Del ciclomontañismo a ganar el Tour de Francia

29 de julio del 2019

Así fue el camino de Egan Bernal para vestirse de amarillo en París.

Del ciclomontañismo a ganar el Tour de Francia

Zipaquirá y Egan Bernal tuvieron un cita con el ciclomontañismo. La fuerza, adrenalina y amor por la bicicleta fue la esencia del ‘Niño Maravilla’ que a sus 22 años se convierte en el tercer ciclista más joven en ganar el Tour de Francia.

El ciclista más joven en ganarlo fue el galo Henri Cornet con 19 años y  352 días, quien se quedó con la segunda edición del Tour de Francia en 1904; François Faber, quien ganó el Tour de 1909 con 22 años y 187 días se consagró como el segundo más joven.

Ahora, 110 años después, Bernal alza sus brazos en medio de una sonrisa tímida y unas lágrimas que se quieren escapar para expresar que el sueño se ha hecho realidad.

Egan es el primogénito de Flor Mariana Gómez y Germán Bernal y desde pequeño se enamoró de su bicicleta, uniforme y zapatillas para soñar en grande y muy lejos de su ciudad natal.

A sus ocho años Egan participó en su primera carrera y se ganó una beca que le permitió estar en una escuela de ciclismo. Bernal se centró en el ciclomontañismo bajo el acompañamiento de Fabio Rodríguez exciclista de ruta.

En el 2013 se consagró en el Campeonato Panamericano en la categoría cadete de MTB en Tucumán, Argentina. Mientras que en el 2014 obtuvo la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña en categoría júnior en Hafjell, Noruega.

Recorrió varios países sin embargo a finales del año 2015 permaneció en Europa y allí en busca de un equipo de ciclismo de ruta apareció el Androni Giocattoli-Sidermec. Gianni Savio vio en Egan a un gran proyecto deportivo y con ello a uno de los mejores ciclistas. Acertó.

Bernal firmó por cuatro temporadas con el equipo italiano junto con su compañero Iván Ramiro Sosa. Bernal en el 2016 ganó el Tour de Bihor en Rumania.

Lea también: Egan Bernal, el futuro del ciclismo en Colombia

El 2017 para Bernal fue confirmar que sus capacidades para escalar y tener buenas posiciones en las etapas llanas se vieron reflejadas en ser el campeón del Tour de Saboya (Francia) y el Tour de Sibiu (Rumania). Su adaptación del ciclomontañismo al ciclismo de ruta fue un proceso que dio resultados y el nombre de Egan comenzó a sonar más fuerte en el Tour de L’Avenir en ese mismo año.

Ver esta publicación en Instagram

Que victoria tan bonita y especial!! Gracias a TODO mi equipo que controló de inicio a fin y confió en mi. #Goforit Tour De L’avenir.

Una publicación compartida de Egan Bernal (@eganbernal) el

Egan luego de consagrarse campeón de una de las carreras más importantes para los ciclistas menores de 23 años recibió propuestas del Movistar Team, Orica Team y el Bahrain Merida pero decidió quedarse con el Sky (ahora Team Ineos) por el proyecto deportivo que le ofreció la escuadra británica.

Egan en el mejor equipo del mundo

El ‘niño maravilla’ inició el 2018 en compañía de Chris Froome su fichaje con el Team Ineos y su participación en el Tour Down Under de Australia. Allí demostró que capacidades como jefe de filas de un equipo joven que fue la prueba para grandes retos del colombiano.

Sin embargo no fue hasta que regresó al país para competir en el Campeonato de Colombia de Ciclismo en la ciudad de Medellín ganando la medalla de oro en la modalidad de contrarreloj. Además fue el campeón de la primera edición de la carrera Colombia Oro y Paz. Allí Bernal compartió podio con Nairo Quintana y Rigoberto Urán.

Su salto al Tour de Francia fue ser gregario de Geraint Thomas. En esa edición quedó en la casilla 15 de la clasificación general y con buenas sensaciones para tener mayor protagonismo en el Ineos y con ello ser una pieza fundamental para las tres Grandes Vueltas de cada temporada.

Su ritmo de carreras y participación se vio truncado por una caída masiva en la Clásica de San Sebastián en la que tuvo un trauma craneoencefálico y facial que le ocasionaron una hemorragia cerebral leve, fractura del tabique nasal y pérdida de piezas dentales. Egan posteaba en sus redes sociales su recuperación para la tranquilidad de sus seguidores y con ello su fuerza para luego decir presente en el 2019.

2019, ¿El mejor año de Egan Bernal o solo es el principio?

A principios del 2019 el Team Ineos cambió el objetivo de Egan para la temporada. Con su caída en San Sebastián ya no iría al Giro de Italia sino para el Tour de Francia. Un cambio que recordará el ciclista para siempre y que agradecerá a pesar del dolor, frustración y paciencia en la recuperación.

Su primera carrera del año fue en el Campeonato de Colombia de Ciclismo en Ruta y Contrarreloj obteniendo en esta última prueba la medalla de bronce.

En el Tour Colombia 2.1 en la que quedó en la tercera casilla y allí comenzaron más competencias como ser gregario de Michał Kwiatkowski, sin embargo demostró que está para brillar y se quedó con el campeonato de la París-Niza, una prueba que mide a los ciclistas para las otras Grandes Vueltas.

Lea también: La fuerza de Esteban Chaves para pedalear en la dificultad

Su segunda participación en el Tour de Francia fue para apoyar de nuevo a Geraint Thomas campeón del 2018. Sin embargo su papel y quedar dentro del top 10 de clasificación general hicieron que el sueño amarillo fuera cada vez más cercano.

“¡Mierda, me puedo ganar el Tour!”, fueron sus palabras cuando en la etapa 17 quedó más cerca del podio de esta carrera.

Bernal hizo lo mejor en la etapa reina que era de 208 kilómetros de recorrido. Fue tan solo un comienzo importante para el zipaquireño que no asimilaba que pudiera pelear podio en el Tour de Francia. La jornada fue neutralizada por diferentes derrumbes y situaciones climáticas que ponían en riesgo la integridad de los ciclistas. En medio de información e inconformidad de otros rivales se conoció que Egan era el nuevo líder de la carrera desplazando a Julian Alaphilippe de la maillot amarilla.

Colombia y especialmente Zipaquirá celebraron a dos etapas este logro que ya quedará en la historia del ciclismo colombiano. Víctor Hugo Peña en el 2003 y Fernando Gaviria en el 2018 también habían sido líderes del Tour de Francia. El sueño de ser el campeón de Francia era más cercano y en medio de las lágrimas, pocas palabras y una alegría que se tradujo en los abrazos de su padre y su novia Xiomara Guerrero prometió defender esa camiseta amarilla y llegar a París con ella.

Cumplió y en el paseo triunfal en París con la camiseta amarilla brilló con la sonrisa de Egan Bernal para convertirse en el nuevo campeón del Tour de Francia. El primer colombiano en hacer realidad ese sueño de tantos ciclistas nacionales que sacrifican tiempo con su familia, tienen lesiones y fracturas graves y que con su paciencia y amor por el ‘caballito de acero’ le dan alegrías al país que sigue cada detalle del Tour de Francia para decir con orgullo y júbilo: ¡Gracias Egan!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO