Daniel Torres, el “obrero” al que Rusia trasnocha

Daniel Torres, el “obrero” al que Rusia trasnocha

7 de marzo del 2018

Perderse de vez en cuando servirá para encontrarse con ayuda de Dios y Jesucristo. Esa filosofía de vida permanece en la cabeza de Daniel Torres siempre que ve el camino nublado. Su carrera como futbolista y vida personal ha tenido idas y venidas, algunas casi lo llevaron al abismo. Pero con fe y consciente de lograr sus sueños, retomó el camino que lo podría dirigir al Mundial de Rusia. Aunque sepa que esto no será fácil.

El 10 de agosto de 2016 pisó suelo español por primera vez con el objetivo de lograr lo que muchos jugadores anhelan: triunfar en el balompié europeo. El Alavés iba ser su nueva casa. Aún lo es.

Al principio se ganó un lugar en el equipo ibérico. Tuvo actuaciones positivas ante grandes como el Barcelona. En el medio campo era versátil, reacio e inteligente; características de un volante cinco moderno.

Sin embargo, las lesiones comenzaron a perseguirlo. Empezó a perder participación en el Alavés y en la selección.

Un día su teléfono dejó de sonar. Ya no era parte de las convocatorias del combinado nacional en las Eliminatorias rumbo a Rusia.

¿Cuál es el mayor aprendizaje que tuvo tras vivir esta situación?

“Viví meses bastante difíciles. Tuve que aceptar que ya no estaba en los planes del club y la selección. Costó entender todo”, contó el futbolista en diálogo con KienyKe.com.

Daniel vio cómo los fantasmas, esos mismos que alguna vez se le cruzaron cuando militaba en Independiente Santa Fe, querían interponerse en su camino. La fortaleza que le dio su familia fue el brazo que lo ayudó a levantarse y continuar.

“Mi esposa e hijos son todo para mí. Ellos son una gran ayuda y por eso me considero un hombre afortunado”, dijo.

La convocatoria de la ‘tricolor’ dirigida por José Pékerman está a pocos días y la esperanza del volante es ver su nombre nuevamente en el listado que le permita vestir la camiseta del país que lo vio nacer.

¿Se ve en la próxima convocatoria de la selección?

“Este comienzo de año ha sido positivo. Sirve mucho jugar a un alto rendimiento. Con mucha fe espero estar en los amistosos ante Francia y Australia, además de ir al mundial”, señaló Torres.

Perder la tranquilidad no está en los planes del deportista. Prefiere ir paso a paso y construir el camino que lo lleve a sus objetivos. En el fondo sabe que en la cancha encontrará la calma y sabiduría para regresar al combinado nacional.

Natalia Pavón, su esposa, es la mujer que decidió acompañarlo para toda la vida. Manuel y Ana Luna son el motor del matrimonio que hoy está radicado en España.

En las noches suele hablar con Natalia. La comunicación de pareja es vital pero, sobretodo, resulta fundamental para Daniel poder tener un apoyo. Finalmente es ella la que toma su mano cuando el peso de los obstáculos parece superar los hombros del jugador.

Todos los días se despierta a las 8:00 de la mañana, una hora antes de salir a los entrenamientos matutinos del Alavés. Ora, desayuna en familia, se alista y toma el auto para ir a las prácticas. Regresa a las 2:00 de la tarde para terminar la jornada en compañía de sus seres queridos. Las rutinas de Torres lo dividen entre futbolista y un hombre de familia.

“Soy bastante familiar. Recojo a mi hijo en el colegio, llego a casa para almorzar y hacer la vueltas que sean necesarias como hacer mercado. Trato de llevar una vida tranquila”.

Relación con los jugadores de la Selección Colombia

A pesar de no estar en los últimos partidos de la ‘tricolor’, Daniel nunca dejó de sentirse parte del equipo colombiano. Estuvo en el proceso y conserva una relación estrecha con varios de los futbolistas que, como él, sueñan estar en Rusia 2018.

“Tenemos un grupo en Skype y WhatsApp donde hablamos dos o tres veces por semana. Compartimos de muchas cosas y Dios. Juan Guillermo Cuadrado, Falcao García, Dávinson Sánchez, Carlos Bacca, Yerry Mina… Todos son maravillosos”, manifestó el deportista.

Por respeto a sus colegas, Torres se reserva el nombre de algunos jugadores que no han manifestado su creencia espiritual abiertamente porque lo importante es estar juntos.

La Liga de España ha recibido varios jugadores colombianos y el caso más reciente, y tal vez mediático, es el de Yerry Mina: primer jugador nacional en llegar a las filas del Barcelona.

“Mi relación con Yerry es muy buena. Lo felicité cuando supe la noticia. No es fácil llegar a un equipo que es de los mejores del mundo y por eso tiene que entender dónde está, todo es un proceso. Es un muchacho talentoso que puede llegar lejos. Ojala sea así”, comentó.

Futuro de Daniel Torres

Con 28 años lo único que anhela el jugador es tener una buena temporada con el Alavés y llegar al Mundial de Rusia. A esa ilusión se aferrará hasta el último día. Luego mirará si puede migrar a otra escuadra europea con mayor prestigio y poder pelear otros sueños como disputar competencias continentales del viejo continente.

“Espero cumplir esas metas en Europa y luego quisiera regresar al fútbol colombiano. Me gustaría terminar mi carrera en alguno de los dos equipos que me abrieron las puertas en el país: Independiente Santa Fe o Medellín. Sería una bendición”.

A menos de 100 días, a partir de hoy, para el inicio del mundial. Cada partido, cada minuto y segundo serán amigos de Daniel en su ilusión de alcanzar la cita orbital.

“Estudiante y obrero (porque aprende, trabaja y enseña de Jesucristo)“, así se describe el hombre que decidió evadir la frustración para llegar al mundial con la camiseta amarilla. El sueño desde que tiene memoria.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO