315 familias ya tienen escrituras gracias a la Nueva Bogotá

24 de agosto del 2018

Por fin el sueño de tener casa propia se cumplía para los habitantes del barrio La Playa en la localidad de Ciudad Bolívar. El título de propiedad era entregado personalmente por el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. La emoción de quienes vivían ese momento era indescriptible. Con recitales, gritos de emoción, lágrimas y palabras de […]

La Playa

Por fin el sueño de tener casa propia se cumplía para los habitantes del barrio La Playa en la localidad de Ciudad Bolívar. El título de propiedad era entregado personalmente por el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. La emoción de quienes vivían ese momento era indescriptible. Con recitales, gritos de emoción, lágrimas y palabras de agradecimiento, los habitantes de los estratos 1 y 2 denominaron el hecho como un día histórico.

Así también lo vivió Margarita Cañón, una de las 315 personas que recibió las escrituras de su casa por parte de La Nueva Bogotá, y quien vive en una estructura de tres pisos, de los cuales arrienda dos. “Mi casa no tenía título de propiedad, tampoco escrituras y el sufrimiento era impresionante”, expresa la beneficiada.

Era la segunda vez que Enrique Peñalosa dejaba un recuerdo en La Playa. El primero, recuerda Margarita Cañón, fue en 1998 durante su primer gobierno cuando construyó los jarillones en el río Tunjuelito, la canalización de aguas lluvias y la construcción de la alameda del barrio. Hoy un sitio de encuentro cultural, social y económico de las familias del sector.

La Playa nació 35 años atrás, cuando arribaron al sector 20 familias. Unos compraron engañados, otros invadieron el terreno de propiedad del Acueducto de Bogotá. Los pobladores se organizaron, accedieron a los servicios públicos y legalizaron el barrio. Desde 1993, la Junta tiene personería jurídica y su principal objetivo ha sido alcanzar los títulos de las casas.

Algunos de los beneficiados que recibieron las escrituras.

En el barrio La Playa, los pobladores estaban inicialmente incrédulos, pero confiaron en los funcionarios de la Caja de la Vivienda Popular y les fue bien. “Llegaron hasta nuestras casas, nos pidieron documentos, verificaron que no estuviéramos ubicados en zona de alto riesgo y procedieron a entregarnos las escrituras, después de un proceso técnico y jurídico. Fue muy rápido, más de lo que imaginamos”, cuenta Elizabeth Quintero, secretaria de la Junta de Acción Comunal.

“Todos prometían legalizar nuestras casas, se aprovechaban porque era nuestra principal necesidad. Solo el alcalde Enrique Peñalosa nos cumplió”, añade la señora Cañón.

El documento que acredita a los beneficiarios como propietarios de sus terrenos les da tranquilidad porque nadie podrá desalojarlos. Además, les permite acceder a créditos bancarios y a diferentes programas del Distrito, según Lino Roberto Pombo, director de la Caja de la Vivienda Popular, quien precisa que, de los favorecidos de La Playa, 152 son hombres y 163 son mujeres.

¿Cuántos metros cuadrados se titularon en La Playa?

“En total se titularon más de 23.364 metros cuadrados en esa zona”, resalta el director, Lino Roberto Pombo quien agrega que fueron identificadas 65 madres cabeza de familia y de los 315 inicialmente beneficiarios, 149 son procedentes de municipios de Cundinamarca, 60 de Boyacá, 29 del Tolima, 26 de Santander, 19 de Bogotá, 5 de Valle, entre otros.

“Dentro de nuestros beneficiarios de La Playa, 17 personas padecen de discapacidad física, múltiple y sensitiva. Y cuatro son desplazados por la violencia”, resalta Lino Roberto Pombo.

Casas que ahora tienen escrituras gracias a la Alcaldía de Bogotá.

Pese a las dificultades económicas, las familias están felices y agradecen a la Caja de la Vivienda Popular, así lo aseguró Ramiro Jovel, presidente de la Junta de Acción Comunal. También celebran que La Playa ya sea como cualquier barrio: está legalizado, sus casas son propias, tiene andenes, parques, farmacias, ferreterías, y tiendas. Pero lo más importante, es una comunidad unida que ya empezó a utilizar su título de propiedad.

Algunos alistan sus créditos bancarios porque ya tienen como tener un respaldo financiero.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO