En el backstage de la Consulta Anticorrupción

27 de agosto del 2018

Las promotoras hicieron todo lo que estaba en sus manos para que la Consulta Anticorrupción alcanzara el umbral. “Hasta el oso hicimos”, dijo Angélica Lozano refiriéndose a su debut como cantante en el reggaetón de la corrupción, parada en una tarima en el centro comercial Gran Estación al lado de su compañera no solo sentimental […]

consulta anticorrupción

Foto: Jose Vargas/ KienyKe.com

Las promotoras hicieron todo lo que estaba en sus manos para que la Consulta Anticorrupción alcanzara el umbral. “Hasta el oso hicimos”, dijo Angélica Lozano refiriéndose a su debut como cantante en el reggaetón de la corrupción, parada en una tarima en el centro comercial Gran Estación al lado de su compañera no solo sentimental sino política, su suegra, y el ‘profe’ Antanas Mockus, como ellas les dicen.

Desde las 3:00 p.m. ya habían medios de comunicación esperando a las promotoras en un salón para casi 500 personas, además de varios de los voluntarios que sin recibir un peso estuvieron dispuestos a ayudar. Uno de ellos es ingeniero ambiental, “a mi no me pagan un peso pero yo por estas causas hago lo que sea”, desde repartir volantes, hasta montar la tarima, como él y muchos más lo hicieron. Claudia Lopez dijo: “Ustedes, estoy segura, son la nueva sangre política que reclama este país.

En vez de estar con las caras largas y frustadas, como la mayoría de colombianos lo manifestaron en redes sociales, Claudia, Angélica y otras caras visibles que apoyaron esta consulta, nuevamente le dieron una lección al país, con su acostumbrado tono alto y casi gritón Claudia dijo:

“Que casi 12 millones de colombianos que votaron la Consulta Anticorrupción sepan que no se ha perdido nada. Al contrario, la victoria y la ganancia es total porque los corruptos están sintiendo hoy el rechazo de una sociedad que los quiere desterrar”.

El clima contra la corrupción

La cita era a las 10 de la mañana en la fundación Konrad Lorenz, lugar en el que Claudia ejercería su derecho ciudadano, pero desde las 9:30 a.m. la entrada del puesto de votación estaba inundado. Era común y hasta repetitivo los chistes sosos de los ciudadanos: “Gracias por esperarme”, “a quien están esperando, ¿a mí?”, “tranquilos ya llegué” o hasta el punto de enojarse porque los estaban grabando. Había personas de todas las edades: ancianos con bastón, mujeres entre 30 y 40 años, nietos con los abuelos, jóvenes, hasta perros.

La sorpresa de la mañana fue que el alcalde Enrique Peñalosa llegó antes que Claudia y Angélica, al parecer nadie sabía que llegaría y sin mucho revuelo votó, agradeció a los jurados por prestar el servicio metió la hoja en la urna, dio declaraciones a los medios y se marchó. Muy diferente al recibimientos del matrimonio anticorrupción.

Foto: Laura Zuluaga/ KienyKe.com

Ni siquiera las dejaron entrar a la fundación, llegaron con la camiseta de Colombia puesta, jean y tenis, muy descomplicadas y dispuestas a tener contacto con las personas que entusiasmadas les pedían fotos. Un hombre ya con el cabello blanco le pidió una foto a Claudia, pero ella cogió el celular del hombre, y le dijo: “Venga yo la tomo”, el señor le respondió: “Es que este celular no tiene cámara de frente”. Con ternura, Claudia cogió el iPhone 6 y le dijo, “aquí está” con un simple toque volteó la cámara y tomó la selfie. La operación se repitió varias veces, todos querían un recuerdo con ellas.

Foto: Laura Zuluaga/ KienyKe.com

Llegó la hora de votar, con mucho cuidado avanzaban entre los casi 50 periodistas y ciudadanos, el senador Mockus las acompañó en el proceso y con firmeza le pedían a las personas que no lo lastimaran, por lo que se pudo ver, el ‘profe’ es como su niño consentido, no solo de las dos, sino de todo el partido verde.

Claudia fue la primera en votar, ese primer piso estaba a reventar, con su humor característico y ambiente jovial Angélica dijo: “cuidado se equivoca”, todos se rieron. La hoja entró en la caja y a gritos ciudadanos le agradecían. Llegó el turno de su compañera, antes de depositar el voto, le tomó la acostumbrada foto para sus redes sociales.

De la mano con la ciudadanía

La postal de ellas votando quedó registrada para la historia, ese famoso 26 de agosto se estrenó la Constitución del 1991, es la primera vez en la historia de Colombia que se hace uso de este mecanismo de participación ciudadana que se aprobó hace 27 años.

Siguió la declaración a los medios, el sol las acompañó todo el día. Claudia estaba preparada para dar sus declaraciones pero Angélica se quedó en el camino. “Ustedes no saben lo que yo tengo que luchar con Angélica, es un problema para sacarla de cualquier lugar”, dijo Claudia. Sin importar que tuvieran que repetir una y otra vez la misma información lo hacían con gusto.

Foto: Laura Zuluaga/ Kienyke.com

Luego de una hora, ya Claudia emprendió su camino a Corferias, pero Angélica seguía hablando y tomándose fotos, “yo hago el cinco y tu haces el dos”, les decía a las personas para que los dedos sumaran 7, en vez de Whiskey decía: 7 veces sí. Atendió hasta la última persona y se marchó.

Foto: Laura Zuluaga/KienyKe.com

La próxima parada fue el pabellón 23 de Corferías, lugar en el que la Registraduría Nacional dispuso de un completo stand para dar los resultados, luego de dar más declaraciones a los medios, hubo tiempo para un café. La próxima parada, el auditorio del Centro Comercial Gran Estación.

De la corrupción ción-ción-ción

En el montaje del recibimiento de los resultados se reflejó que no hubo maquinaria alguna, en la organización de esta campaña. No se contrataron personas para que hicieran el trabajo, cada voluntario se encargó de una tarea, unos traían el sonido, otros la única pancarta que se puso en el lugar, otros montaron la tarima. En cada cara se veía el afán por ayudar, además de sus sonrisas.

Foto: Laura Zuluaga/ KienyKe.com

Ya todo estaba listo, se dispuso un lugar para los más allegados. Entre las caras se vio a Jorge Robledo, Juanita Goebertus, el representante a la cámara Mauricio Toro, la excandidata vicepresidencial, Angélica Robledo, y la madre de Claudia López entre otros.

La señora María del Carmen Hernández aseguró que estaba muy orgullosa de su hija porque está logrando poco a poco cambiar al país y devolverle la esperanza a los jóvenes del país.

El lugar no se llenó por completo de personas, pero sí había un ambiente de júbilo, antes de que ellas llegaran sonó el reggaetón anticorrupción, y ni cortos ni perezosos todos se pararon de las sillas a corear la canción. “Quiero que el corrupto/ que ahora siempre gana/ sea como mi pelo/ y vaya a la cana”. Los ojos se volcaban hacía Robledo, y él con risas, cantaba la canción.

El esperado momento

Luego de que todo el recinto coreara: “Sí se puede… sí se puede”, llegaron las protagonistas de la noche. Esta vez, Claudia sí dijo a grito herido: ¡Gracias Colombia sí se pudo! saludó a su sobrina con un caluroso abrazo y con emoción leyó el discurso que tenía preparado.

Foto: Jose Vargas/ KienyKe.com

En vez de estar derrotada, exaltó el paso que dio Colombia, “han depositado la mayor votación en la historia por un mecanismo de participación ciudadana, superando de lejos la votación con la que ganó hace pocos meses el Presidente de la República, al voto por el SI o el NO en el Plebiscito por la Paz en 2016, al Referendo presidencial en 2003 y la séptima papeleta en 1990, de la cual esta consulta es hija directa”.

Luego trazó el camino por el que seguirá luchando contra la corrupción, este martes a las 11:00 a.m. radicará ante el Presidente y el Congreso las normas que den cumplimiento a los 7 mandatos de la Consulta Anticorrupción.

Que el Congreso y el Gobierno sepan que la ciudadanía los vigilará y les exigirá a todos que cumplan con la aprobación de los 7 mandatos sin cambiarles una coma ni defraudar a la ciudadanía, aseguró Claudia.

Finalmente se bajó de la tarima, y pidió que todos cantaran el reggaetón. Con los coros finalizó la jornada electoral que aunque no alcanzó el umbral, le abrió paso a una lucha contra la corrupción, como lo dicen los senadores Mockus, Robledo, Claudia López, Navarro, Lara, Velasco, Angélica Lozano, es el cáncer de Colombia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO