El mensaje de los Nobel de Paz en el OYW

4 de octubre del 2017

Kofi Annan, Muhammad Yunus y Tawakkol Karman participaron

One Young World

El país que durante décadas vivió la guerra hoy recibe a miles de jóvenes para hablar de sueños, emprendimiento, inspiración y paz. Por eso, en la inauguración del One Young World 2017 tres grandes personalidades acudieron para dar un mensaje a los colombianos y todo el mundo.

Se trata de Kofi Annan, el profesor Muhammad Yunus y Tawakkol Karman. Todos ellos ganadores del Premio Nobel de Paz y, por lo tanto, los más indicados para abrir un evento de esta categoría.

Unieron sus voces ante jóvenes provenientes de 194 países, que escucharon con atención cada detalle, cada palabra, cada sonido.

Con ojos y oídos abiertos, algunos incluso con cámara en mano, para tener siempre presente el recuerdo de este evento tan importante.

El exsecretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, fue uno de los más esperados por los jóvenes. Ganador del Nobel en el 2001. En esta ocasión aprovechó para hablar acerca de las responsabilidades de las nuevas generaciones para la construcción de un mundo mejor:

“Siempre he creído que sí es posible cambiar para mejorar. Cuando asisto a One Young World me siento inspirado por la pasión de los jóvenes. Necesitamos toda su energía para hacerle frente a todos los problemas que el mundo enfrenta”.

Para el ghanés, uno de los principales retos en la actualidad, que será incluso más importante con el paso del tiempo, es cambio climático.

Recordó su papel en las Naciones Unidos, pero aseguró que su rol no será tan significativo como el de los nuevos líderes.

Annan dio un mensaje de ánimo a los nuevos líderes, y les recordó su responsabilidad con el mundo: “Vamos a aprender los unos de los otros. Ese es un paso necesario para ser líderes. Un buen líder es un buen seguidor. Ustedes tienen la oportunidad de convertirse en los líderes que necesitamos que sean. Confiamos en ustedes”.

Por su parte, Muhammad Yunus, el único consejero del OYW que ha estado presente en todas las ediciones de la cumbre, animó a los asistentes a soñar:

“Yo los miro y siento esperanza de que a pesar de todos los problemas que nos rodean podemos crear un mundo en el que podemos vivir. Solamente tienen que soñar ese mundo. Si se lo imaginan, ese mundo sí sucederá”.

Yunus, que ganó el Nobel por su trabajo por su ayuda a millones de personas de bajos recursos, permitiéndoles acceder a capital para emprender negocios sociales, resaltó las ventajas de esta nueva generación:

“Ustedes son la generación más poderosa de la historia de la humanidad. llegaron con todo el poder de la tecnología. Si ustedes logran que esta se vuelva acciones, podrán crear un mejor futuro. Deben sentir que tienen el poder. Si se aseguran de utilizarlo, nada de esto se va a perder. no lo usen para cosas sencillas, sino para las que son realmente importantes”.

“Cero pobreza, cero desempleo y cero emisión de carbono”, concluyó.

Por último, estuvo presente Tawakkol Karman, Nobel de Paz en el 2011 por su batalla no violenta a favor de la seguridad de las mujeres en África. Destacó el papel que tienen los jóvenes en generar una cultura de paz alrededor del mundo.

“Los jóvenes siempre han estado en el corazón de las grandes transformaciones. Son las fuerzas que impulsan los movimientos del cambio. Son el pilar de la paz y el desarrollo. Deben ser vistos como constructores y garantes de la paz y el desarrollo sostenible. La paz solo se alcanza si los jóvenes hacen parte de ese proceso”.

“Pueden luchar contra la corrupción, el racismo, la dictadura, el terrorismo, la cultura de la guerra, el odio, el aislamiento y la marginalización”, añadió Karman.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO