El oscuro expediente del interprete del funeral de Mandela

El oscuro expediente del interprete del funeral de Mandela

13 de diciembre del 2013

La cadena de televisión sudafricana eNCA reveló el oscuro expediente de Thamsanqa Jantjie, el falso interprete de lenguaje de signos que protagonizó un escándalo en el funeral de Nelson Mandela.

Ver también: Postales memorables del funeral de Mandela

De acuerdo con el medio comunicación, Thamsanqa Jantjie acumula una larga cadena de delitos que no ha podido enfrentar por cuenta de sus supuestos problemas mentales, dichos problemas han impedido que la justicia actúe contra este hombre de 34 años. Leer también: Falso intérprete en el funeral de Mandela

Thamsanqa Jantjie, Traductor funeral de Nelson Mandela

Violación en 1994, robo y asalto a domicilios en 1995 y 1997, secuestro en 2003 y asesinato en el mismo año, son los delitos que figuran en el prontuario del sujeto que argumentó su farsa en el funeral de Madiba con un supuesto episodio de esquizofrenia que lo distrajo durante las traducciones de los jefes de Estado que participaron en el oficio religioso. Ver video del show del falso interprete

Sobre el avance de las investigaciones judiciales contra Jantjie se extiende un grueso manto de duda.

Hoy por hoy no es claro si el hombre ha cumplido condena alguna por los delitos de los que es señalado; se sabe que fue absuelto de una acusación que también se le hizo por violación, sin embargo, fue declarado culpable de robo y condenado a tres años de prisión, aunque no está claro si cumplió la condena.

eNCA explica el intento de asesinato y el secuestro del que fue acusado junto a otras personas en 2003 fue remitido al Tribunal Superior de Gauteng en 2004 y concluyó en noviembre de 2006, aunque el expediente judicial está vacío.

A su turno, el ministro de Arte y Cultura sudafricano, Paul Mashatile, informó hoy por su parte de que el Gobierno planea regular la profesión de intérprete con una nueva ley que se aprobará en 2014.

“Pedimos disculpas al colectivo de sordos y a todos los sudafricanos por cualquier ofensa que haya podido sufrir”, dijo en un comunicado difundido por el Ejecutivo.