“Éramos un lindo hogar, hasta que llegó Piqué”

“Éramos un lindo hogar, hasta que llegó Piqué”

11 de Septiembre del 2012

Divier Hernández, el chofer y mayordomo de Shakira que hoy la tiene demandada laboralmente, considera que en el hogar de la artista se vivía un oasis mientras mantuvo su relación sentimental con Antonio De La Rúa.

Después todo cambió. El temperamento de ‘Shaky’ –como le dice desde niña– se volvió irascible, hasta terminar en el desprecio y la hora horrible en que lo despidió de su casa, asegura Divier.

El ex empleado afirma que la cantante le dijo: “Lárgate de aquí”, porque se negó a preparar una cena para varios invitados a la una de la madrugada. Había trabajado para Shakira durante 11 años; su mujer, más de 20.

Esa noche durmieron en la calle. A la mañana siguiente llamaron a Antonio a pedirle ayuda y éste los remitió (a Divier, su mujer y su hija) a un amigo que los alojó mientras regresaron a Colombia.

Mansión Shakira
Antonio De La Rúa demandó a Shakira por 250 millones de dólares. 

Hernández piensa que Shakira es una buena mujer y había en ella mucha dulzura mientras compartió con De La Rúa, pero con la llegada a su vida del futbolista Gerard Piqué (defensa central del F.C Barcelona) la situación se hizo tirante en el hogar que –dice él– conformaban la pareja y los empleados más cercanos.

Shakira adoraba la hija de Divier (50 años) y Maritza Martínez (46), que nació bajo la protección y el cariño de la cantante.

“Ella sueña con ser madre y tener varios hijos. Lo decía con frecuencia acariciando a nuestra hija”, comenta Divier, quien dice desconocer el posible embarazo de la artista.

Ante la pregunta de si él o su esposa pretendieron chantajear a Shakira con un video erótico con Piqué, Hernández se muestra escandalizado y dice que jamás llegaría a semejantes abusos: “Compartimos vida por más de una década y nunca salió de nuestra boca un comentario, mucho menos una foto o un video”.

Hernández asegura que nunca recibieron malos tratos de Piqué, pero es claro que el ambiente tranquilo de la casa cambió, aunque se niega a dar detalles sobre situaciones puntuales.

Shakira , Divier Hernández y Maritza Martínez
Didier trabajó 11 años con la cantante. Su esposa, Maritza, más de 20.

“Lo que digo es que el señor De La Rúa era muy amable y caballero con Shaky, todos los empleados y especialmente con nosotros. Éramos como un hogar muy feliz, compartíamos alegrías, celebrábamos y también nos dolían a todos algunos momentos. Las cosas cambiaron, el ambiente se hizo distinto con la llegada del señor Piqué…”.

Hernández y su esposa pusieron en manos de la justicia una demanda instaurada por su abogado, Abelardo De La Espriella, para obligar a Shakira al pago de una indemnización justa por los años trabajados.

Divier dice que es persona de bien y que nunca atentaría contra Shakira, razón por la que no entiende que el entorno de la cantante le haya enviado amenazas de todo tipo.

De La Rúa también demandó a Shakira por diferencias financieras en el negocio artístico, donde él tenía participación de las utilidades generales. “Pero no nos pusimos de acuerdo para nada”, se apresura a comentar Hernández.

Los esposos Hernández-Martínez le exigen a Shakira alrededor de 200 mil dólares; De La Rúa, 250 millones de dólares.

Lea también

La demanda que puede enredar a Shakira