El bar de los Vives en la mira de la DIAN

El bar de los Vives en la mira de la DIAN

27 de julio del 2012

A no ser que algo extraordinario suceda, el próximo lunes 30 de julio las puertas del bar Gaira se cerrarán y sobre ellas se pondrá un cartel con el siguiente aviso: evasores de impuestos.

La historia es la siguiente: a finales de 2011 una comisión de la DIAN inspeccionó algunos restaurantes de renombre en Bogotá para establecer si cumplían o no con los requisitos de ley en materia de pago de impuestos. Uno de los lugares elegidos fue Café Gaira Cumbia House, uno de los más reconocidos de Bogotá, de propiedad de los hermanos Guillermo y Carlos Vives.

Después de revisar al azar la facturación, hallaron que la máquina registradora agregaba un cero y dos guiones en la parte izquierda de varias facturas, lo que consideraron una grave irregularidad. Los propietarios explicaron que se trataba de un error en uno de sus equipos, pero para los agentes de la DIAN los Vives estaban evadiendo impuestos.

Después de un tire y afloje, la DIAN decidió cerrar el establecimiento por varios días. Pero los Vives se movieron e interpusieron una acción de tutela al considerar que se estaría violando el buen nombre del reconocido restaurante.

Gaira perdió la tutela e interpuso recurso ante el Tribunal Superior de Cundinamarca, que hoy revisa el tema. Sin embargo, la DIAN siguió su proceso administrativo y consideró que se habían cumplido los tiempos. Según ha trascendido, el inminente cierre se producirá este lunes.

Carlos y Guillermo Vives
Gaira es uno de los bares más reconocidos de Bogotá, de propiedad de los hermanos Guillermo y Carlos Vives.

Los abogados de los Vives han dicho que la posición de la DIAN es “injusta y desviada” y reiteran que siempre han estado al día con sus obligaciones tributarias.

El caso de Gaira lo vivieron los propietarios del también reconocido Hard Rock Café Bogotá. La semana pasada, agentes de la DIAN instalaron en el local un gran letrero que decía “cerrado por evasión”. La sanción se basó en el mismo argumento que hoy esgrimen contra el bar de los Vives: irregularidades en la facturación. Durante toda la semana el bar estuvo cerrado y solo hasta este viernes 27 de julio volverá a abrir sus puertas. Las directivas de la reconocida firma de restaurantes instalaron un peculiar aviso, justo al lado de los sellos de la DIAN, donde argumentan que la medida fue arbitraria debido a que “(…) en una revisión de facturas se encontró una falta de datos del establecimiento”.

Lea también

“Se burlaban, me echaban huevos y maicena porque tenía los brazos y las patas largas”