El marido que nunca le pegaría a Liliana Rendón

El marido que nunca le pegaría a Liliana Rendón

10 de Agosto del 2011

Jairo Moreno, el marido de la senadora Liliana Rendón, es el director de sistemas de Leonisa en Medellín y pasa su vida entre computadores. Tiene dos hijas con la senadora, María José y Salomé. Prefiere no enterarse de la ajetreada vida política de su esposa y se entretiene tocando la guitarra en el trío de música andina Martín Rendón. Así, interpretando románticas canciones, enamoró a Liliana hace 20 años. El trío sigue amenizando reuniones familiares en su natal Ituango, donde Rendón es considerada una de sus hijas ilustres.

Moreno es tan prudente que ni siquiera se molestó el día que El Espectador reveló aquella conversación vía Blackberry, atrevida para muchos, entre el exministro de agricultura Andrés Felipe Arias y el secretario General de la Presidencia, Bernardo Moreno, para intentar ganarse el voto de la senadora Rendón para la aprobación del referendo reeleccionista. Arias le dijo a  Moreno: “Me va tocar caer en estrategias bajas por Uribe”. La exviceministra del Interior María Isabel Nieto intervino en el diálogo y le envió por Blackberry el siguiente mensaje: “¿Poniendo los cachos con ‘la mona’?”.  Arias respondió: “Me va a tocar. HP. No la convence nadie!”.

La discreción de Jairo Moreno parece ser a prueba de todo. Maneja una prudente distancia con la vida pública. No ocurre así con otros miembros de su familia, como su hermano Hernán Moreno, quien desde 2009 es el gerencia el proyecto Desarrollo Vial del Aburrá Norte, una concesión vial que depende del gobierno nacional en asocio con el  departamental, cuya cabeza es el gobernador Luis Alfredo Ramos, jefe político de Liliana Rendón, la obra se conoce como la doble calzada Bello-Hatillo. Tiene dos peajes, Copacabana y Girardota, con un importante tránsito de carga pesada que la hacen una vía muy rentable. Daniel Rendón, hermano de la senadora, también trabajo con el gobernador Ramos como director del DAPAD, entidad encargada de atender los desastres del departamento.

Quienes conocen a Jairo Moreno, le dan razón a la expresión de Liliana Rendón que tanto impacto ha causado: “Si mi marido me casca, fue porque me lo busqué”. Porque lo más seguro es que él jamás la tocará, ni con el pétalo de una rosa, como dice el adagio popular.

Tocar música Andina en el Trio Martín Rendón es el pasatiempos de Jairo Moreno, el marido de Liliana Rendón.