20 años de la hazaña de Édgar Rentería

20 años de la hazaña de Édgar Rentería

26 de octubre del 2017

El batazo de Édgar Rentería, el 26 de octubre de 1997, lo dejó en la historia de los Marlins de la Florida por conseguir la jugada que otorgó el primer título del equipo en una Serie Mundial de béisbol. El deportista colombiano alzó sus brazos hacia el cielo y saboreó el triunfo más importante de su carrera profesional.

El juego estaba igualado con dos carreras entre los de Florida y los Indios de Cleveland. Rentería en ese entonces tenía 22 años y en sus manos no solo estaba el peso del bate, también estaba la responsabilidad de lograr la hazaña que tanto anheló su equipo a lo largo de la temporada. 

El beisbolista colombiano intentó describir la situación años después porque en ese instante no entendía la importancia del partido. Cuando sus compañeros lo abrazaron en la celebración del título, su casco salió a volar producto de la euforia que tenían él y sus compañeros.

Rentería hoy es un hombre de familia y cada vez que observa sus partidos no puede ocultar su emoción. En la pantalla ve muchos de sus ‘hits’ y cree que el esfuerzo valió la pena.

“Siempre quise que nos conocieran como grandes deportistas en béisbol y se logró. Otros aprendieron que sí se podía soñar”, dijo en varias ocasiones el barranquillero. 

La ‘Marlinsmanía’  se tomó el sur de la Florida y, además, la capital del Atlántico. Las calles de Barranquilla decidieron darle paso a los coros y las palabras de aliento para su niño, el mismo que regresó siendo una figura internacional. 

Hoy Rentería confiesa que minutos antes de salir a batear pensaba en qué hacer, en cómo actuar para que la ejecución saliera de la mejor manera. Su carrera en las Grandes Ligas dependía de un impacto que lo dejara en la órbita de los mejores beisbolistas y lo hizo con su hit histórico ante los Indios. 

¿Édgar Rentería el Manager?

El exjugador en el futuro podría ser manager de un equipo de béisbol. En la costa colombiana los jóvenes ven esta disciplina con pasión y Rentería podría ser esa mano para que otros talentos salgan al exterior y dejen en alto el nombre del país, así como él lo hizo en Estados Unidos.