Las 27 emociones humanas

Las 27 emociones humanas

12 de Septiembre del 2017

A diario, los seres humanos experimentan una serie de emociones que pueden variar dependiendo de la situación y el ánimo de la persona. Estos comportamientos son experiencias subjetivas que provocan sentimientos intensos o débiles. La palabra emoción viene del latín “emovere”, en donde “e” significa hacia afuera y “movere”mover, es decir, aquello que significa “movimiento o impulso”.

Es importante tener presente que el primero en hablar de emociones fue Charles Darwin. Él planteó que las expresiones de la cara no tienen el mismo significado en todo el mundo. De esta manera Darwin, definió un conjunto de seis emociones fundamentales: felicidad, sorpresa, miedo, repugnancia, enfado y tristeza.

El argumento que utilizó Darwin, en su teoría con las emociones, fue basarse en que los antepasados también tenían las mismas expresiones faciales. De este modo, la sonrisa no era un rasgo cultural sino biológico.

Sin embargo, muchos expertos, aseguran que en las emociones, hay una respuesta neurofisiológica(porvocada por hormonas y neurotransmisores), que se manifiesta a través de los gestos y la parte cognitiva que hace que una persona pueda tomar conciencia de lo que está sintiendo.

“Los que denominamos emoción, como por ejemplo el miedo, es en realidad un cúmulo de circunstancias que varían mucho según el ambiente. En cada momento de consciencia, nuestro cerebro representa el lugar de nuestro cuerpo en el mundo. Y les da un sentido a todas nuestras sensaciones, pasándola por el filtro de nuestrosw conocimientos para construir nuestra experiencia. Algunas veces, esa experiencia lleva implicita una emoción. Cuando esto sucede, está muy ligada a la situación, por eso en cada emoción hay tantos matices”, explicó la autora de “Cómo se hacen las emociones”, Lisa Feldman Barret.

A estas teorías y estudios realizados, sobre la convicción de que las emociones que sentimos los seres humanos se dividen en las categorías de felicidad, tristeza, ira, sorpresa, miedo y disgusto; la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), pone en entredicho está creencia.

Este nuevo estudio, surgió de la película ¨Intensamente¨, donde aparecían cinco personajes que representaban las emociones que sentía en su interior la protagonista. No obstante, en la cinta dirigida por Pete Docter, se quedaron en el camino muchas emociones como el amor, la admiración o el orgullo, entre otras.

Para descubrir este hallazgo, los investigadores de la Universidad de California, se centraron en un grupo demográficamente diverso, compuesto por 853 mujeres y hombres que tuvieron que por medio de varios vídeos, provocar una amplia gama de emociones. Los temas de los 2.185 vídeos, fueron nacimientos, bebés, bodas, pedidas de mano, muerte, sufrimiento, arañas, serpientes, escenas sexuales, desastres naturales e incluso imágenes espectaculares de la naturaleza.

El profesor de Psicología y experto en Ciencia de las Emociones, Dacker Keltner, señaló “nos dimos cuenta que que necesitábamos contar 27 dimensiones diferentes y no seis, a la hora de especificar cómo decían sentirse cientos de personas en respuesta a casa vídeo”.

De esta manera, las 27 dimensiones distintas son: admiración, adoración, aprecio, estético, diversión, ansiedad, asombro, incomodidad, aburrimiento, calma, confusión, anhelo, aversión, dolor empático, embelesamiento, envidia, emoción, miedo, horror, interés, alegría, nostalgia, romance, tristeza, satisfacción, deseo sexual, simpatía y triunfo.

También quedó demostrado, que cada emoción tiene algo de la otra, como por ejemplo, el temor y la tranquilidad, el horror y la tristeza y la diversión y la adoración. Así lo confirmó el estudiante, Alan Cowen, quien explicó que el ser humano tendría las emociones interconectadas por esto, “las experiencias emocionales son mucho más ricas y con más matices de lo que se pensaba”.