¿Hay vida en los planetas descubiertos por la Nasa?

¿Hay vida en los planetas descubiertos por la Nasa?

23 de febrero del 2017

Nunca, como en los últimos 20 años, el hombre ha avanzado tanto en comprender el Universo. Y aun así falta mucho. El más reciente descubrimiento lo anunció la NASA este miércoles: encontraron un sistema estelar con 7 planetas parecidos al nuestro.

Se llama TRAPPIST-1, y está a 40 años luz de la tierra. Si bien parece una cifra importante, comparada con las distancias que hay en el universo, de hasta miles de millones de años luz, en realidad no es mucho. ¿Podríamos llegar allá, entonces? La NASA dijo que sí. Todos los días se trabaja para ello.

Amaury Triaud, coautor del estudio, informó a la BBC que “Hemos dado en un buen blanco para buscar la eventual presencia de vida en los exoplanetas“. Un exoplaneta es aquel planeta que orbita alrededor de una estrella diferente al sol, por lo que no pertenecería al sistema solar. Según la NASA, se han encontrado poco más 3406 de estos cuerpos celestes.

Lea también Nasa publica foto de la Tierra tomada desde Marte

Fue en septiembre de 2015 cuando se hizo el  avistamiento de planetas que, a primera vista podrían tener un tamaño parecido al de la tierra. Todos orbitaban alrededor de una estrella más pequeña que el sol, más fría también, y se encontraban en lo que se llama Zona habitable, es decir, un punto del universo en el que podría haber vida.

Los descubrimientos fueron hechos por expertos de la Universidad de Lieja, en Bélgica, gracias al Telescopio Pequeño para Planetas en tránsito y Planetesimales (TRAPPIST por sus siglas en inglés), y que se encuentra en el Observatorio de La Silla, en el desierto de Atacama, en Chile.

alt NASA 2

En rueda de prensa dada este miércoles 22, expertos de la NASA dieron detalles sobre las características y, especialmente, sobre de la importancia del hecho. Todos estuvieron de acuerdo en que haber dado con ese sistema significa un “avance invaluable para la ciencia pues permitiría ver cómo y dónde se pudo haber formado vida”.

“Científicos y filósofos, por miles de años se han hecho la pregunta de si estamos solos afuera —dijo Thomas Zurbuchen, director de misiones de la NASA—. Responder una pregunta así es muy difícil, pero sin duda, ahora estamos dando pasos importantes para poder saber, por fin, si puede haber vida en otros planetas”.

Michael Gillon, astrónomo líder del proyecto,  explicó que “los planetas están muy cerca uno del otro y muy cerca de la estrella, lo que recuerda mucho a las lunas alrededor de Júpiter”.  Esto significaría que podrían existir condiciones muy parecidas a las que hemos podido ver en los planetas que giran alrededor del sol.

También le podría interesar: Música cósmica, estos son los sonidos captados por la NASA

En cuanto a los detalles del descubrimiento, la NASA explicó que lo primero que encontraron fue “un patrón  que se daba alrededor de una estrella, en torno la cual giraban siete planetas. A partir de ello, con el telescopio Jhon Webb, determinamos masa, tamaño y composición de esos planetas, lo que nos permitió deducir que eran asombrosamente parecidos a la tierra. Lo que hicimos luego, ahora con ayuda del Hubble y el Spitzer (telescopios) fue ver que otras características tendrían esos exoplanetas: buscamos agua, oxigeno, gases, además de que intentamos ver tantas características fueran posibles de ellos”, —explicó Nikole Lewis, astrónoma del Space Telescope Science Institute.

Sara Seager, profesora del MIT, y otra de las investigadoras del proyecto, concluyó que si bien el hallazgo es increíble, y “pone a volar nuestra imaginación”, no debemos apresurarnos a conjeturar sobre la posibilidad de que haya vida biológica en cualquiera de los 7 planetas de TRAPPIST-1. “Aún quedan muchas pruebas por hacer y mucho camino por recorrer. Sin embargo, es increíble que hayamos encontrado esto”.

Los hallazgos de la ciencia nos han ido develando posibilidades que apenas hace algunos años parecían irrealizables. Ideas que sólo cambian en la mente de los escritores de ciencia ficción ahora se ven cercanas, posibles. Solo el tiempo, sin embargo, dirá hasta dónde podremos llegar. Ya hoy sabemos, por ejemplo, que hay planetas parecidos al nuestro, y eso es, sin duda, un avance increíble.