Colombia, invitado a ingresar al club de los países ricos

Colombia, invitado a ingresar al club de los países ricos

30 de mayo del 2013

Colombia es nuevo miembro activo, más no pleno, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El país negocia a partir de hoy su entrada en la asociación que agrupa a los territorios más influyentes del mundo. La organización cuenta con 34 miembros dedicados a proponer, de manera conjunta, políticas económicas, fiscales y sociales. Si bien no es una institución que toma decisiones, estar en la OCDE le da al país una garantía y un estatus importante en cuanto a su relación interregional. Juan Carlos Echeverry, exministro de Hacienda, y José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan, hablaron para Kienyke.com sobre la importancia de esta decisión.

En su periodo Echeverry vio una buena actitud por parte de la organización para recibir al país dentro de este foro, sin embargo aclara que para entrar a la OCDE es necesario cumplir muchos requisitos entre ellos el buen manejo de las finanzas públicas, la independencia del Departamento Nacional de Estadísticas (DANE),el  respeto a la inversión extranjera, una menor desigualdad en ingresos, entre otros factores que comprobarían qué tan estable es la economía de un país.

Para José Félix Lafaurie todo se dio para que Colombia fuera aprobada. Las mejoras en aspectos económicos y sociales desde finales de la década de los 90 ayudaron. Sin embargo, Lafaurie asegura que a pesar de ese mejoramiento, el país aún está alejado de muchos de los indicadores que registran  los mejores referentes que son Chile y México, notándose un fuerte retroceso en temas de seguridad; también recalca que debido a la crisis que afronta Europa, América Latina es vista con otros ojos.

Juan Carlos Echeverry, kienyke

Para Juan Carlos Echeverry la entrada de Colombia a la OCDE significa que el país superó el estereotipo del narcotráfico. 

Según Echeverry, la entrada en la OCDE significa que el país superó el estereotipo del narcotráfico o país problema y que está en la senda de la modernización, lo que sería un progreso muy grande. Sí recalca que la entrada de Chile o México fue muy diferente a la de Colombia pues esas naciones no tenían el estigma del narcotráfico con el que venía el país.

El exjefe de la cartera de Hacienda y uno de los impulsores del país para entrar a la OCDE, dice que en este periodo se tuvo que haber revisado en detalle el mercado de capitales colombiano, el respeto al capital extranjero; también la medición del mercado laboral, la formalidad de empleo, las prestaciones sociales de los trabajadores y por último el tema fiscal, los gastos públicos y el progreso de estos.

El tema del decrecimiento de la inversión extranjera en el primer trimestre del 2013, no fue un factor importante según Echeverry para que la OCDE dudara en aceptar a Colombia. Esta organización entiende que la economía mundial está pasando un tiempo difícil y que no es solo en el país sino a nivel mundial. Sobre esto, Lafaurie cree que no fue un tema determinante para el ingreso pero pudo haber influido en una pequeña proporción. El presidente de Fedegan, asegura que más allá de la caída de la inversión extranjera, lo que se evidencia es que existe saturación en el sector minero energético, y no se crean oportunidades en otros campos. La inversión extranjera dirigida al sector agropecuario, es del 0.8%.

Sobre la desigualdad de ingresos, situación que Colombia aun se presenta, Echeverry considera que es un factor determinante que mira la OCDE para aprobar a una nación. La organización aspira a que los países que lleguen sean equitativos con sus salarios. Sin embargo, considera que a medida que se aceptan países emergentes en la OCDE, el nivel de desigualdad en las naciones asociadas es más alto. En este tema, asegura que la desigualdad bajó en los últimos 10 años y que el país es uno de los que tiene un mejor plan para erradicar la pobreza en el mundo. Con respecto al tema de fabricación de productos básicos, la OCDE espera que el país que ingrese, sea capaz de manejar la fluctuación de las materias primas.

Jose Felix Lafaurie, kienyke

Lafaurie considera que aún hay grandes asimetrías en tema de ingresos entre lo urbano y lo rural. 

La desigualdad para Lafaurie debió haber tenido un peso importante para el ingreso a la OCDE: “Es claro que no tenemos una distribución y redistribución del ingreso similar a la de los países desarrollados, ni a la de Chile o México. También existen grandes asimetrías entre lo urbano y lo rural” recalca el dirigente gremial quien anota que Colombia está lejos de ser un país rico.

Como experiencia, Echeverry relató que cuando se presentaron a la OCDE hace dos años,  la organización les hablaba sobre la ventaja que tenía Colombia sobre países como Rusia, pues según ellos el país había respondido más rápido en cumplimiento de requisitos para poder ingresar. También la OCDE le consultó a Echeverry y al presidente, Juan Manuel Santos, qué podía enseñar la nación dentro del foro que se utiliza para diseñar medidas que toman los países para actuar frente a crisis económicas, allí le fue muy bien al país, que ya sufrió hace 14 años una crisis similar a la que hoy se presenta en España o Grecia. En temas de crisis económicas y adopción de reformas, Colombia sí puede aportar.

Los analistas concluyen que a partir de ahora es más lo que puede aprender el país, de los que pueda aportar a los estados miembros de la institución con sede en París, Francia. Aunque se reduzcan los estigmas de una nación insegura y golpeada por el narcotráfico, se debe trabajar en políticas públicas, en materia de desigualdad y en oportunidades laborales.