El padre de James Rodríguez confiesa que pidió perdón a su hijo

El padre de James Rodríguez confiesa que pidió perdón a su hijo

23 de julio del 2014

El padre del jugador James Rodríguez -Wilson James- le pidió perdón a su hijo hace algunos meses por haberlo “descuidado” unos años y celebró su buen corazón. Se han visto varias veces y aunque la relación no es muy estrecha, no hay rencores.

James el viejo, como se ha contado, se separó de su esposa, María del Pilar Rubio, cuando el niño tenía 5 años y los dejó a su suerte. Se conocieron en Cúcuta cuando él fue jugador del equipo local. Después perdió el puesto y tomó otros rumbos, incluyendo la conformación de otro hogar. Hoy es técnico de selecciones inferiores en Envigado.

“Yo soy de acá, nací en Quindío pero me crié aquí en Antioquia, jugué todo el tiempo acá, estudié en Bello y más que nada me considero paisa.”

¿Por qué James nace en Cúcuta?

Porque yo jugaba allá, en ese momento estaba en el Cúcuta Deportivo.

¿Cómo es la relación con su hijo?

Muy bien, lo que pasa es que hay mucho comentario por ahí pero la situación es normal. Estuve en su apartamento y hablamos mucho, entre padre e hijo, más que de fútbol. Obviamente que pasaron cosas en la vida pero la gente no entiende. Estoy tranquilo, tengo la frente en alto, tengo buena relación con mi hijo y eso es lo importante.

Lea también: Conozca a Daniela Ospina, la esposa de James

Lea también: James contra la maldición del 10 en Real Madrid

¿Cuánto tiempo vivió usted con él?

Viví con él hasta los cinco años y medio, después nos volvemos a ver ya en el Envigado cuando vino al Pony Fútbol. De ahí en adelante empezamos nuevamente a hablar como papá e hijo.

¿El primer contacto con el balón que tuvo James fue bajo su tutelaje?

Son los genes. Eso nace con uno. James era inquieto con el balón desde sus primeros años.

Pero ¿lo guió en los primeros tiempos?

No, la verdad no. Estuve pendiente pero no fue así.

Papa James Rodriguez

James y su padre.

¿Cómo se la han llevado con la mamá de James?

Son cosas que pasan en la vida de pareja. Un día nos separamos y cada quien tomó su camino, pero yo seguía preguntando por mi hijo.

El hecho de no hacer presencia diaria no significaba despreocupación total. Creo que todos cometemos errores, yo los cometí, pero eso es el pasado.

¿Pero usted nunca lo desatendió económicamente?

Hubo problemas un tiempo cuando me retiré del fútbol, algo entendible. Eso ya se cuadró, ya se habló. A James le pedí disculpas, le pedí perdón porque uno es humano, normal, y él entiende las cosas.

Eso pasó y gracias a Dios hoy hablamos bien, tenemos una buena relación. Lo importante es que uno siempre hace fuerza para que le vaya bien a los hijos y yo me alegro por los éxitos de James.

Lea también: Matoneo a James Rodríguez en las redes sociales

¿Estuvo usted en el fútbol competitivo?

Sí señor, jugué profesional en Tolima, Cúcuta, Cali, Envigado, Selección Colombia juvenil, y ahora estoy vinculado con el Envigado Fútbol Club como director técnico.

¿Es zurdo también?

No, derecho, yo era derecho.

¿Y en qué posición jugó?

Jugaba también de “10” o de volante por la derecha.

¿Cuál es el momento clave cuando James Rodríguez logra consolidar su perfil, en qué equipo y a qué edad?

Creo que la mejor decisión que tuvo James fue haberse ido para Argentina, fue un momento decisivo porque en Argentina se trabaja mucho la parte dinámica, la parte física, él necesitaba ese cambio, que le dio mucho. A partir de ahí, gracias a Dios, todo le comenzó a salir mejor y a donde ha ido le ha ido bien.

¿Cuál es la persona clave en la vida futbolística de James Rodríguez?

Eso hay que reconocerlo, la mamá. La mamá estuvo en todas partes con él, de arriba para abajo. La mamá es la que tiene que ganarse todos los aplausos.

Pilar mama James

El diez de la Selección Colombia y su mamá.

¿La relación entre usted y la mamá de James cómo es hoy?

Normal, charlamos, hablamos, creo que ya lo que pasó pasó. Cuando nos vemos siempre hemos estado los tres y nuestro diálogo es común y corriente.

¿Conformó otra familia?

Sí, tengo otra familia, tengo la niña mayor que está en Estados Unidos, la niña menor es patinadora, tiene 12 añitos, aquí la tengo en Envigado, otra deportista más, feliz que lo sea.

¿Cómo le va en la vida?

Bien, muy bien. Todo me ha cambiado, a raíz de los éxitos y los goles de James y ahora su vinculación al Real Madrid.

¿No le critican la relación distante que tuvo con su hijo?

Por encima va la humildad. He sido una persona humilde, James es humilde. La gente habla, no sabe las cosas que nos pasaron como pareja, porque obviamente que de puertas para adentro nadie ve nada. Estoy tranquilo, tengo la frente en alto, y contentísimo por lo que le está pasando a James.

¿Qué presagia para James en el Real Madrid?

James, a pesar de la edad, es una persona que futbolísticamente ha madurado mucho, porque a donde ha ido siempre le ha ido bien, ha sido campeón, tiene la experiencia arriba. Real Madrid se armó muy bien y tiene buenos jugadores, a James le va a ir bien.

¿Ha devuelto el tiempo y se ha visto usted a los 23 años, a la edad de su hijo?

Sí. Devolver el tiempo… ¡eh ave maría! Las épocas de nosotros eran muy distintas, no teníamos escuela de fútbol; estos muchachos sí tuvieron escuela, tuvieron trabajo y la formación que tuvo James fue muy buena, por eso está como está.