Debate sobre chuzadas se ha aplazado dos veces

Debate sobre chuzadas se ha aplazado dos veces

15 de mayo del 2013

El Senado de la República ha aplazado en dos ocasiones un debate sobre la interceptación de llamadas a periodistas y otros ciudadanos.

El senador Juan Lozano, del partido de La U, citante al debate en la Comisión Segunda, precisó que la audiencia no puede hacerse en ausencia de los funcionarios responsables del tema, como es el caso del almirante Álvaro Echandía, director de la Agencia Nacional de Inteligencia, que en las dos ocasiones en que se ha citado el debate no ha asistido alegando compromisos adquiridos con anterioridad.

Según Lozano, este debate no puede hacerse a puerta cerrada, sino que debe darse de cara a la opinión pública para que los colombianos sepan qué está haciendo el Estado para defender la seguridad nacional, la vida, y el derecho a la libertad de expresión.

De otro lado, la senadora Alexandra Moreno Piraquive, del Movimiento Mira, citó a un debate de control político al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzon; los directores de la policía, general José Roberto León Riaño, de la Unidad Nacional de Protección, Andrés Villamizar, y el Fiscal General, Eduardo Montealegre, para que le expliquen al país por qué han aumentado las amenazas a periodistas y qué se está haciendo para garantizar la seguridad de la prensa.

La senadora aseguró  que se debe redoblar la protección a los periodistas que han sido amenazados, y descartó enviarlos fuera del país como medida para garantizar su seguridad.

Juan Lozano, Kienyke

El senador Juan Lozano, del partido de La U, citó a un debate de control político para esclarecer denuncias sobre presuntas interceptaciones ilegales a periodistas.

La liberta de prensa en Colombia pasa por un momento difícil. El defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, dijo que en lo que va de 2013 se registran 33 periodistas amenazados.

Además, este mes ha registrado casos específicos en contra del ejercicio periodístico. El columnista de Semana León Valencia fue amenazado de muerte; el jefe de la unidad investigativa de la misma revista, Ricardo Calderón, sufrió un atentado a principios de mayo cerca de la base de Tolemaida; ocho periodistas de Valledupar fueron amenazados por un grupo autodenominado “anti-restitución de tierras”; el periodista Alberto Lázaro del Valle fue asesinado en Cali el 10 de mayo; y hace pocas semanas Hernán Peláez y Gustavo Álvarez Gardeazábal, cabezas del programa radial La Luciérnaga, denunciaron que sus teléfonos estaban intervenidos.

Ante esta situación el presidente Juan Manuel Santos dijo, en un foro sobre libertad de prensa de la Fiscalía General de la Nación, que su gobierno no está detrás de las interceptaciones telefónicas ni de las persecuciones a la prensa. “No tolero que digan que nosotros chuzamos periodistas o contradictores”, señaló el gobernante.