Charles King, el cronista de la champeta

Charles King, el cronista de la champeta

29 de enero del 2015

En 1985 Carlos Reyes se rebautizó. Decidió traducir su nombre a inglés y darse a conocer como Charles King, ‘El palenquero fino’. Fue el inicio de una exitosa carrera musical. King es conocido como el precursor de la champeta. El responsable de sacar este ritmo caliente de las calles de Cartagena y ponerlo a sonar en las emisoras de todo el país. ‘El chocho’ es su canción más famosa y recodada por varias generaciones de colombianos.

Lea también: El Hay Festival en sus manos

King confiesa que la guitarra y la percusión rítmica de la champeta lo seducen. No es muy buen bailarín pero considera que el baile es la comunicación con el universo. Tiene 30 años de carrera y ha llevado su música a países como Venezuela y Estados Unidos. También ha colaborado  con artistas como Martina La Peligrosa y Cabas.

Dice que la música le ha permitido sobrevivir económicamente y sacar adelante a sus seis hijos. Entre sus secretos está su pasado como boxeador y que se dejaría seducir musicalmente por la chirimía y la música llanera.

Ahora cuando se conmemoran 10 años del Hay Festival, Charles King hará parte de un conversatorio sobre la champeta y aprovechará para compartir su música. No hay mejor exponente porque es el rey de la champeta.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=RrlDB_ceNY8 [/youtube]                                    

La relación de Charles King con la champeta inició en los años setenta. Vivía en el corregimiento de San Pablo, cercano a San Basilio de Palenque, donde son populares los sonidos del Caribe y los ritmos provenientes de África. El entorno musical y su gusto por la música lo convirtió en el corista de la agrupación Ané (que en traduce ellos) Swing. Tocaban calipso y folk africano. Poco después de independizó y comenzó su propio camino.

King se hizo famoso por plasmar en su música la problemática social que lo rodeaba. Por ejemplo, en su canción ‘El bicarbonato’ narra: “A las nueve de la noche venía de la droguería con mis papeletas de bicarbonato, pero había una redada y me paró la policía. Cuando levanté los brazos se cayeron las papeletas. Me dieron una raqueta hasta donde no debían por esas papeletas de bicarbonato. Pero ellos se enhuesaron cuando la probaron, cuando metió la uña era bicarbonato, cuando metió la lengua era bicarbonato”.

Lea también: El caricaturista Alberto Montt llegó a La Guajira a decir que Dios no existe

Charles King Cartagenero cantante de champeta

Es llamado por muchos como el cronista de la champeta porque se ha encargado de contar historias a través de sus canciones. Asegura que la vida es su única inspiración y sus temas preferidos son las vivencias que ha tenido en Cartagena. Por esta razón, es que King no acepta la champeta que se ha hecho popular en lo últimos años.

Critica fuertemente a quienes se denominan artistas de champeta urbana porque considera que esto hace que el ritmo pierda identidad y deteriora su historia cultural. Dentro de sus conocimientos argumenta que se han pedido los patrones rítmicos tradicionales. Siente que trabajó toda su vida en algo para hacerle crecer pero es otra generación la que recoge sus frutos.

Una de las cosas más difíciles que ha tenido que enfrentar en su carrera musical es la estigmatización social. La razón es que a los llamados “champetudos” se les relaciona con las bajas esferas de Cartagena, es decir, se cree que son personas mal educadas, cuestionables y que tienen relación con la delincuencia. Por cuestiones de rechazo es que muy pocas mujeres han incursionado en la champeta.

Pero los problemas no han hecho que Charles King deje de sentirse orgulloso por ser champetero. A sus 48 años continúa haciendo música, en especial, algo que él denomina como champeta mix y quiere decir la fusión con reggae, calipso y soca. Su misión es conservar la tradición de cultural de la champeta y que las personas lo sigan recordado por canciones como ‘El chocho’, donde, según explica, hace referencia a una palabra africana que significa un roto en una falda. Nada tiene que ver con la vagina de la mujer. Pero tiene claro que la palabra tiene muchas connotaciones y se lo deja a la imaginación de cada uno.

Charles King Cartagenero cantante de champeta