El periodista que se echó al hombro la causa del Cor. Plazas Vega

El periodista que se echó al hombro la causa del Cor. Plazas Vega

10 de julio del 2012

El asesinato a cuchillo de su abuelo, Eliodoro Melo, por parte de la guerrilla del M-19 en Macanal (Boyacá), le borró cualquier tentación juvenil de ingresar a la guerrilla a Ricardo Puentes Melo. Estaba listo para hacerlo. Cuando estudiaba antropología en la Universidad Nacional de Colombia, en la década de los 80, más de uno de sus compañeros empuñó el fusil, como lo hizo el abatido comandante de las Farc Alfonso Cano. Pero la muerte del abuelo le cambió la vida.

Aún a sus 50 años recordarlo le produce melancolía. Lo asesinó la guerrilla presumiblemente por haber denunciado secuestros cometidos por el M-19, cuyas víctimas eran recluidas en la finca del alcalde, se origen tolimense. Don Eliodoro también había denunciado ante la Procuraduría General de la Nación la toma del colegio del municipio de Macanal por integrantes del M-19, quienes reclutaban jóvenes para las columnas urbanas.

[youtube width=”540″ height=”304″]http://www.youtube.com/watch?v=mKPFC6oOA7U[/youtube]
Ricardo Puentes en entrevista con José Obdulio Gaviria.

Ricardo Puentes dejó la docencia en antropología para dedicarse al periodismo y ha ejercido el oficio en distintos medios de comunicación como El Espectador, el desaparecido Noticiero Nacional Todelar, en donde además fue libretista de Radio Novelas, como lo fue en Punch, Promec y de Cenpro Televisión. Pero nunca se sintió cómodo en las salas de redacción.

Convencido aún de las ideas de centro-izquierda se vinculó a la campaña de Luis Eduardo Garzón en 2004 y cuando éste fue elegido alcalde de Bogotá, se convirtió en Consejero de Cultura, un cargo ad honorem. Su malestar contra la guerrilla se le alborotó nuevamente cuando se topó con ex guerrilleros ocupando cargos en la administración, así como con guerrilleros activos de las Farc y el ELN como contratistas del Distrito. La intolerancia con ese hecho lo llevó incluso a solicitarle cita a la alcalde Garzón para pedirle explicaciones.

Puentes olvidaba que Garzón había llegado a la alcaldía en una coalición en la que fue apoyado por distintos sectores de la izquierda, incluidos los desmovilizados de un sector del Eln reunidos alrededor de la Corporación Arco Iris y muchos de los militantes del M-19 que participaron del acuerdo de paz firmado con el gobierno de César Gaviria. Se trataba, y tal vez Puentes no se percató de una candidatura de izquierda. La consecuencia de su posición tuvo el desenlace esperado y Puentes salió de la alcaldía de Garzón. Pero salió con resentimiento.

Durante los primeros meses del gobierno del presidente Uribe, fue un simple observador que incluso miraba con un espíritu crítico muchas de sus actuaciones. Un amigo suyo, que trabaja hoy en Anncol, la Agencia de Noticias de las Farc, le propuso que escribiera un libro sobre los nexos del ex presidente con el narcotráfico. Y lo inició, durante la investigación no aparecieron las pruebas.

A Fuentes le impactaba la firmeza de Uribe en muchos momentos. Recuerda bien el día en el que encaró a un estudiante que le pidió en un Consejo Comunitario la lista de los 200 jóvenes que, según él, la fuerza pública había desaparecido en las distintas universidades del país. Uribe le exigió que mencionara al menos un nombre, pero el estudiante no consiguió balbucear palabra.


En el homenaje al ex ministro Fernando Londoño que lideró Álvaro Uribe Vélez, se lanzó el movimiento Puro Centro Democrático, causa a la que se unió el portal de Puentes, Periodismo sin Fronteras. 

Los reparos de Puentes frente a la izquierda fueron creciendo, y recordó momentos que había rechazado cuando como profesor de la Nacional presenció como un grupo de estudiantes celebraban con un canelazo el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado.

La rabia contra el M-19 ha tomado forma en su cruzada por defender la inocencia del Coronel Alfonso Plazas Vega, en las órdenes que impartió para la retoma del Palacio de Justicia en 1985. El tema lo tomó por su cuenta y decidió documentarse. El 24 de febrero llevó como testigo al Juzgado donde se desarrollaba el juicio contra Plazas, el cabo en retiro Édgar Villamizar para que este declarara que su testimonio había sido suplantado.

Los restos de varias de las personas que murieron en la toma del Palacio de Justicia llegaron al Laboratorio de Antropología Física de la Universidad Nacional, donde Puentes ayudaba como dibujante a un compañero suyo, estudiante de antropología forense.  Así que no solo vio los cadáveres de primera mano sino que realizó reconstrucciones faciales y corporales sobre los cuerpos. Pero nada de esto le afecta su visión radical frente al coronel Plazas, que además lo acercó a José Obdulio Gaviria, Eduardo Mackenzie y Plinio Apuleyo Mendoza. Desde su cuenta de twitter @ricardopuentesm y desde su portal en internet Periodismosinfronteras.com, pide obsesivamente por la libertad del Coronel retirado pero también defiende a fondo las ideas de Álvaro Uribe, con lo que se ha convertido en su nuevo y más radical escudero.

Su defensa incondicional a Álvaro Uribe y a su gobierno lo ha llevado en emprender peleas en redes sociales como la que entabló con los periodistas Daniel Coronel y Felipe Zuleta. No duda en recurrir a ataques personales cuando se trata de enfrentar a un contrincante del ex Presidente.

A Coronell le trinó: “@DCoronell Sr. Tengo fuentes fiables que aseguran que usted sí es homosexual. Gente me escribe diciendo que usted los acosa sexualmente. No?”. Afirmación que Coronell le refutó en los mismos términos: “Sr @ricardopuentesm no soy homosexual. Si lo fuera no me daría verguenza decirlo. En cambio me avergonzaría mucho ser homofóbico como ud”. Este capítulo duró varios días y lo cerró con este trino: “Todos los homosexuales mamertos seguidores de Coronel y Zuleta se me vinieron en jauría. Ni puedo leer todos los insultos con calma. Horror”. Allí publicó también la agresiva carta contra el padre Francisco De Roux.

Como están las cosas, el rol de Puentes tendrá un mayor peso, así como su portal Periodismosinfronteras.com en la campaña por la conquista de la presidencia que lanzó el propio ex presidente Uribe en el homenaje al ex ministro Fernando Londoño. Son muchos de los más férreos defensores de Uribe reunidos alrededor de Primero Colombia, vienen como Ricardo Fuentes de la izquierda y de allí su radicalidad. Aunque ahora con ideas de derecha.