Esta es la compinche del Pastor que presuntamente abusaba de sus fieles

Esta es la compinche del Pastor que presuntamente abusaba de sus fieles

8 de agosto del 2012

Alexandra Castro Becerra era una de las mujeres más queridas en la Iglesia Salem de Pasto. Esta contadora, nacida hace 25 años en Villavicencio pero criada en Pasto, se había convertido en la mano derecha del pastor Álvaro Gámez, protagonista de un video donde aparece teniendo relaciones con algunas de sus fieles. Desde hace años se granjeó el respeto de los cientos de fieles y tenía el poder de decidir quién podía o no acercársele al Pastor, a quién consideraban un enviado de Dios.

Alexandra tenía otra misión en la vida, según el fiscal 52 de Pasto: era quien convencía a decenas de mujeres para que tuvieran relaciones sexuales con Gámez. Por esa razón el lunes pasado ese despacho ordenó su captura bajo el cargo de coautora de acceso carnal violento en persona en incapacidad de resistir.

Justamente Alexandra aparece en momentos íntimos con el pastor en uno de los videos que algunos fieles grabaron a hurtadillas para demostrar las actividades Non Sanctas de Gámez. El CTI de la Fiscalía capturó a Alexandra en una vivienda de Bogotá, donde vivía con tres jóvenes seguidoras de esa Iglesia, que aparecieron en los vídeos íntimos del Pastor. La mujer fue llevada a Pasto para enfrentar al fiscal que tenía las pruebas en su contra.

Durante la audiencia, el fiscal presentó la declaración de una de las víctimas del Pastor, Karen Ximena Sánchez, quien dijo que Alexandra organizaba y participaba de una especie de ritual privado donde el Pastor, bajo el argumento de bendecir a sus víctimas, las tocaba y besaba en todo el cuerpo, incluidas las zonas erógenas.

Según los datos que han trascendido, Alexandra, una mujer de buena figura y soltera, le prestaba estos servicios a Gámez desde 2007. A ella no se le conoció un trabajo estable. Solo se sabe que vivía de lo que recibía del Pastor, quien le pagaba por sus servicios como servidora del grupo de Alabanza.

Alexandra Castro
Según el fiscal 52 de Pasto, Alexandra Castro era quien convencía a las mujeres para que tuvieran relaciones sexuales con Álvaro Gámez.

El juez de la causa dijo, según el Diario del Sur, que Alexandra “ofendía a algunas chicas vulnerables en su condición económica, síquica, puesto que se estudiaba posiblemente con quienes se iban a realizar estos comportamientos”. Sin embargo, la justicia no tiene claro si Alexandra “auspiciaba la actividad sexual o contribuir a satisfacer los intereses sexuales del pastor Álvaro Gámez”.

Por esa razón, esta mujer fue enviada a un pabellón de la cárcel de mujeres de Pasto. Ante la decisión de enviarla a prisión, su abogado, Wilson Caballero, interpondrá una acción de tutela porque considera que a ella le han violado todas las garantías procesales y el derecho a la intimidad. Según él los investigadores del CTI que la capturaron ingresaron a la residencia de la joven de manera ilícita. “Dijeron que iban a verificar la presencia de explosivos, no mostraron una orden de allanamiento y nunca se firmó un acta de la captura como ordena la ley”, aseguró Caballero.

El abogado hace parte del grupo de abogados que defiende al Pastor Gámez, a quien un juez en Bogotá dejó en libertad luego de su captura en junio pasado. Según el funcionario judicial la imputación (por acto sexual en persona incapacidad de resistir) no fue bien sustentada por la Fiscalía, entre otras cosas porque las mujeres que mantuvieron relaciones con el pastor, al parecer lo hicieron de manera voluntaria.

Mientras el Pastor goza de la libertad en Cali, donde montó su residencia después del escándalo, su mano derecha se encuentra tras las rejas bajo una sindicación grave: ser una especie de proxeneta del hombre a quien consideraban el ‘enviado de Dios’ en Pasto, una ciudad poco acostumbrada a estos escándalos.

Lea también

El pastor que abusa de sus fieles