En el cumpleaños de la bestia

En el cumpleaños de la bestia

16 de junio del 2011

Me dio en estos días por volver a leer el basilisco ese de 1991 hecho y suscrito por la bigornia de entonces, producto marxista de los bandidos del M-19 que sometieron con  abyecto engaño (debió ser burundanga) a su eminencia Álvaro Gómez Hurtado, quien firmó esa panfleto enfermo o bajo amenaza. De otro modo el hijo del mayor y mejor colombiano de la historia, jamás le hubiera hecho caso al terrorista Navarro y al alcahuete y cómplice Serpa. Y todo bajo la sombra de César Gaviria, autor intelectual del gran mico.

Y leyendo esa bazofia seudo jurídica, esa “carta” que más parece papel de inodoro, he vuelto a ver sus detestables, injustos y vesánicos artículos contra la civilización cristiana, el  derecho de gentes (de bien, claro ala) la familia, la tradición y la propiedad.

Entro directamente al análisis de algunos de los primeros artículos de ese libelo que en mala hora está cumpliendo 20 años de horror, tiempo en el cual se le ha permitido hasta salir del armario a los maricas. Y a los indios, óigase bien, a los chibchas mismos, llegar a los sagrados recintos del Congreso donde los vaqueros y agricultores blancos han tenido que aguantarse los insultos de esos apaches. Siquiera tuvimos a Mancuso y a las actuales bonitas organizaciones contra insurgentes, para detener al campesinado mestizo alzadito y con peligrosas creencias sincréticas, adoradores del sol y del materialismo histórico.

Artículo 1: ¡Colombia no es un estado social ni socialista ni un carajo!  ¡Y no es de derecho sino de derecha! Siempre lo ha sido y siempre lo será y si no ¡bala señores!  ¿Cómo se les ocurre hablar de “democracia participativa”?  Eso es inconveniente. Acá se hacen elecciones para llenar fórmulas y formularios y para que la plata circule en capitalista rueca. ¿Quién ha dicho que las elecciones son para que el pueblo elija? Todo está señalado, comprado y previsto con anticipación. Somos una democracia pre pago y lo demás son vagabunderías del Polo.

“Una democracia fundada  en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general”. ¡Pamplinas!  La única digna es la iglesia católica y sus jerarcas que mandan sobre el alma mientras nosotros mandamos sobre el cuerpo (jijiji) la tierra y el territorio. Trabajo sí, pero el de las etnias y clases de lomo ancho, destinadas a la producción.

¿Solidaridad?  Esas son vainas peligrosísimas de oeneges y sindicatos que cuando se ponen en práctica producen…digámoslo de manera eufemística…, bajas colaterales (aquí entre nos entre más comunistas muertos  más vivo es uno.  Como decía un amigo mío de la radio “uno menos”).

El interés general… que risa carachas… el interés es compuesto, o interés cuanto valés,  financiero, geométrico, político pero…  ¿general?  ¡Qué brutos esos guerrilleros que escribieron esa vaina!  Aquí lo único general de nuestra linda democracia son mis oficiales, mis vecinos del glorioso Quemando Central. ¿Democracia pluralista? La más singularizada y singular debe ser: es decir, solo para quienes la manejan.

ARTICULO 2º—“Son fines esenciales del Estado: servir a la comunidad… y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo.”

No seamos tan huevas…  y perdonen. Parece un artículo del deprimido ese del Antonio Morales Riveira.  Son justamente las comunidades  las que deben servir a sus jefes, mandos, líderes naturales y entregar su fuerza de trabajo y mantenerse al margen de las decisiones.

Nada pacífico carajo: La legítima autodefensa es un don de Dios. Uno  tiene el derecho a utilizar las armas, así sean destroncadoras, para defender la propiedad. Guerra al sedicioso y al ateo, tal es nuestra divisa. Nosotros los nuevos cruzados, no solo hacemos la guerra por la fe, sino por la fiducia, que a la larga son la misma vaina. ¡Si y qué! Germán Vargas Lleras, ministrito liberal y legalista, cómplice del aguacate que gobierna, otro Lleras de esos… que nos dio la puñalada marranera en el mero vientre.

Un orden justo… Caterva de bestias. ¿Cuando ha existido algún orden justo?  Si la esencia del orden es la injusticia, la diferencia, la supremacía blanca sobre los excesos de melanina, sobre la señalada piel oscura… como dicen las dignas y devotas señoras de la sociedad cartagenera, uno de los últimos bastiones de nuestra añorada España colonial, que finiquitara en mala hora el negro y ñero del Bolívar. ¡¡¡Vivan Santander, Núñez y Carlos Castaño carajo!!!

“Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas””

¡Qué estupidez, que falta de realismo! De las autoridades todos sabemos que no son públicas, que son privadas y están hechas para proteger del estrato 5 para arriba. No se crea la igualada clase media que puede pelechar a la sombra de tan alta rama. ¡Lobos!

ARTICULO 3º—“La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público.”  ¡Mentecatos! El pueblo para lo único que es soberano es para pasarse la vida reproduciéndose en una polvareda, en una conejera cuya única salida es convertirse en fuerza laboral.

ARTICULO 7º—El Estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la Nación colombiana.

Y entonces, ¿los indios son la cultura?

¿La ópera de doña Gloria Zea reemplazada por la danza de la Chicha Maya de los oscuros wayúu?

¿El maestro Botero cambiado por el indio ese Jacanamijoy que pinta trabado delirios sicodélicos?

¿En lugar de la Sinfónica los gaiteros de San Jacinto?

¿El Congreso en pleno sesionando en Maloca?

¡¡¡No jodamos!!!

Y esto apenas es el principio de esa porquería de folletín, de esta apocalíptica bestia que tiene la bicoca de cómo 666 artículos llenos de odio y de llamados a la asonada, la sedición y el terrorismo.

No se les haga extraño seudo demócratas  y socialistas y demás jauría bermeja, que con el fin de que en el 2014 vuelva el Supremo a gobernarnos, en   un  referéndum que con la fuerza de dios y de la decencia vamos a adelantar, se incluya no solo un tercer gobierno de su señoría Uribe ¡sino una nueva Constitución, que como sobre un Ralito nos permita de una vez por todas refundar la patria!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO