Así será el concierto de Roger Waters en Bogotá

Así será el concierto de Roger Waters en Bogotá

13 de mayo del 2018

En Colombia no muchos empresarios sobreviven para contar la historia de más de 200 conciertos sin quebrarse. Él dice que hay una labor más complicada, pero a estas alturas, después de Rolling Stones, Radio Head, Jamiroquai, Green Day, Metallica, en fin… Alfredo Villaveces tiene master.

Y ahora se anota otro hit: Roger Waters, el cerebro de Pink Floyd. Se lo venía soñando desde que hicieron la gira de The Wall y vio que en Argentina llenaron nueve veces el estadio. Pero esa vez no logró traerlos a Colombia.

Quizás porque le correspondía armar el que se presentará el 21 de noviembre en el estadio El Campín de Bogotá. “Tiene un show lazer impresionante, pirotécnia, cosas volando, los circos se quedan en pañales al lado de este espectáculo”, le dijo a kienyke.com, Alfredo Villaveces.

“Llevo 22 años en este negocio y nunca había visto una producción igual: tiene una pantalla que cruza de lado a lado del estadio y 28 metros de alto. Es la primera vez, creo que yo, que el sonido no sale de frente, sino por todos lados”, cuenta tranquilo porque a la boletería que ya está a la venta le ha ido bien y se sorprende de la cantidad de jóvenes interesados en Roger Waters, que es un rockero de la vieja ola, como él.

Y eso que Villaveces es uno de esos tipos que no se sorprende con nada en términos de shows musicales. Ha traído cientos de artistas a Bogotá, y a pesar de que no se toma fotos con ninguno, por principio, si se queda con sus guitarras firmadas. Tiene mas de 100 pero podrían ser mas porque las otras se las robaron de su casa una vez que se entraron los ladrones.

Antes acostumbraba a invitarlos a una fiesta después del show, pero alguna artista pensó que el after party en Andrés Carne de Res también era con boletas y decidió no volverlo a hacer.

De todos ellos, se considera solo amigo de dos: Alejandro Fernández y Jamiroquai. Fue cercano a Shakira y Antonio de la Rúa, cuando estaban juntos, pero después de la separación perdió a la cantante por cuenta de aquellas divisiones de amigos que normalmente se dan en los divorcios. Sin embargo, ahora que ella viene de gira por América Latina, tiene a cargo de su empresa Move Concerts su presentación en Brasil.

Solo hay un artista con el que no le fue bien, pero ahora lo vuelve a traer porque está de moda de nuevo y viene con Paulina Dávila, coprotagonista en la serie sobre su vida. Se trata de Luis Miguel, que por lo pronto no tiene fecha de presentación en Colombia, pero seguro será este año.

Villaveces tiene nueva vida. Le ha bajado a las fiestas y hasta reza y va a a misa por cuenta de su nueva novia de 35 años con quien estuvo de viaje en moto en una excéntrica aventura por Brasil.

A sus 52 delega muchos temas de los que antes se hacía cargo y se deja sorprender por los jóvenes que trabajan con él, y de los que se queja porque lo tienen como de adorno y solo le hablan para que gire.

Y sí, fue Move Concerts, la empresa que puso el cerdo inflable a volar sobre un edificio de Los Héroes en Bogotá. Decía Stay Human, y era la campaña de expectativa del concierto de Waters, que funcionó porque las redes sociales ardieron en preguntas sobre el monigote, hasta que se supo que tenía que ver con el concierto que se avecina.

Pero el empresario jamás pensó que le fuera a salir tan caro: primero porque el muñeco, que tenía 14 mts de largo por 16 de alto, costó 30 millones de pesos; pero además había que hacerlo volar. Y una figura inflable de esas dimensiones solo vuelva con helio. Villaveces no sabía, pero ya aprendió, que este gas cuesta mucho dinero y como se escapa, igual que los globos de cumpleaños, había que estar inflándolo constantemente. En últimas la campaña le costó el doble de lo que tenía pensado, para acabar con el degollamiento del dummie, que se dio contra un poste por culpa de un ventarrón.

Pero esos son gajes de oficio. Posiblemente veamos volar al cerdo rosado sobre algún edificio de Bogotá, cuando se acerque el concierto. Como dice, “hacer conciertos es igual que ir a un casino: muchas veces se pierde, y solo una se gana”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO