El rey de los caballos en Colombia

El rey de los caballos en Colombia

13 de septiembre del 2018

Es imponente. En su cabellera los colores café y negro predominan. A pesar de que mide más de dos metros y su peso supera los 300 kilos, sus cuidadores aseguran que tiene la ternura de un perro con la fuerza de un elefante bebé. Querencia del Juncal hace parte de los decenas de ejemplares que se encuentran en la Escuela de Caballería del Ejército, en el norte de Bogotá.

Mientras pasa los días rodeada de caballos, militares y sus cuidadores, este ejemplar cuenta con la característica de que no pertenece al Ejército Nacional, pero se encuentra en la escuela gracias a la apuesta que están realizando las autoridades para mejorar la imagen del país en todos los aspectos.

Querencia del Juncal pertenece a Nicolás Cubillos, un ingeniero industrial de profesión que desde temprana edad sintió gran pasión y amor por los animales, especialmente por los caballos. Justamente ese mismo amor es el que no le ha permitido vender esta yegua que está valorada en 40.000 dólares en el mercado (más de 120 millones de pesos colombianos).

Este hombre moreno, que no supera los 1.70 metros de altura y que en su momento fue discípulo de Cesar Millán (el encantador de perros), es la mente brillante detrás de 0faltas.com, una plataforma en la que están disponibles una gran variedad de caballos de todos los tipos y especies.

“Una de las propuestas de esta iniciativa es atraer al público extranjero, mostrarles que en Colombia hay caballos de muy buena calidad y además que pueden vivir toda una experiencia emocional y cultural. Los ayudamos a conseguir los tiquetes aéreos económicos, a que se hospeden en los mejores hoteles y que conozcan lo mejor del país por medio de recorridos en los que además de mostrar los diferentes caballos que están a la venta, se llevan una gran experiencia en la que siempre desean volver”, cuenta Nicolás a KienyKe.com.

Gabriela Caballero – Kienyke.com

Su empresa se encarga de representar a más de 250 caballos que están ubicados en diferentes puntos de Bogotá y Cundinamarca. El listado de precios puede variar dependiendo de las necesidades de cada cliente. Hay ejemplares que van desde los 3.000.000 millones de pesos, hasta los 2.000.000 millones de dólares, cifra que fue pagada hace poco a un jinete colombiano por una de sus yeguas.

Los mejores caballos de Colombia

Históricamente, en materia equina, las miradas del mundo han estado puestas en Europa. ‘El viejo continente’ es el lugar por excelencia de grandes ejemplares que se destacan en competencias deportivas. Nicolás cuenta que la mayoría de caballos a pesar de que nacen en Colombia sus orígenes son netamente europeos.

En los años 70 y 80 Colombia pasó por todo un ‘boom’ en materia equina. La llegada de grandes empresarios al país y de hombres adinerados que sentían gran pasión por los animales, fue el inicio del negocio de la importación de semen de los ejemplares más finos de Europa.

“El Viejo Continente nos lleva años luz en materia genética. Alemania y Bélgica cuentan con muy buenos ejemplares. Pero hemos encontrado que, a través de la inseminación artificial o la importación de semen, podemos formar buenos caballos en Colombia. Especies que sean competitivas y que no tengan nada que envidiar a las de ningún país”, confiesa Nicolás.

Mientras camina con tranquilidad por la Escuela de Caballería en compañía de su fiel compañera Querencia del Juncal, este hombre de 31 años no oculta su alegría por vivir de lo que le gusta hacer. Las sonrisas de los extranjeros y clientes satisfechos son una gran recompensa que lo impulsa a seguir adelante con su trabajo.

Sus principales clientes se encuentran en Estados Unidos y Canadá. El mercado europeo no lo ha querido explorar, y de momento no piensa hacerlo “porque sería como llevar leña al monte”.

Una idea clara

Los que conocen sobre caballos saben cómo y cuándo es el momento oportuno para comprar un ejemplar. Sin embargo, hay miles de deportistas aficionados que sueñan con tener su primera yegua e iniciar la práctica deportiva, pero el desconocimiento en materia equina los hacen cometer errores que pueden salir costosos.

En esta plataforma lo que se busca es recopilar material fotográfico para que los futuros clientes tengan un catálogo detallado. Una vez la persona interesada define cuáles son los caballos que llamaron su atención, Nicolás agenda un recorrido por los lugares donde se encuentran, no sin antes ayudar a las personas a conseguir hoteles, tiquetes y restaurantes de calidad a un precio justo.

“Nosotros más allá de trabajar con caballos, queremos que todas las personas cuando vengan se lleven una buena experiencia. Que conozcan lo mejor que puede ofrecer el país en materia gastronómica y cultural”.

La plataforma a pesar de que funciona de gran forma, sin duda que la participación de jinetes colombianos en competencias internacionales ayuda a la visibilización de los ejemplares colombianos. Juan Pablo Betancurt, Mauricio Guevera y Carlos López, el hombre que lidera el ranking de jinetes en Latinoamérica.

Mientras que para muchos el negocio de los caballos en Colombia está bastante “crudo”, hombres como Nicolás intentan pasar de las palabras y las críticas a las acciones, con ejemplares nacidos y entrenados en Bogotá que cuentan con capacidades envidiables gracias a que es una ciudad con altura y que cuenta con grandes entrenadores.