EL RITUAL DEL CADÁVER DE BIN LADEN

EL RITUAL DEL CADÁVER DE BIN LADEN

2 de mayo del 2011

La única manera de evitar que la tumba de Osama Bin Laden se convirtiera en un sitio de peregrinación, era que fuera lanzado al mar. “Encontrar un país dispuesto a aceptar los restos del terrorista más buscado del mundo hubiera sido difícil”, dijo un funcionario del gobierno de Estados Unidos. Para eso, la sepultura en el mar debía ser manejada con un minucioso ritual según las leyes del Islam.

Pero el debate está abierto. Los reyes sauditas, por ejemplo, están enterrados en tumbas anónimas, una conducta muy acorde con la tradición islámica de no adorar imágenes ni lugares. Así, la decisión de lanzar el cadáver al mar habría sido injustificada. Y Occidente, con su culto a la imagen, al no creer hasta no ver, espera con ansias la fotografía del cadáver. Altos funcionarios de Estados Unidos afirman que tomaron muestras de ADN para demostrar la veracidad de los hechos.

Entonces, si es cierta la versión que dice que el cadáver fue lanzado al mar, el ritual incluyó baños rituales y debió ser bajado al agua en un recipiente de arcilla, con una manta blanca o con un peso atado a sus pies. Además, el sitio alislam.org dice que estos rituales en el mar, que son poco comunes, se hacen en lugares con una profundidad donde el cadáver no corra peligro de ser devorado por los depredadores del mar.

Sin embargo, los entierros rituales islámicos suelen esperar al menos 24 horas, algo que, al parecer, no se respetó, ni ahora ni en el pasado. Los cadáveres de los hijos de Saddam Hussein, Uday y Qusay, por ejemplo, fueron enterrados once días después de su muerte.

Así las cosas, la supuesta decisión que se tomó con el cuerpo de Osama Bin Laden ha despertado suspicacias y mucho escepticismo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO