El drama de una pareja del mismo sexo que conmovió a Medellín

El drama de una pareja del mismo sexo que conmovió a Medellín

12 de Abril del 2016

La pareja del mismo sexo: Mónica Picón y Betsy Ocampo, se convirtieron en madres hace dos meses de una hermosa bebé a quien llamaron Luana Mónica. A la pequeña, que nació el pasado seis de febrero, le diagnosticaron un tumor cerebral que compromete todo su cuerpo y la tiene entre la vida y la muerte.

“Estábamos las tres en casa cuando de repente Luana comenzó  a llorar y cuando la volteamos a ver se le había caído el parpado de su ojo izquierdo, inmediatamente corrimos al hospital”, cuenta Mónica, expesista de la Selección Colombia y entrenadora de halterofilia en Antioquia.

Lea también: Se destapa el estilista Humberto Quevedo: “No me hizo falta la ley para adoptar a mi hijo”

La menor fue remitida al hospital Pablo Tobón Uribe. Después de muchos exámenes los especialistas entregaron un diagnostico poco esperanzador.

“Es un tumor que nació con Luana que compromete estructuras del tallo cerebral, es agresivo y congénito. La operación es de alto riesgo si se tiene en cuenta que una intervención en el tallo celebral puede comprometer funciones básicas como hablar, caminar, respirar, tragar y cuando se tocan estas estructuras con un tumor el paciente posiblemente quede como un vegetal”, dijo a KienyKe.com Lina María Quiroz, medica pediatra que ha seguido el caso desde el principio.

Pese al oscuro panorama, la pareja decidió consultar una segunda opinión.  El especialista Maximiliano Páez Novoa dio el sí.

Un-si-c

Para conseguir lo que falta avanza una intensa campaña por redes sociales: #UnSiParaLuana.

Todo estaba listo. Luana seria operada este viernes 15 de abril, pero otro especialista Eduardo Cortes, del Hospital San Vicente Fundación coincide con el primer diagnóstico y agrega que por Luana ser tan pequeña la posibilidad de que sobreviva es escasa y cree que de quedar viva sufriría y crecería como un vegetal.

En exclusiva la pareja le cuenta a KienyKe.com que no van a operar a su hija, pues más allá de quererla verla viva, la quieren ver bien y no soportarían vivir viendo a su pequeña en una cama. Así que por un acto de amor a su más hermoso ser, pasaran los días junto a ella hasta que Dios se las preste. Por parte del hospital Pablo Tobón Uribe, la paciente recibirá atención hasta el último momento al igual que sus padres.

¿Qué pasara con los 40 millones recaudados?

Once  millones en la cuenta nacional y 2.000 dólares en la internacional es lo que estas mujeres tienen y que por supuesto quieren devolver, “solo les pedimos sinceridad y que quién nos colaboró nos lo haga saber con los comprobantes para hacerle la devolución del dinero, también pensamos ir al banco para acelerar el proceso”

Por otro lado, ellas sueñan con ayudar a niños que hayan nacido con la discapacidad de Luana pero que por diferentes motivos tengan más oportunidades de vida. “Les pedimos a los donantes que quién pueda dejar la donación, nosotras la invertiremos en las diferentes fundaciones que hay para lo niños con tumores cerebrales”

Por último la pareja agradece con todo el corazón la ayuda no solo económica sino emocional que recibieron y advierten que este sigue siendo #UnSiParaLuana.