Carta a Mafalda. Cincuentona y polémica

Carta a Mafalda. Cincuentona y polémica

13 de Enero del 2014

En Twitter: @jcmentefacto

Querida Mafalda. ¡Qué barbaridad! ¡Cómo pasa el tiempo!

Este año se cumplen cinco décadas desde que apareciste por vez primera – por allá en 1964 – en la revista argentina Primera Plana.

Debo confesar que escribir estas líneas no fue tarea fácil, no soy de tu generación, soy quizá una o dos más posteriores a tu nacimiento.

Sin embargo, entender tus pensamientos, espíritu combativo y convicciones fue más sencillo, el sarcasmo y el humor fino que empleaste para describir, cuestionar y criticar la sociedad están tan vigentes hoy – en los tiempos de Kirchner, Papa Francisco, Obama, Mujica, Maduro, Uribe o Santos – como en los tiempos de el Che Guevara, Jhon F. Kennedy o Martin Luther King. Ese mundo y sus caprichos de entonces, no ha cambiado mucho.

Admirada Mafalda, antes de continuar con esta carta, que más bien se convertirá en una queja, un chisme, un reproche escrito con la única intención de generar en ti indignación, te cuento que seguimos en guerra; los protagonistas son otros pero la beligerancia es igual o tal vez peor.

Esto es una carta que se convertirte en chisme, sí en un vulgar chisme, una queja caprichosa.

Quiero comentarte un par de cosas que se han hablado a tus espaldas, no me importa que pienses que estoy actuando como un barrendero chismoso de San Telmo, el barrio de Buenos Aires que te vio crecer.

No me importa porque en realidad estoy molesto, siento que aquel hombre que te creó y que gracias a ti alcanzó reconocimiento, y es considerado como uno de los íconos argentinos, ha hecho unos comentarios para mi gusto desafortunados, pero claro los ha venido haciendo después de aquel junio de 1973, año en el que dejaste de figurar en los matutinos del sur del continente. Te extraño Mafalda, el mundo te extraña.

Resulta que tu padre y creador Joaquín Lavado, a quien se le conoce como Quino, en entrevista con el periodista Rodolfo Braceli (tal vez en la mejor entrevista que se le ha hecho al caricaturista) confesó que tu actitud le resulta insoportable, te calificó de sobreactuada y por si fuera poco dijo que durante los diez años que lo acompañaste dejó de vivir supuestamente para darte vida.

Amiga, ¿puedes creer eso? – no te molesta que te diga amiga ¿verdad? – para mí eso resulta incomprensible, cómo es posible que Lavado pueda confesar eso, seguramente debes estar al borde de la silla, con tus pelos de punta y pensando en un comentario irónico y directo que exprese tu indignación ante tal ofensa. Algo como –de Lavado el cerebro—

No sé si alguna vez Quino te contó esto, pero tu nacimiento no fue planeado, ¿eres acaso una hija no deseada?

Originalmente fuiste creada para vender, así como lo lees, fuiste diseñada para vender, vender y vender nada más para eso. El sucio y maldito consumismo, el mismo que tanto criticaste durante una década fue la razón de tu inicial existencia.

La historia, querida Mafalda es esta: ‘Quino’ fue contactado por una agencia llamada ‘Agens Publicidad’ (una agencia gringa para más bronca) con el fin de crear una tira de historietas para promocionar la marca de electrodomésticos «Mansfield», de allí tu sonoro nombre.

Cuentan las malas lenguas que tus genialidades iban a ser utilizadas como una suerte de publicidad encubierta para vender los electrodomésticos pero alguien se dio cuenta y evitó tal despropósito.

Después, solo un tiempo después, cuando Quino fue capaz de desvincularse de los fines publicitarios, que pudiste ver la luz en el desaparecido Primera Plana.

Ahora, cuando cumples cincuenta años y solo quieres estar tranquila disfrutando de tu maldita vejez, me gustaría contarte cosas más amables, pero resulta que no hay tal o seguramente sí lo hay, pero si algo aprendí de tu espíritu combativo es hablar con la verdad, sin importar a quien se le diga, sin importar si es mamá o mi papá.

Con tristeza y con algo de rabia en el diálogo con el periodista Braceli, Quino dio a entender que le arruinaste parte de su vida, con algo de arrepentimiento confesó: – “Me levantaba a las ocho, a las nueve y cuarto me ponía a pensar la idea. Me daba tiempo hasta las cinco de la tarde. De las cinco de la tarde a las nueve de la noche dibujaba y ahí se acababa el día. Así durante diez años” suspiró.

Pero hay algo que rescatar de esa entrevista, algo que seguramente te animará, atención de lo que dice Quino de tu nacimiento:

“Mafalda surge de un conflicto, de una contradicción. A uno de chico le enseñan una cantidad de cosas que no deben hacerse porque están mal y hacen daño. Pero resulta que cuando uno abre los diarios, se encuentra con que los adultos perpetran todas esas cosas prohibidas a través de masacres, guerras, etcétera. Ahí se produce el conflicto: ¿por qué los grandes no hacen lo que enseñan?” Y se hizo la luz. Nació la niña curiosa, inquieta y terriblemente irónica, nacida de una típica familia porteña.

¿Qué será de tu vida? ¿Tendrás hijos? ¿Habrás cumplido tus sueños?

Recuerdo que querías estudiar idiomas y trabajar de intérprete en Naciones Unidas para cambiar el sentido de los discursos guerreristas de esos señores que se paraban al frente de un auditorio, de esta forma querías contribuir a la paz mundial.

¿Cómo habrás pasado tu juventud y tu adultez? De algo estoy seguro: varias de tus refinadas críticas podrían haber sido contra el reggaetón, el maldito reggaetón, un género musical que desprecia a la mujer para tristeza tuya, hoy por hoy es de lo más escuchado en tu puerto.

Recuerdo que entre tus pasiones figuran Los Beatles, la paz, los derechos humanos y la democracia, espero que aún te guste esto. Como también me gustaría que sigas odiando con el alma la injusticia, la guerra, las armas nucleares, el racismo, las absurdas convenciones de los adultos, quizá con el tiempo llegaste a amar la sopa, ¿o no?

Gracias a la tecnología, de la que seguramente y pese a tu edad eres fanática, te mantienes viva, gracias a ella eres inmortal mi querida Mafalda.

Mafalda Facebook, Kienyke

¿Tienes Twitter, Instagram o Facebook? Cómo te sigo, me gustaría saber tu opinión de la Kirchner, de Maradona o de Messi, ¿si sabes que perdió el balón de oro de este año?

A propósito de fútbol, a Quino no le gusta, ¿un argentino al que no le gusta el fútbol? Tenaz… de ese maravilloso deporte dijo que “a los argentinos les atrae el fútbol por la misma razón que no les atraen las cosas verdaderamente importantes” ¿Ah?… en fin.

Con cariño, @jcmentefacto