Cinco robos de película

Cinco robos de película

20 de octubre del 2013

A través de la historia delincuentes han utilizado todo su ingenio para robar de manera magistral. Grandes sumas de dinero, joyas, relojes, oro y diamantes han sido los botines de grandes robos. Muchos han sido catalogados así por la estrategia para llegar al objetivo o por el valor económico de los objetos hurtados. Pero nada ha sido perfecto, muchos ladrones han terminado en la cárcel enfrentando largas condenas. Estos son algunos atracos que parecen sacados de una película.

Un botín de relojes de más de 31 millones de dólares

En diciembre de 2012, un grupo de ladrones se llevaron más de 1.700 relojes de una reconocida tienda de Madrid (España) llamada Diarsa. Es considerado el robo de joyas más grande de este país, pues el precio de los relojes está entre los 2.700 y los 369.000 dólares.

Reloj más caro, Kienyke

A plena luz del día, los delincuentes forzaron dos puertas de acceso y usaron claves para desactivar las alarmas. Con lanzas térmicas y herramientas de oxicorte abrieron paredes de hormigón y acero. Así lograron hacer un hueco de 50 centímetros en una especie de bóveda. Los ladrones no fueron detectados en ningún momento porque se llevaron los discos duros de las cámaras de seguridad.

El supuesto autor intelectual es Ismael A. V., conocido como ‘El Troll’. Se trata de un español de 31 años. Hasta el momento la policía española ha capturado a 17 personas y recuperado 300 relojes, algunos de estos han sido localizados en Shangai (China).

Robo de diamantes en pleno aeropuerto de Bruselas

En la pista de aterrizaje del aeropuerto de Bruselas un grupo de ocho hombres, armados con fusiles y ametralladoras y disfrazados de policías, robó un camión de la compañía Brinks que cargaba oro y diamantes. El botín tenía un valor de 50 millones de dólares.

Robo aeropuerto de Bruselas, Kienyke

Ocurrió en febrero cuando empleados cargaban un avión de la compañía Swiss que debía partir con destino a Zurich (Suiza). Durante el robo no hubo disparos ni heridos y no tardó más de cinco minutos. Poco después, uno de los carros utilizados fue encontrado carbonizado en las cercanías del aeropuerto.

El robo del siglo se hizo en solo quince minutos

Los encargados del robo al tren de Glasgow fueron 15 ladrones y 2 informantes, quienes tuvieron que pasar por un estricto proceso de selección. En la madrugada del 8 de agosto de 1963 los delincuentes desvalijaron en 15 minutos el ferrocarril que llevaba el dinero de los bancos situados entre la capital escocesa y Londres.

El robo fue planeado durante tres años por Bruce Reynolds, quien conoció por un compañero de la cárcel que el tren transportaba dinero. Reynolds logró con una batería portátil cambiar las luces del semáforo para obligar al tren a parar y sacar de allí 126 sacos repletos de dinero que en la actualidad sumarían más de 64 millones de dólares.

Robo en 1963 tren Glasgow, Kienyke

El robo fue casi perfecto. Su única falla fue dejar un tablero del juego Monopolio en un lugar donde los delincuentes estuvieron pocas horas después del asalto. Allí dejaron sus huellas y fueron identificados.

Quienes lideraron el robo huyeron de manera magistral. Bruce Reynolds se sometió a una cirugía estética y vivió  en México y Canadá, en donde permaneció durante cinco años. Por otra parte, Ronnie Biggs fue perseguido por la policía durante 31 años luego de fugarse de la cárcel, pero fue capturado en 2001.

Cavaron un túnel hasta llegar a la bóveda de un banco en Brasil

Durante tres meses un grupo de 35 delincuentes cavó un túnel -80 metros de extensión, sistema de iluminación y ventilación propia- hasta la bóveda del Banco Central en la ciudad de Fortaleza (Brasil). Para lograrlo, arrendaron una casa cercana al lugar. Allí rompieron una caja fuerte de acero reforzado y hormigón. Además, desactivaron las alarmas de movimiento.

Robo Fortaleza Brasil, Kienyke

En el robo, realizado el 8 de agosto de 2005, se llevaron ceca de 71,7 millones de dólares. Dinero que según las autoridades pesaba tres toneladas y media. Después del asalto, los ladrones llenaron la casa de polvo blanco para dificultar la búsqueda de huellas dactilares.

En la actualidad  sólo 28 de los asaltantes han sido capturados y condenados a penas de hasta 53 años de prisión. Solo se ha recuperado el 10 por ciento del dinero robado.

“La Escuela de Turín”  robó más de 136 millones de dólares en diamantes

Durante el fin de semana del 15 y 16 de febrero de 2003 una banda de ladrones conocida como “La Escuela de Turín” desocupó más de 120 cajas de seguridad, de 160, del Centro de Diamantes de Amberes (Bélgica). Los protagonistas fueron cuatro hombres: El Rey de los Ladrones, el Genio (experto en alarmas), el Monstruo (electricidad y cerraduras) y el Maestro de las Llaves (maestro de los duplicados).

Diamantes, Kienyke

Durante tres años el Rey alquiló un apartamento cerca del objetivo. Poco a poco ganó la confianza de los empleados. Fue así como lograron analizar todo lo que rodeaba el lugar, examinar el sistema de seguridad, grabar la combinación de la puerta blindada, copiar la llave maestra y reemplazar las grabaciones.

Pasaron por encima de un patrullaje las 24 horas, grandes barricadas, detectores infrarrojos de calor, sofisticadas cerraduras, cámaras múltiples y otros mecanismos de seguridad. La policía detuvo a todos los miembros menos al Mago de las Llaves.