El día que EE.UU y España entraron en guerra por Cuba

El día que EE.UU y España entraron en guerra por Cuba

24 de abril del 2019

Un día como hoy, 24 de abril, pero de 1898, España le declara la guerra a Estados Unidos, que le había exigido renunciar a Cuba. Los intereses de USA por quedarse con la isla eran amplios y vio la oportunidad de hacerlo, mientras los cubanos peleaban contra los españoles por su independencia.

Al siguiente día el conflicto estalla, se llamó la Guerra hispano-estadounidense y solo duró 3 meses y 17 días, dejando al final como perdedores a los españoles frente a la unión que se dio entre los rebeldes cubanos y el gobierno estadounidense. Se firmó el tratado de París, por medio del cual España entrega Filipinas a Estados Unidos, por 20 millones de dólares; con ese tratado el país del Tío Sam también se adjudicó con las islas de Puerto Rico y Guam.

Cuba se declaró independiente pero quedó bajo el dominio de Estados Unidos, que permaneció con el poder de Cuba, hasta 1902, cuando se firma la Enmienda Platt, un apéndice de la constitución cubana que pretendía darle mayor libertad a los nacionales, frente a la ocupación estadounidense.

Las diferencias entre Estados Unidos y España por Cuba empiezan cuando el país europeo rechaza las diferente propuestas económicas que USA le hacía por la isla, que llegó a ser de hasta 100 millones de dólares. Para Estados Unidos, era de interés Cuba por su fuerte valor económico, agrícola y por su ubicación estratégica.

Varios presidentes estadounidenses, entre ellos John Quincy Adams, James Polk, James Buchanan y Ulysses S. Grant le hicieron al país ibérico grandes propuestas económicas que fueron rechazadas. Estados Unidos buscó apoyar la revolución cubana y este hecho molestaba a la corona española que tildaba al país norteamericano de aprovechado.

En enero de 1898 el gobierno estadounidense envió a La Habana el acorazado de segunda clase Maine, lo que fue tildado por España como una maniobra de intimidación militar. Aunque el barco llevaba varios días en puerto, el 25 de enero del 98 una explosión destruyó el barco y esto desató la furia estadounidense. En el ataque murieron 254 marineros y dos oficiales, de los 355 tripulantes que tenía el navío.

Tres meses después, debido a las investigaciones de Estados Unidos se acusó a la corona española del hundimiento de Maine y le exigió su retiro de la isla, para que esta pudiera declarar su libertad. La repuesta de España fue la declaración de guerra. Quince años después se determinó, según investigaciones científicas, que la explosión del Maine se originó desde adentro del navío y que los españoles no tuvieron nada que ver con la destrucción del mismo.

La guerra empezó el 25 de abril en las costas de Filipinas y de Cuba. Las tropas estadounidenses no tardaron en atacar, destruyendo con facilidad las flotillas españolas. 300 mil hombres de Estados Unidos participaron en la guerra junto a 30 mil hombre cubanos, quienes se enfrentaron a un número casi igual de españoles, pero con menos armas y menos infraestructura bélica.

Las bajas por parte del ejercito de España fueron unos 62 mil hombres. mientras que el ejercito conformados por Estados Unidos y Cuba perdió unos 15 mil. A mediados de julio desde España llegó la orden de rendición, dando por terminada la guerra que inició la liberación de Cuba del yugo español para caer por muchos años más al yugo de Estados Unidos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO