Cundinamarca probó que la educación superior sí es para todos

16 de julio del 2014

El departamento tiene una estrategia única que facilita a cualquier joven su paso a la universidad.

Gobernacion Cundinamarca

El mito de que el acceso a la educación superior y de calidad es privilegio de pocos fue desmentido por la Gobernación de Cundinamarca.

Jóvenes del departamento, de cualquiera de las provincias del centro del país, cuentan con cinco programas que les permitirían acceder a subsidios y becas para profesionalizarse.

Así quedó demostrado tras el conversatorio “Con innovación y educación se construye paz”, una iniciativa del gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, quien aprovechando la celebración de los 201 años de independencia departamental, quiso destacar uno de los proyectos bandera de su administración, que quiere ser replicado por otras jurisdicciones del país.

“Nuestro plan de desarrollo, Cundinamarca: Calidad de Vida, tiene por prioridad dar bienestar a todos los sectores de la población del departamento, pero especialmente a la juventud. La educación es uno de esos intereses que mejora la calidad de vida de los cundinamarqueses”, les dijo el gobernador Cruz a 854 estudiantes de las 255 instituciones educativas públicas de 116 municipios del departamento, quienes participaron en el conversatorio en el auditorio Antonio Nariño de la Gobernación.

El funcionario describió a los estudiantes los cinco programas que ha implementado su equipo de Educación para facilitarles a los jóvenes de provincia la posibilidad de viajar a Bogotá para realizar su sueño profesional. El objetivo era que los representantes de las diferentes escuelas departamentales se animaran a compartir lo que escucharon en esta charla y que más cundinamarqueses aplicarán a los programas para estudiar sus carreras.

Gobernacion Cundinamarca

Sin excusas para no ir a la universidad, con ‘4X1 opción de vida’

El primero de los programas es un novedoso convenio que involucra a la Gobernación de Cundinamarca, al Icetex, la academia y al estudiante. Ellos hacen parte de la educación de cada educando a través de la iniciativa ‘4X1 Opción de Vida’.

“Tenemos convenio con 32 universidades, públicas y privadas, quienes en su mayoría están dispuestas a subsidiar el 25% de la matrícula de cada estudiante. El gobierno Nacional, a través de Icetex, aporta otro 25% de subsidio por el semestre y al gobernación un adicional 25%. Las entidades completan el 75% del costo de la matrícula y el estudiante asume el restante 25%”, describió el gobernador.

Uno de los beneficiarios de esta propuesta es Víctor Hugo Cifuentes, un joven del norteño municipio de Topaipí, consiguió ingresar a estudiar Negocios Internacionales en la Universidad Santo Tomás a partir de ‘4X1 Opción de Vida’.

“Con mis papás vivíamos en la vereda Centro Oriente. Sentía frustración de poder cumplir mis metas por mis condiciones económicas y la lejanía de Bogotá. No podía cumplirlo porque no tenía dinero”, recuerda Cifuentes quien ahora cursa segundo semestre de su carrera profesional.

Salió del colegio en 2012, buscó oportunidades con los gobiernos locales para conseguir algún auxilio educativo y consiguió hacerse beneficiario del programa 4X1 Opción de Vida.

“El segundo semestre de 2012 entré a la Universidad Santo Tomás. Empiezo a estudiar de noche y trabajo de día para apoyar en los gastos de manutención. Uno ve los resultados a futuro; he creído que lo que sueño,  lo puedo conseguir”, añade.

Los programas se transmiten a través de la página web de la Gobernación de Cundinamarca o a través de consultas en las secretarías de educación de los municipios del departamento. “A mi familia nos cambió la vida. Mi hermano también buscó ese apoyo de la gobernación y ahora estudia Administración Pública en el Politécnico”.

Alvaro Cruz

Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca

El programa para los emprendedores e innovadores: Ceiba

El proyecto Ceiba busca formar a jóvenes cundinamarqueses en maestrías y doctorados con el propósito de que sus conocimientos sean luego aplicados para el beneficio social de sus regiones natales. La más reciente convocatoria beneficiará a 65 jóvenes talento (estudiantes de últimos semestres de pregrado), a 37 interesados en maestrías nacionales y a 13 estudiantes doctorales.

Uno de los pioneros  beneficiarios en esta propuesta fue Wilson Flores, un joven de La Mesa (Cundinamarca) que consiguió a través de Ceiba realizar una maestría luego de su carrera como Ingeniero Industrial.

“Tampoco pensaba que iba a tener oportunidades para alcanzar lo que tengo ahora. Vean lo valioso que es buscar oportunidades para que les paguen para estudiar. Ese tipo de opciones sí que son envidiables”, contó el ingeniero industrial que adelanta estudios de doctorado en Estados Unidos.

Fundación Selección Cundinamarca: el equipo de los mejores

Para los más destacados resultados de las pruebas Icfes de los colegios públicos de Cundinamarca, la Gobernación ha impulsado un programa llamado “Fundación Selección Cundinamarca”, una propuesta apoyada por el programa de responsabilidad social de la Empresa de Licores del departamento y Representaciones Continental.

Entregan becas y subsidio de sostenimiento a los estudiantes destacados como María Alejandra Cruz, una joven de20 años de edad, procedente del pequeño municipio de Supatá, en la provincia del Gualivá cundinamarqués. Actualmente estudia Jurisprudencia en la Universidad del Rosario.

“Soy una amante de la lectura. Los libros son mi mejor acompañante donde quiera que vaya”, manifiesta la joven universitaria sobre una de las claves que le permitió acceder al programa de becas.

“En 2010 me gradué como mejor bachiller académica de la Institución Educativa Departamental de Sapatá y una de las mejores del país. La Fundación cubre mi matrícula y la manutención con un subsidio de un salario mínimo mensual”.

Las oportunidades de la Fundación Cavelier Lozano

Aunque las oportunidades que brinda este programa estaban inicialmente dirigidos a familiares de funcionarios de la empresa Alquería, la Fundación Cavelier Lozano ha beneficiado a cundinamarqueses de provincias lecheras, como a Laura Espinel de Ubaté. La joven se inscribió a un proceso de selección de talentos interesados en estudiar una carrera profesional. Los requisitos eran ser de Cundinamarca, haber estudiado en un colegio público y demostrar tener las ganas de querer sacar adelante un proyecto de vida a través de la academia.

“Estaba muy nerviosa. Al ingresar a la fundación participamos en un campamento de verano que me cambió la vida. Me convirtió en una persona líder y me sirvió para confirmar lo que quería estudiar. Asistimos a varias clases de universidades para asegurarnos que nuestra opción era la correcta”, describió la joven que estudia medicina en la Universidad de los Andes.

“Aprendí que la mejor inversión que uno puede hacer para su futuro es educarse y buscar las formas para hacerlo”, aconsejó finalmente la joven al auditorio.

La Corporación Social de Cundinamarca también le da la mano

La quinta opción que ha brindado apoyo a jóvenes cundinamarqueses de escasos recursos que quieren acceder a la educación superior es la Corporación Social de Cundinamarca. La entidad brinda préstamos a funcionarios afiliados a ella y prioriza dichos créditos a quienes acrediten estar en situaciones de vulnerabilidad económica y que tengan hijos interesados en acceder a la universidad.

Luisa Fernanda Aguirre, quien actualmente es funcionaria de la Gobernación, aseguró que a través de esos apoyos consiguió finalizar su carrera de Ingeniería Ambiental en la Universidad de la Salle y obtuvo estudios de posgrado en la Universidad Externado de Colombia. Ella es de Facatativá y una de las condiciones para acceder a esos beneficios, que ella aceptó con total beneplácito, fue comprometerse a que tras obtener sus grados, trabajaría en programas sociales aplicando sus conocimientos al mejoramiento de la calidad de vida de sus comunidades.

Al concluir el evento de presentación de estos cinco programas de educación para la construcción de paz, el gobernador Álvaro Cruz insistió en que es un compromiso de su administración la ampliación de oportunidades para que los cundinamarqueses de todos los municipios tengan igualdad de condiciones para acceder a programas académicos que hasta hace algunos años parecían ser solo oportunidad de las élites capitalinas. Ahora la universidad está al alcance de todos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO