Esta es la reunión secreta de los más poderosos, ¿define el futuro del mundo?

Esta es la reunión secreta de los más poderosos, ¿define el futuro del mundo?

12 de junio del 2015

Sin duda, gran parte del poder que rodea a las sociedades secretas es, paradójicamente, que sus actividades y existencia no pase inadvertida por el resto del mundo.

Lea también: Un agujero negro, un OVNI y otras teorías de la desaparición del vuelo MH370

Los misterios que las envuelven son motivo de fascinación para el resto de mortales, y a veces se les atribuye importancia exagerada. Mucho se ha especulado sobre la influencia histórica de los francmasones, los illuminati, los rosacruces y, hasta los antiguos Caballeros Templarios.

Lea también: ¿Autoatentado?  revivien las teorías de conspiración sobre el 11 de septiembre

Ahora la atención global se centra en el selecto club Bilderberg que adelanta hasta este domingo su reunión anual. A estas logias siempre se les considera la mano negra detrás del poder visible.

Quienes creen en teorías de la conspiración siguen minuto a minuto cualquier información que se conozca de la cumbre. Desde luego, y siguiendo los cliché de este tipo de sociedades, los Bilderberg se reúnen a puerta cerrada, en un lujoso hotel aislado en las montañas de Austria, y como comidilla para las hipótesis, difunden que discutirán muchos asuntos del actual orden mundial.

Lea también: Las teorías del fin del mundo

Le reunión se realiza en Telfs (alpes austriacos) y reúne a 140 invitados, todos ellos representantes de poderes políticos y económicos de Europa y América del Norte.

Estarán mandatarios como el presidente de Austria, el primer ministro de Holanda, el de Bélgica, el presidente del Eurogrupo, el secretario general de la Otan, ministros del Reino Unido y voceros de algunos partidos políticos de amplia influencia en Europa.

Del lado económico destacan banqueros, presidentes de compañías petroleras como Shell, de empresas de tecnología como Google, de transporte como Airbus, de conglomerados de medios comunicación como Grupo Prisa (que tiene influencia en Colombia sobre Caracol Radio), y poderosos inversionistas con suficiente dinero para influir en decisiones políticas planetarias.

Se conoce la lista de invitados porque la propia organización Bilderberg la publicó, además de mencionar algunos temas que están en la agenda.

Elecciones gringas y el ‘problemita’ de Estado Islámico

No deja de causar intriga el que selectas élites de occidente se reúnan en un hotel ermitaño para “discutir” sobre la siguiente agenda, que ellos mismos han hecho pública, pero cuyos resultados se reservarán.

Comenzarán a discutir sobre el panorama político de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. La carrera por la Casa Blanca ya tiene una dura contrincante, Hillary Clinton del lado Demócrata, y una baraja de posibles aspirantes por el carril Republicano.

Hay quienes dicen que solo los que han recibido el beneplácito del club Bilderberg logran sentarse en el Despacho Oval. La teoría coincide: John F. Kennedy, Carter, Bill Clinton, Obama (todos demócratas) han sido invitados al club antes de conseguir la presidencia. Hillary también estuvo en la reunión de 2008.

Otro punto a discutir es la estrategia de occidente frente a la geopolítica en Medio Oriente. Les preocupa Irán y su programa nuclear. El avance desmesurado de Estado Islámico por Irak y Siria, la tensión entre Israel-Palestina y hasta el futuro petrolero en la península arábiga.

De otro lado hablarán sobre inteligencia artificial y su avance, los riesgos del ciberespacio, recuperación económica de las potencias europeas y de Estados Unidos, y la influencia global de China y Rusia, en especial el nivel de amenaza que los dos gigantes les representan.

Secreto-Club-Bilderberg-1

Historias de complot

La primera reunión del Club Bilderberg tuvo lugar en 1954 en el hotel Bilderberg (de ahí su nombre), cerca de Arnhem, en Holanda, impulsada por el príncipe Bernardo de Holanda.

El motivo inicial del cónclave era evitar una nueva tensión entre Europa y Estados Unidos que provocara una tercera guerra mundial. Después, dicen quienes creen en los complots secretos, se dedicaron a ser la mano que maneja el mundo, detrás del telón.

En el libro “Los planes del Club Bilderberg para España”, la escritora Cristina Martín asegura que fue en la reunión de Copenhague de 2014 en la que se decidió que el Rey Juan Carlos de España debía abdicar. A dicho encuentro asistió la reina Sofía, y en casi todas las reuniones van miembros de la monarquía ibérica. Un día después de la cumbre, el Rey dejó su corona a Felipe VI.

Incluso otros investigadores señalan que los Bilderberg definieron la transición española de la dictadura de Francisco Franco a la democracia.

Además se asegura que fue el Club Bilderberg el que decidió la creación del Euro como moneda unitaria de gran parte del viejo continente y formular estrategias para “perpetuar el capitalismo”. Todas las atribuciones son pura especulación.

Aunque basta con ver el pensamiento de algunos de los miembros que allí han participado para esbozar el estilo de sus convenciones.

Arthur Schlesinger, difunto estratega político e historiador estadounidense, declaró una vez sobre las discusiones dentro del Club Bilderberg: “No lograremos un nuevo orden mundial, sin pagar por ello con sangre, palabras y dinero”.

El banquero judío y patriarca del imperio Rockefeller en Estados Unidos, David Rockefeller, también arrojaba pistas sobre lo que sucedía en esas reuniones secretas. “Si durante los últimos 40 años (los medios de comunicación) hubiesen hecho públicos nuestros planes para el mundo, a nosotros nos hubiera resultado imposible desarrollarlos”.