El nuevo oficio de los perros abandonados en Medellín

21 de julio del 2017

Los animales rescatados por el Centro de Bienestar Animal La Perla ayudarán a sanar a las personas por medio de terapias.

El nuevo oficio de los perros abandonados en Medellín

Foto: @fundacion.instintos

Hace algunos meses, un pequeño experimento con cerca de 30 jóvenes de ‘La Acogida’, el Centro de Internamiento Preventivo para menores infractores en Medellín, fue la oportunidad para demostrar el potencial de la terapia asistida con perros entre población vulnerable de la ciudad.

Sara Jaramillo, veterinaria y directora de la Fundación Instintos, le contó a kienyke.com que llevaron a sus ocho perros a trabajar con los muchachos en un escenario bastante complicado. Apenas tres días antes las autoridades habían intervenido el lugar para suspender las agresiones entre los internos y, por la tensión, Bienestar Familiar sugirió no hacer el trabajo.

Pero insistieron y lograron con el apoyo de la Secretaría de la Juventud que, pese a sus diferencias, los chicos trabajaran unidos para supuestamente adiestrar a los animales.

Jaramillo comentó que no les contaron a los jóvenes que ese era un ejercicio de terapia, sino que los invitaron a aportarle algo a la sociedad ayudando en el proceso de rehabilitación de los caninos que más adelante serían usados para ayudar a adultos mayores y a personas con algún tipo de discapacidad.

“Chicos que no se podían ver trabajaron una hora mezclados, sin importar sus bandos. Jugaron, hablaron, disfrutaron de los animales, aprendieron de comunicación y les hicieron a los perros una canción de agradecimiento al final”, narró la experta.

Esa pequeña prueba piloto y semejantes resultados fueron los insumos que dieron pie a la política pública de intervenciones y terapia asistida con animales que fue aprobada el pasado 16 de julio por el Concejo de Medellín.

Con ella, además de beneficiar a ocho grupos poblacionales que reciben atención por medio de programas de diversas secretarías de la Alcaldía, se buscará favorecer la adoptabilidad de los más de 300 perros que hoy se encuentran en el Centro de Bienestar Animal La Perla, que serán adiestrados para acompañar las terapias.

La política, vinculante con ésta y las entrantes administraciones municipales, convierte a la capital antioqueña en la primera ciudad en darle un nuevo oficio a los animales que han sido abandonados y buscan un nuevo hogar y, de paso, aportan a la recuperación de personas en estado de vulnerabilidad.

“Los beneficios saltan a la vista”

Álvaro Múnera, más conocido como el concejal de los animales, fue uno de los proponentes de esta iniciativa. Asegura que con este proyecto la ciudad vuelve a ser ejemplo en bienestar animal.

“Medellín tiene una plataforma de atención a la fauna doméstica de las mejores en el mundo pero existe una población muy alta de perros abandonados, algunos de difícil adopción, que al ser usados en las terapias tendrán otra vitrina para que encuentren un hogar”, manifestó el funcionario a este medio.

Además, añadió: “Les vamos a dar a estos perritos una actividad que realizar y con eso vamos a beneficiar a muchos grupos poblacionales que reciben atención por medio de las secretarías de Inclusión Social, Juventud, Educación y Salud: personas con alguna discapacidad, adultos mayores, personas en rehabilitación, víctimas y victimarios de acoso escolar, menores infractores, personas privadas de la libertad y mujeres víctimas de agresiones sexuales”.

“Esto se va a convertir en una oportunidad espectacular para la adopción, porque mostramos lo que los animales pueden enseñar y ofrecer. Las personas se pueden enamorar de los animales y los adoptan”Concejal Álvaro Múnera.

El siguiente paso es empezar el proceso de adiestramiento de los animales, para que puedan participar en las terapias. Además se hará un congreso internacional en octubre, en asocio con la Universidad CES y la Fundación Instintos, para que los funcionarios vinculados a los distintos programas de la Alcaldía aprendan cómo involucrar a los perros en sus procesos de intervención.

Para ello, se destinaron 100 millones de pesos que serán el capital inicial para que los caninos puedan iniciar sus labores en 2018. 

Los animales disfrutarán la terapia

No serán obligados, los perros que hagan parte de las actividades con las personas que requieren la terapia participarán de ellas por gusto. Por eso se requiere un primer proceso de selección y adiestramiento de los animales.

Sara Jaramillo y su fundación, que tiene más de tres años de experiencia con intervenciones y terapias asistidas con perros, afirmó que todo parte del bienestar animal.

“Creemos fuertemente que la estrategia de demostrar el beneficio de la acción con animales de compañía es lo que nos va a ayudar a trabajar por sus derechos”, manifestó.

Además, gracias a su experiencia, han podido detectar que trabajar con caninos que han pasado por procesos difíciles o vienen de un proceso de rehabilitación, genera mayor empatía con los usuarios. Y esa es la clave para que la terapia sea exitosa.

“Los usuarios se ven reflejados en el caso o situación del animal que también estuvo bajo condiciones de vulneración o vulnerabilidad”Sara Jaramillo

Para lograr el resultado esperado: que corra el voz a voz de que hay perros adiestrados, que ayudan a las personas y que pueden ser adoptados, se requiere hacer primero una selección y entrenamiento.

Por eso, la veterinaria explicó que no todos pueden ser perros de terapia asistida. “Tienen que tener unas características y adiestramiento específico. Lo principal es que el animal disfrute del proceso porque cuando se convierte en una actividad obligada, el principio de la terapia se anula. Si el perro está feliz y activo, lo mismo generará en la persona que está ayudando”, señaló.

De acuerdo con su experiencia, el trabajo con animales mejora la autoestima, la comunicación y la salud. En un proyecto piloto con ancianos, por ejemplo, los abuelos vuelven a sonreía, a sentir ganas de vivir y se sienten acompañados.

Este, entonces, será la nueva labor de los perritos abandonados. Mientras buscan un hogar, serán los aliados para ayudar en los procesos de recuperación de las personas que más lo necesitan.

Un ejemplo de la terapia asistida con perros

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO