A este donador de esperma no le importó tener un quinto hijo

30 de marzo del 2016

La madre lo buscó durante un año.

A este donador de esperma no le importó tener un quinto hijo

Aminah Hart es una mujer australiana nacida en Londres. Ella había tenido dos hijos que perdieron la vida por una enfermedad congénita llamada miopatía miotubular. Su médico le había diagnosticado un 25% de riesgo de que volviera a ocurrir si quedaba en embarazo nuevamente, así que decidió recurrir a la fecundación in vitro.

Lea también: Carta de una mujer con cáncer a la futura esposa de su marido

Luego de unos meses de pensarlo decidió escoger el perfil de Scott Andersen, como su donante, pues él se describió como un hombre feliz y saludable, después de nueve meses de tomar la decisión nació Leila en 2012, una alegría para su vida.

Lea también: La pareja de comediantes paisas que triunfa en Estados Unidos

Cuando Leila cumplió un año, su mamá decidió buscar al donante, pues en su vida no existió un papá que la consintiera y que estuviera pendiente de ella, así que pensó que su hija no tendría que pasar por la misma situación, según lo indica el diario londinense The Telegraph.

La clínica de fecundación ayudó con el enlace de ambos padres para que se conocieran. Ella le envió algunas fotografías de su hija y cuadraron una cita.

Cuando Andersen vio a su hija le sorprendió el parecido con él y sus otros hijos de matrimonios anteriores. Desde ese momento comenzaron una relación más cercana. Él empezó a pasar más tiempo con la pequeña Leila.

Aminah y Scott se enamoraron y en diciembre del mismo año contrajeron matrimonio en Melbourne.

Hart contó su historia de amor en un libro titulado ‘How I Met Your Father’ (Cómo conocí a tu padre). Ahora se planea una película con el testimonio de la pareja.

“Cuando lo elegí como donante él era solo la descripción de un perfil en un papel, pudo haber sido cualquiera, el hecho de que nos conociéramos, nos gustáramos y enamoráramos es aún algo increíble para mí”, contó la mujer en las páginas de su libro.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO