La fractura que llevó a ‘El Mindo’ a la cima digital

29 de agosto del 2018

Hay episodios en la vida que parecen apretar, no dar respiro y cerrar la puerta de oportunidades que muchas veces solo significan un tropiezo para la llegada de algo nuevo. Vestido con un saco de capota morada, jeans gris y zapatos del mismo color, toma un café con su mano izquierda. Sus gafas grandes color […]

La fractura que llevó a ‘El Mindo’ a la cima digital

Hay episodios en la vida que parecen apretar, no dar respiro y cerrar la puerta de oportunidades que muchas veces solo significan un tropiezo para la llegada de algo nuevo.

Vestido con un saco de capota morada, jeans gris y zapatos del mismo color, toma un café con su mano izquierda. Sus gafas grandes color beige dejan ver los ojos de un hombre que encontró en los videos un escape a lo que pudo ser el peor momento de su vida.

Una fractura de peroné en un partido de fútbol hace cuatro años dejó a ‘El Mindo’ acostado en una cama sin saber qué sería de su futuro. Se desempeñaba como asesor de comunicaciones en el Banco de Occidente, cargo que atrapó en el difícil mercado laboral, gracias a su infinita hambre de emprender y aplicar lo que había aprendido como comunicador organizacional de la Universidad Javeriana.

Con 29 años de vida mira hacia el pasado con tranquilidad. Podría estar de corbata con un horario de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y atravesando la ciudad de Cali, su amada Cali, para tener una rutina como la de cualquier oficinista. Sin embargo, decidió arriesgarse, aún temiendo caer en un vacío fuera del confort, para encontrar en un iPhone 5 la posibilidad de expresarse, de ser él, de grabar las costumbres de la región y un país. Con sus dientes blancos ríe como lo hacen millones de colombianos.

“Todo ocurrió muy rápido. De las debilidades hay que encontrar las fortalezas. En ese momento las redes sociales estaban en auge. Veía mucha televisión pero había nuevas tendencias. En ese momento Instagram innovó con la plataforma de videos y ahí comencé”, dice a KienyKe.com un sereno Armando Ortiz, el hombre creador del fenómeno ‘El Mindo’.

Entrevista con El Mindo

No se empalaga de fama. Creció en el sur de Cali en un barrio estrato cuatro en el amor de una familia que siempre lo apoyó. Sus amigos son los mismos, aquellos con los que iba a patear una pelota de fútbol. Solo le importaba ser feliz. Jugaba de lateral y corría ensimismado para atravesar la cancha. Probó en varias escuelas para ser jugador. Pero la vida le tenía otro camino. Lo entendió con el paso de los años.

Armando es consciente de su éxito. Un día puede estar comiendo perro caliente en la capital del Valle y al otro puede estar en Miami o Rusia, como le sucedió hace unos meses para disfrutar del mundial.

“Nunca pensé estar en un mundial. Pensaba que por mucho podría llenar el álbum y se hizo realidad. Soy agradecido con todo lo que sucede”, dice Ortiz mientras toma otro sorbo de café.

En el hotel en Rusia se encerró para jugar Nintendo. Pasaría la noche, una más, al frente de una consola y un televisor. Sin embargo, esta sería distinta.

La Selección Colombia se hospedaba en el mismo recinto y James Rodríguez se comunicó con él. Sus videos han hecho que lo conozcan en todo el país. “¿Qué haces?”, le preguntó el futbolista a lo que el influenciador le respondió: “Juego Nintendo”. El ‘diez’ de la ‘tricolor’ se dirigió al cuarto del caleño y jugaron por 60 minutos. En esos momentos eran dos hombres que reían y hablaban de cosas locas de la vida, esas que suceden en un parpadeo.

“Fue un momento agradable con James. Subimos la foto y tuvimos muchos comentarios. Diego Maradona me invitó incluso a un partido pero yo tenía el vuelo el día anterior. Son cosas inexplicables”.

Resulta complejo imaginar el futuro y esa es la razón que tiene a ‘El Mindo’ sonriente y feliz. Asiste a eventos de marcas, conferencias y trabaja en su empresa de influenciadores digitales.

La vida le cambió pero sigue con los pies en la tierra. Sabe que un pensamiento negativo lo habría alejado de todo lo que ha obtenido con el sudor de la frente. Es un soñador de los que atraviesa barreras para demostrar que lo imposible solo tarda un poco más.

“Mi mamá siempre ha sido un apoyo muy importante para mí. Incluso los que me siguen la ven en los videos. Mi papá tenía otra doctrina y ahora todos están felices. En un principio fue algo extraño y sin pretensiones. Y así sucedió todo”, señala.

Toma su celular con recurrencía, abre WhatsApp, Instagram y mira que hay de nuevo en la red. Sube historias en las plataformas y no le niega la palabra a las personas que lo saludan. La gente lo reconoce y le pide fotos. Él propone la ‘selfie’ porque le gusta y puede sonreír con libertad. Es un caleño que vio en la risa su forma de vida.

“Me gusta mostrar la idiosincrasia caleña y colombiana. Todo puede ser chistoso y positivo si se muestra como debe ser. Las cosas tienen una cara buena y me aferro a esa idea”, sostiene.

¿Cómo es la rutina para subir videos a Instagram?

“Grabo notas de voz y luego hago los videos. Inició con el “papi” si es algo casual o me pongo ropa en el pelo si hago de ‘El Mindiva’, mi rol de mujer para llevar a cabo las piezas. Pueden ser solo o con otras personas. He tenido la oportunidad de trabajar con Sebastián Villalobos, Taliana Vargas y muchas otras personas que, al igual que yo, buscan reír”.

Armando Ortiz hizo de ‘El Mindo’ un personaje único con, hasta el momento, un millón y medio de seguidores en Instagram. No tiene sueños por cumplir, porque su máximo sueño es respirar y sentirse vivo para ver con sus ojos negros esas cosas que la vida tiene preparadas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO