelotti departiendo con Álex Ferguson al son de una copa.

A su llegada a París, Ancelotti cambió varios de sus hábitos. Acostumbrado a vivir a las afueras de Londres y Milan, prefirió instalar su residencia en el centro de la capital francesa, con el fin de sacar provecho a la ópera y a los museos, en especial al de Louvre, a donde asistía una vez por mes.

Su suegro lo acercó al Real Madrid

Carlo Ancelotti se casó en su juventud con Luisa Gibellini con quien tiene dos hijos. La mayor se llama Katia, de 29 años. El menor, Davide, de 23, siguió los pasos de su padre y jugó en las divisiones inferiores del Milan. En el 2008 la prensa rosa sacó a la luz pública la aventura de Ancelotti con la periodista rumana Marina Cretu. Tras el affaire, su esposa le pidió el divorcio en el 2010.

De acuerdo con el portal español larazon.es, la pareja de Carlo Ancelotti es hispanocanadiense y se llama Mariana.  Aunque se han dejado fotografiar caminando por París, el diario deportivo español AS, ha asegurado que el padre de la novia es fanático del Real Madrid, razones de sobra para que Ancelotti haya decidido fichar por tres temporadas con el club español.

Los números de Carlo Ancelotti:

Carlo Ancelotti, Técnico Real Madrid, Kienyke

Lea también

Tom Staniford: el ciclista que no puede engordar

Los juveniles que brillan en el Mundial Sub-20