‘El Fuicioso’, el meme que desplazó la violencia

‘El Fuicioso’, el meme que desplazó la violencia

12 de marzo del 2015

Por:@jcmentefacto

A Fabián le pasa lo del payaso. Ríe para no llorar. Por su particular risa, forma de hablar y de ser, se volvió famoso. Protagoniza memes, videos musicales y chistes. Incluso el volante de Real Madrid James Rodríguez, subió un video a sus redes sociales imitándolo. Pero lo que no sabe James ni usted, es la historia detrás de este personaje de dientes  incompletos y mirada perdida. Lea también: La historia del meme más famoso de internet

A este hombre de 32 años, le llegó la fama sin darse cuenta. Pero su historia no es tan cómica como los gestos o las palabras por las que se hizo conocer.

‘El Fuicioso’ es una víctima más de un país que lleva más de cincuenta años en guerra. Lea también: De narco a pordiosero

El Fuisioso

Nació en Ituango, municipio situado en el norte de Antioquia, epicentro de duros combates entre las FARC, el ejército y los paramilitares durante la década de los 90.

En esa región, durante años, reinó la guerrilla, ni siquiera el paramilitarismo en su época de mayor poder militar logró quitarles el territorio. En 2001 Carlos Castaño perdió una batalla contra la subversión.

“Uno veía campesinos que estaban tirando machete en un monte y al lado tenían un fusil”, dijo al portal Verdad Abierta uno de los paras que sobrevivió a ese combate que dejó al menos un centenar de muertos.

Durante décadas paramilitares y guerrilleros se disputaron el territorio para hacerse con el control de los cultivos de coca y amapola. En esa guerra cayó el papá de ‘El Fuicioso’.  Lo mató las FARC. Iván Márquez, era el comandante de los frentes guerrilleros que operaban en esa zona.

Fabián y su madre tuvieron que dejarlo todo para salvar su vida. Antes de abandonar el pueblo se separaron. Hoy no se sabe dónde está la mamá de ‘El Fuicioso’, quien recorrió en chiva los 195 kilómetros que separan a Ituango de Medellín.

Ahora más que tener plata, Fabian quiere ver a su mamá. No se quiere morir sin verla al menos una vez más. Sólo se le ve melancólico cuando la recuerda.

El canal de videos de YouTube Internautismo.com encontró a Fabián en Medellín. Además de hacerle un video  gracioso, como es la esencia de esta idea de emprendimiento creada por tres jóvenes paisas de la Universidad de Antioquia, escudriñaron en la vida de Fabián.

La canción del Fuicioso

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=XPOsyobMkaE[/youtube]

“Era lo más responsable. No solo la mamadera de gallo, también había una historia humana que valía la pena visibilizar, dijo Edwin, uno de los creativos de Internautismo en diálogo con KienyKe.com.

El equipo de Internautismo intenta ayudar a Fabián acercándolo a programas destinados a la población vulnerable.

Según le dijo a los creadores del canal de YouTube, Fabián quisiera tener un puesto de frutas en la calle. Pero por ahora no puede, sus condiciones económicas se lo impiden.

El Fuisioso

Fabián trabaja cuidando carros por los al rededores del estadio Atanasio Girardot. Cuando mejor le va, son los días que Nacional, su equipo del alma, juega.

Lo que gana cuidando carros no le alcanza. Tiene una niña de año y medio a quien debe mantener. Destina el dinero para comprarle el uniforme, los alimentos, los útiles que le piden en el jardín. Su hija vive con la mamá y la abuela en un barrio marginal de Medellín.

“Si alcanzo a comer bien, sino lo importante es que la niña coma”, dice el hombre quien no recuerda su apellido.

A Fabián la fama lo sorprende, pero le gusta. Le ha sacado provecho. Después de que se hizo famoso le dan más plata por cuidar carros.

La entrevista de la fama:  

Alguien le hizo esta entrevista a ‘Fuicioso’, la colgó en Youtube, y con ella desencadenó la fama.

– ¿Qué opina de la infidelidad?

– Yo opino que sabe qué, todo bien todo bonito, solo Nacional a morir. Sabe qué solo Nacional ¡Fuiciosos! Un 3-0 hoy con la ayuda de Dios, pidámosle al señor que solo verde a morir, somos de los mejores.

– Pero respóndeme lo de la infidelidad.

– Lo de la infidelidad, que gente más irresponsable home. Dios los bendiga amén.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=K5Ym0KLZyOE[/youtube]

Edwin señala que no es claro cuál es el origen de esta entrevista, cuyas respuestas le cambiaron la vida a Fabián.

“Él nos dice que recuerda que los que lo entrevistaron tenían una cámara grande, lo que hace pensar que no era un proyecto universitario o algo así. Seguramente la entrevista fue para un canal regional. Pero nunca salió al aire porque la respuesta a la pregunta no fue muy contundente”, dice Edwin.

De hecho la respuesta fue algo incoherente, tal vez, producto del consumo del Sacol, una especie de pegante químico que se inhala y produce alucinaciones.

El pegante lo usa Fabián, y muchos habitantes de la calle, para engañar el hambre.

Internautismo supo que Fabián ha pedido trabajo pero no le dan. Seguramente porque huele a Sacol, a mugre, a pobreza.

“La población de calle siempre es mirada por encima del hombro por todo el mundo, pero a él no le pasa eso”, seguramente es por todo lo que le pasó después de convertirse un el personaje viral que es.

“Hacer este video fue una gran enseñanza para nosotros. Ver una persona que transmite tanta alegría a pesar de tantas dificultades económicas, es muy valioso”, dijo el creativo de Internautismo en diálogo con este medio.

El Fuisioso

Fabián, que llegó hace seis años a Medellín, dice que no es capaz de robar. “Sabe lo difícil que es conseguir cualquier peso, y que por eso no es capaz de robar, prefiere trabajar”.

Internautismo, el canal de YouTube que mostró la historia de Fabián, está conformado por Angie Peláez, la productora, Pablo Pavón y Edwin Mejía, creativos.

“Nos dio por participar en los Hetores y subimos el video del ‘marihuanero’ a  internet. Ese video tuvo mucha acogida en toda la ciudad y el país, cosa que no era nuestra primera intención, solo queríamos compartirlo con amigos y familia, entonces dejamos de hacer el programa de radio (que no le iba muy bien) y empezamos a hacer videos de humor que nos gustaba  incluso desde la Universidad”, dice Edwin.

Hoy los jóvenes viven de su hobbie.

Mientras tanto Fabián cuida carros, consume Sacol y sueña. Disfruta de la fama. Se divierte cuando todo el mundo le pide fotos o canta la canción de ‘El Fuicioso’, pero en el fondo, cuando no está en el viaje de la droga, solo quiere algo: volver a ver a su mamá.