“El cura más mentiroso del mundo”

“El cura más mentiroso del mundo”

12 de Septiembre del 2011

El mundo se le vino encima a Carlos Andrés Vásquez, capellán de la VIII Brigada del Ejército. Sus pecados capitales han sido revelados. Primero se supo que no cumplía de manera efectiva con sus obligaciones en el batallón Cacique Calarcá de Armenia, en Quindío, por lo cual lo sacaron de la institución.

Al sacerdote, que se ha convertido en la comidilla de ese departamento, le han salido acusaciones de grueso calibre. Se supo, por ejemplo, que cuando fue profesor de religión en un colegio de la capital de Armenia algunas alumnas lo denunciaron por abuso y acoso sexual.  Otra de las mujeres afectadas lo denunció por maltrato físico y personal, luego de que ella lo dejara el día en que se enteró de que Vásquez era cura.

Por otro lado, personas ajenas al batallón pusieron en alerta a las autoridades porque Vásquez había llegado al extremo de vestirse de militar y presentarse como tal en algunos eventos sociales. Como si todo lo anterior fuera poco, los altos mandos de la Octava Brigada también recibieron quejas del personal militar en el sentido del que el sacerdote maltrataba a  militares de bajo rango y amenazaba con trasladarlos si no seguían al pie de la letra sus órdenes.

Debido a esta cantidad de acusaciones, el obispo castrense Fabio Suescún Mutis decidió retirar al sacerdote Vásquez de todas sus actividades en las Fuerzas Militares. En la diócesis están a la espera de que monseñor Fabio Duque Jaramillo llegué de  Roma para dar de baja definitivamente al cura quien, en el Eje Cafetero, adquirió la fama  como “el cura más mentiroso del mundo”.