El drama del padre que se infiltró en el Bronx para rescatar a su hija

El drama del padre que se infiltró en el Bronx para rescatar a su hija

27 de junio del 2016

“La vi con un bareto‘ en la boca, como le llaman ellos, pero era muy grande. Estaba muy drogada y tenía dos pistolas en la cintura“, así describe Andrés la primera vez que vio a Lina*, su hija mayor, en la intervenida zona del Bronx, donde hizo las veces de taquillera‘ (vendedora de droga).

Lea también: El habitante de calle que ayudó a acabar con el Bronx

La valentía y el inmenso amor por la adolescente fue lo que lo llevaron hasta las calles más temidas del centro de Bogotá, desalojadas por las autoridades en mayo pasado

Además le puede interesar: El inquilino más famoso de la calle del Bronx

Pasaron varias semanas para que este humilde padre de familia y Sandra, su esposa, sospecharan de las actitudes de su hija, quien para ese entonces tenía 17 años. Un día dejó de rendir en el colegio y les manifestó que quería trabajar y validar el bachillerato.

Sin imaginarse los efectos que podría ocasionar la que parecía una decisión de una joven que busca suplir sus necesidades y antojos por sus propios méritos, Lina* fue protagonista de una espeluznante historia que envolvió a su papá y a su hermana menor.

Con tristeza, la madre de Lina recuerda con lujo de detalles cómo sucedió todo.

“En ese entonces quería unos tenis caros que no le podíamos pagar y vio la posibilidad más fácil de poderlos comprar. Yo me imaginaba que ella se estaba prostituyendo pero menos eso”, contó a Cuatro Caminos.

En su afán por trabajar, Lina accedió al llamado de un ‘sayayín’, que la reclutó para vender droga del gancho ‘Homero’.

“Ya no llegaba a la casa sino después de tres o cuatro días. Llegaba drogada y borracha con otras tres o cuatro niñas”, comenta Andrés.

Aunque en prinicipio Lina acordó cumplir sus funciones de taquillera en la noche para visitar a su familia en el día, le prohibieron salir del Bronx. Para ese momento ya había caído en el mundo de la droga y había probado todo tipo de sustancias, desde la marihuana hasta el bazuco.

bronx 1

“No me daba cuenta del verdadero costo, se veía cómo le pegaban a la gente o la robaban allá adentro”, dice la joven, quien se vio entre la espada y la pared, porque aunque quiso salir del infiero, parecía tarde. La amenazaban con matar a su familia si escapaba.

Riesgo y tortura 

Andrés, quien se desempeñaba como albañil, decidió tomar una decisión desesperada pero que según dice fue la más inteligente. Un día la siguió y se internó en el Bronx para buscarla.

“Me la pasaba todo el día allá, ella me presentaba amigos, a los cabecillas que la asediaban mucho”, relata.

Entonces Andrés y Lina conocieron juntos los horrores que se experimentaban en el Bronx.

“Vi cuando descuartizaron a una persona y la echaron en una caneca con ácido”, dice el padre que semanas después se enteró de que había planes para asesinar a su hija.

Fue en ese momento cuando se gestó todo un operativo para recuperar a la adolescente, para lo cual tuvieron que capturarla. Por hallarle 40 kilos de marihuana pasó cuatro meses en una correccional.

historia-papa-bronx-C

Su papá también vio muy cerca la muerte. En el Bronx lo torturaron y le quitaron los tendones de los dedos. Los jefes de la tenebrosa calle sabían que esa era su prinicipal herramienta de trabajo. Junto con otras dos personas Andrés logró huir.

Ese no fue el único drama para esta familia de esacasos recursos que hasta hace unos años vivía en la localidad de San Cristóbal, en el sur de Bogotá. La hija de 15 años también cayó en las garras del Bronx y casi muere tras una pelea con otra de las taquilleras.

Luego de que los tres escaparan, la familia fue cobijada por el programa de Protección a Testigos de la Fiscalía. Sin embargo, tuvieron que salir de la ciudad para empezar de nuevo.

En la actualidad dicen que no están tranquilos en el sitio en el que viven, el fantasma del Bronx los persigue y les recuerda los angustiosos momentos por los que todos pasaron. Ahora ven como una opción salir del país para que ninguno corra peligro y la familia permanezca tal y como está.

*Nombre cambiado