El destape de Germán Pabón, un Fiscal radical

El destape de Germán Pabón, un Fiscal radical

1 de junio del 2011

Hace un mes, la Universidad del Cauca, su alma mater, le hizo un homenaje al fiscal ante la Corte Suprema de Justicia Germán Pabón. En un emotivo discurso, Pabón reconstruyó su trayectoria y  reveló sus convicciones. Después le dio esta entrevista al periodista Carlos Alberto Valencia del programa Perspectivas, de la Universidad del Cauca.

Carlos Alberto Valencia:

Fiscal Germán Pabón, ¿cómo está enfrentando el tema de la corrupción en el caso del carrusel de la contratación?

Germán Pabón: Yo le voy a decir esto. Cuando uno mira de cerca lo que está ocurriendo, a uno le inquieta encontrarse frente a un Estado criminal. Un Estado que delinque todos los días.

Los delitos contra la administración pública son cometidos muchas veces, o no muchas veces,  la gran mayoría de las veces, por contratistas, no solamente de la construcción. Contratistas en otras áreas, pero siempre contratando con el Estado. La gran conclusión es que el ejercicio de la contratación pública es el ejercicio de la criminalidad diaria y permanente y la gran tristeza es la de encontrase con un estado criminal.

La fiscal Vivianne Morales posesionó a Germán Pabón como fiscal delegado ante la Corte.

C. A. V.: Qué es más preocupante, ¿lo primero o lo segundo?

G. P.: Ambas cosas.

La pregunta es ¿será que esto algún día va a parar? ¿Será que esto va a continuar?

C. A. V.: ¿Dónde cree usted que están las causas de esta corrupción? ¿Las razones de lo que nos está ocurriendo?

G. P.: Parece que la gente, bueno, mucha gente, no aprendió a vivir con lo que se gana. Esos deseos del dinero fácil, de la acumulación, de amasar fortunas rápidamente. Esto esta desenfrenado. El día que las personas, o los funcionarios públicos mejor, que tienen cargos importantes, salarios muy importantes, aprendan a vivir con lo que se ganan, esto podrá tener unas proporciones menores. Le repito, la tristeza es que este es un Estado corrupto. Eso hay que decírselo a Colombia y el mundo.
C. A. V.: Usted que ha tenido esa fortuna de estar frente a un toro, y de estar también hoy enfrentando a estos desafíos judiciales, a que le tiene más temor: ¿a pararse frente al toro o a enfrentar esta corrupción que padece el país?

G. P.: El torero nunca tiene miedo. Si el torero sintiese miedo de enfrentar al toro, jamás iría a la plaza. Los miedos se sienten por la noche.

C. A. V.: ¿Se queda entonces parado frente al toro?

G. P.: El torero está dispuesto a morir en la arena. Siempre sale a hacer el paseíllo como si fuera el último paseíllo de su vida. Sabe que puede morir en la arena, pero quiere seguir viviendo.

C. A. V.: Esta misma filosofía la aplica usted en su labor diaria.

G. P.: Totalmente. Totalmente

http://www.youtube.com/watch?v=OAyTCTKNTts

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO