Polémica por fiestas sexuales para magnates en Cartagena

Foto: Captura de Video

Polémica por fiestas sexuales para magnates en Cartagena

9 de noviembre del 2017

Han pasado más de treinta días luego de que Cartagena fuera señalada como un atractivo sexual. Sexo, drogas y alcohol ilimitado era lo que se mostraba un video que se hizo viral en redes sociales.

Las reacciones no se hicieron esperar. Unos comentaban a favor de este anárquico evento. Personas conservadoras, que tuvieron la oportunidad de verlo -junto con las autoridades-, mostraron su rechazo a las explicitas ofertas del video. 

El 24 de noviembre sería el primer día de esta escandalosa fiesta donde los invitados que habrían pagado alrededor de 5.000 a 10.000 dólares por estar en ella, beberían y se drogarían -seguramente al punto de perder la cordura-, hasta el día 27 del mismo mes. Sin embargo, por razones de seguridad y presión mediática este evento fue cancelado. 

A la fecha el nombre de Sex Island Party ha vuelto a sonar en medios locales e internacionales. La fiesta no se ha cancelado, simplemente de ha cambiado su locación para volver una vez más al descontrol. 

El “descanso caribeño” de cuatro días que incluye un viaje en helicóptero, paseos a caballo y una cena con 60 trabajadoras sexuales 

De manera secreta Sex Island Party cambió de lugar luego de la presión de algunos políticos colombianos enfurecidos por la aparición de este evento en medios internacionales. 

Las promesas de esta reunión sexual era un escape “amigable” de cuatro días en las costas colombianas, donde se podría disfrutar de sexo ilimitado. Específicamente de poder acostarse con 16 trabajadoras sexuales al mismo tiempo.  

Sex Island Party se hará en una isla privada dueña de su rico y asqueroso fundador, titula un reconocido medio británico.

El diario The Sun relata en su edición web que los asistentes al evento habrían pagado más de £4.000 cada uno – unos 15 millones de pesos-. Lo único diferente en esta ocasión sería el lugar en el que se llevaría a cabo.   

Asimismo, el diario inglés asegura que este tipo de eventos ya se ha hecho con anterioridad. Solo que no se le ha hecho publicidad. 

Banqueros provenientes de Nueva York y magnates del Oriente Medio serían los principales asistentes al evento. 

El medio tuvo la oportunidad de hablar con un vocero de la organización del polémico acontecimiento. 

El vocero aseguró que todo depende de qué tipo de persona sea. Los adinerados -clientes privados-, pueden llegar a pagar más de 10.000 dólares, mientras que los de clase media invierten entre 3.000 y 5.000 dólares. 

“El evento de año nuevo contará con 60 trabajadoras sexuales, y más actividades sorpresas como fuegos artificiales”, relató uno de los organizadores a The Sun. 

Las autoridades estarían atentas para tomar medidas en contra de los extranjeros que asistieran a este tipo de eventos. 

La publicación de ese medio aseguró que 23 hombres provenientes de Reino Unido, Estados Unidos, Dubái, Francia y Australia participarían de este evento. 

“La ubicación del evento es en una isla privada frente a la costa de un país caribeño. Mi jefe es dueño de muchas islas y tenemos todos los permisos, y licencias comerciales en orden para llevar a cabo el evento en nuestra nueva ubicación”, expresó el vocero.

Los organizadores de este extravagante evento aseguraron que una estrella pop de alto perfil -británica-, estaría presente entre los invitados al igual que un cantante “corriente” de Estados Unidos. 

“Si quieres sentirte como un rey, esta es tu mejor opción, disfruta del mejor viaje exclusivo para tres, tú y dos chicas, como tu amante novia, la primera en servicios, atención y eventos”, reza una publicación en la página web del evento.

¿Qué dicen las autoridades? 

Sergio Londoño, alcalde de Cartagena, aseguró en una ocasión que no permitiría que se realizaran este tipo de actividades. 

“No es aceptable que quieran vendernos como destino sexual. Ese no es el turismo que representamos”, expresó en Twitter.

Fernando Niño, Secretario del Interior y Convivencia Ciudadana del Distrito de Cartagena, aseguró que este tipo de turismo requería de un permiso especial -el cual no se les otorgaría-. 

“Esto no responde a las políticas contra delitos sexuales, abuso sexual, pornografía y por esa razón no le daríamos autorización”, señaló en Twitter.