El mundo del LEGO encanta a Bogotá

El mundo del LEGO encanta a Bogotá

19 de Marzo del 2017

Hay lugares y momentos en los que está mal visto que un adulto se comporte como un niño. Y es normal. Está bien. Hay otros, sin embargo, que se prestan para que uno, independientemente de la edad,  vuelva, feliz y sin miedo, a sus mejores días de infancia. El LEGO Fun Fest es ese lugar.

Aparentemente está pensado, diseñado y hecho para niños. Y puede que sí, que sean ellos los que más se divierta allá. No está descontado, sin embargo, contemplar que la oportunidad de que todos, grandes y pequeños pasen un momento jugando con los mágicos ladrillitos.

La historia de LEGO se remite a 1932, cuando el danés Ole Kirk Christiansen, carpintero humilde, empezó a diseñar juguetes luego de que se quemara su fábrica de muebles. Los juguetes, carritos, patos, aviones, eran populares pero no se vendían bien.

Entonces a Christiansen se le ocurrió que lo que su empresa necesitaba para crecer era una identidad, una marca. Tomando las dos primeras letras de Leg y godt que significan, en danés “jugar bien” formó la palabra Lego.

En 1949, en una feria, encontró una maquina modeladora de plástico que le dio la idea de los ladrillos intercambiables. El primer set de LEGO salió en 1955. Se llamaba “Ladrillos de enlace automático.  El éxito fue inmediato. Con los años fue mejorando la tecnología de ensamble y la flexibilidad, hasta que en 1959 se exportaba a otros países de Europa, por lo que se hizo necesario ampliar la fábrica y llevarla a otros países.

Foto: Natalia Rivera

Foto: Natalia Rivera

Durante los 60 se expandió el negocio a América, empezando por Canadá. LEGO ya era reconocido en todo el mundo.  Y la empresa seguía mejorando en la fabricación de los ladrillos, implementando técnicas que los hacían más flexibles, más resistentes, y que permitían un mejor ensamble.

Van más de 80 años de historia de LEGO. Desde mediados del siglo XX su vigencia se ha mantenido, y generaciones enteras han crecido y jugado con ellos. En la actualidad comparte con otras franquicias famosas como Harry Potter, Star Wars, Batman, entre otros, lo que hace que la recepción del público sea mayor.

El LEGO Fun Fest

“Organizado por Corferias, el LEGO Fun Fest ha estado presente en otros países del mundo, reuniendo a todas las generaciones en un mismo lugar. Un espacio donde los más chicos de la casa disfrutan en familia de una experiencia llena de diversión y creatividad”, explican los organizadores del evento.

La experiencia tiene varias estaciones, 16 en total. En cada una es posible hacer algo diferente. En la primera, por ejemplo, hay una piscina de Ladrillos en las que todos pueden armar libremente lo que quieran. Luego hay otra llamada Zona de desafíos LEGO clasic. Aquí, en familia, se compite realizando distintas figuras.

Foto: Natalia Rivera

Foto: Natalia Rivera

Una tercera zona es la de LEGO City, en la que se pueden construir carros, edificios y otras de las tantas cosas que se pueden ver en la ciudad. En otra estación es posible, con pequeñas figuras, hacer dibujos pixelados. Aquí podría salir el artista que todos, grandes y pequeños, tenemos dentro. También es posible, en otro espacio del recorrido, dedicado a la saga de Star Wars, en el que se debe construir el Tie Fighter o el First Order Storm Tropper.

Hay espacio para las fotografías, y tienda LEGO donde se consiguen todos los productos de la marca. Por todo el Gran Salón, el visitante se va a encontrar con los imponentes diseños de las franquicias:

hay un Batman, Un Jocker, un Joda, un Storn Trooper, además de una jirafa, un león, un cocodrilo, un perro, todos hechos con Legos.

“La percepción de la gente siempre es positiva alrededor de la marca. Solamente desarrollar la imaginación, tanto para los niños como los padres es positivo y como libremente desarrollan sus propias ideas, eso hace que sea más divertido”, dijo a Kienyke.com Andrea Rojas, gerente de mercadeo de LEGO.

“Cuando veo a un adulto portándose como un niño, personalmente me enternezco, y pienso que estamos haciendo bien las cosas.

Ver que el padre se vuelve un niño y así puede crear libremente con su hijo y tener otro tipo de comunicación que no tienen, de pronto, al jugar con otros juguetes, y eso es súper chévere porque el trabajo en equipo, en familia, es fundamental”.

alt Lego

Foto: Natalia Rivera

El LEGO Fun Festa estará en Bogotá entre 18 de marzo y el 12 de abril. El costo de las entradas es, entre semana de $10 mil niños y $12 mil adultos. Irá de 8 am a 7 pm. Los fines de semana, costará $22 mil los adultos y $18 mil los niños. Por cuestión de aforo tendrá dos franjas horarias: de 8 am a  1 pm, y de 2.30 pm a 730 pm.

Si lo que se quiere es jugar, pasar un buen rato, divertirse como un niño, y con ellos, dejar volar la imaginación, el LEGO Fun Fest es una muy buena opción.