El refugio uribista en la Sergio Arboleda

8 de julio del 2012

La historia de una vieja relación del expresidente Uribe con los directivos que convirtió a la universidad en la casa de buena parte de los uribistas pura sangre.

Álvaro Uribe Vélez, Doctorado Honoris Causa

Dos de los dos votos a favor de la constitucionalidad del referendo que habilitaba al ex presidente Álvaro Uribe para ser reelegido en un tercer periodo presidencial fueron los de los magistrados Jorge Pretelt y Mauricio González. Ambos, además de María Victoria Calle, habían sido postulados por el entonces presidente,Álvaro Uribe, para integrar la Corte Constitucional. Su comportamiento en ponencias y votaciones ha sido consistente con la afinidad que tienen con la propuesta política del ex mandatario. La amistad con él data de mucho tiempo atrás, como ocurre con muchos de los integrantes la élite política, social y económica de Córdoba y Sucre, región que Uribe frecuenta desde hace más de 25 años por cuenta de su finca El Ubérrimo, vecina del municipio de Cereté.

El ex mandatario tenía cercanía con otro monteriano, Rodrigo Noguera Laborde, fundador con Álvaro Gómez Hurtado de la Universidad Sergio Arboleda en 1985 y padre del actual rector, con quien Uribe departía y compartía visiones de país. Recién graduado de derecho de la Universidad del Rosario, Pretelt llegó a la Fundación para la investigación el desarrollo social, que operaba en una pequeña casa en el barrio El Lago que aún se conserva y fue la primera sede de la Sergio Arboleda. Trabajó al lado de Rodrigo Noguera padre y llegó a ser vicerrector hasta 1998, cuando con el apoyo de la bancada conservadora de la Casa Gómez Hurtado en el Congreso logró ser elegido magistrado del Consejo Nacional Electoral.

En 2005, cuando la universidad cumplió veinte años de fundada, el discurso central estuvo a cargo del Presidente Álvaro Uribe, quien reconoció que sentía que el alma máter era como su propia casa. Tal como lo han entendido sus seguidores. Tanto, que el 6 de Agosto de 2010, el último día de Uribe como presidente, el rector, Rodrigo Noguera Calderón, le entregó el Doctorado Honoris Causa.


El 6 de Agosto de 2010, el último día de Alvaro Uribe como Presidente, recibió de manos del rector Rodrigo Noguera Calderón el doctorado Honoris Causa al ex Presidente Álvaro Uribe.

La universidad no solo ha acogido a ex funcionarios del gobierno de Álvaro Uribe,  también propició la creación de la fundación Causa Justa, para financiar los abogados encargados de la defensa de ex ministros y ex funcionarios de su gobierno vinculados a procesos judiciales. En ese esfuerzo lo han acompañado juristas como el ex procurador Carlos Gustavo Arrieta y el ex ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, quien ha acercado empresarios a la causa. Zuluaga es también profesor de la maestría en administración que se dicta en la Universidad Sergio Arboleda.

Alrededor de la Sergio Arboleda circulan amigos del ex presidente,  varios de los cuales se han vinculado académicamente a la universidad. Recién concluyó el gobierno de Uribe, Joselito Guerra, otro amigo de Pretelt y del rector Rodrigo Noguera, quien se desempeñaba como una especie de asesor presidencial en la sombra en el Palacio de Nariño, encontró allí una espacio para convocar tertulias con otros uribistas y asesores presidenciales como José Obdulio Gaviria.


De esta sede salió Álvaro Gómez Hurtado, quien había sido fundador de la Universidad a encontrarse con la muerte el 2 de Noviembre de 1995.

Y poco a poco empezó a llegar el círculo cercano del ex presidente. El politólogo Alfredo Rangel, quien desde la Fundación Seguridad y Democracia ha sido un defensor de la política de Seguridad Democrática del gobierno Uribe, fue vinculado para dirigir el Centro Seguridad & Democracia, que opera en la Sergio Arboleda. Mientras que el Centro de Estudios Estratégicos Políticos está en cabeza del general en retiro del Ejército Jorge Enrique Mora, quien fue el comandante de las Fuerzas Militares durante el primer año de Uribe. Allí trabaja también Rafael Guarín,  ex viceministro de Defensa que trabajó de la mano del ministro Guillermo Rivera y dicta cátedras y conferencias sobre Relaciones Internacionales, Defensa, Seguridad Nacional y Terrorismo.

Una vez concluida la campaña de alcaldes y gobernadores en octubre del año pasado, la ex ministra de comunicaciones María del Rosario Guerra, quien acompañó al ex presidente Uribe en sus giras con Primero Colombia para apoyar candidatos, se vinculó a la Sergio Arboleda. En el pasado había sido vice rectora académica de la Universidad del Rosario pero ahora es asesora de proyectos de financiamiento externo y de procesos de acreditación institucional.


María del Rosario Guerra y Óscar Iván Zuluaga, ambos ministro de Uribe, se vincularon a la Sergio Arboleda.

Guillermo Reyes, el ex viceministro de Interior y de Justicia cuando Carlos Holguin era el jefe de esa cartera, está vinculado a la universidad como catedrático en derecho electoral. Igual sucede con el abogado Rafael Nieto Loaiza, quien también ha defendido la línea política del gobierno uribista y dicta clases de derecho internacional público.

Finalmente la Sergio Arboleda, lugar donde siempre da sus conferencias el ex presidente español del Partido Popular Jose María Aznar, ha ido acentuado el perfil que sus fundadores siempre quisieron darle: un centro de pensamiento de rasgos de conservadores, como la propuesta política del ex presidente Uribe, que trasciende la militancia partidista. Desde allí, muy seguramente se moverán muchas de las propuestas políticas que empieza a impulsar Uribe alrededor de su idea del Puro Centro Democrático, el unicameralismo y la posible convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente por vía de un referendo para realizar reformas de fondo a la Constitución de 1991.

Universidad Sergio Arboleda

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO