Esta es la mujer que habría lanzado a la niña desde el piso 18

10 de julio del 2012

La menor murió después de varias intervenciones quirúrgicas. La madrastra de Valerie fue capturada en un barrio popular de Bello. Podría pagar hasta 37 años de cárcel.

Alejandra Salazar Rengifo

Según relató la niña después de la caída, estaba jugando con alguien cuando resbaló por la ventana del piso 18 de un edificio del barrio El Poblado. Su cuerpo cayó sobre un matorral salvándose así de la muerte. Al principio se pensó que había sido un accidente y los vecinos daban por hecho que se trataba de un milagro. La niña fue trasladada al hospital El Rosario donde, malherida, contó la escena del juego en la ventana. En la noche de este martes, la niña murió.

Un testigo fue clave para desmentir la versión del accidente. El hombre relató que vio a la menor desde la parte baja del edificio en compañía de una mujer y luego a la niña cayendo. Cuando las autoridades llegaron al apartamento la mujer, identificada como Alejandra Salazar Rengifo, de 23 años, había desaparecido.

La hipótesis que maneja la Fiscalía es que Alejandra habría lanzado a la niña de seis años desde el piso 18 por un problema de celos con el padre de la menor, con quien mantenía una relación sentimental. La menor estaba de vacaciones en Medellín mientras su madre se encontraba en Bogotá, donde reside.


Un testigo asegura que en el momento de la caída la niña estaba acompañada de una mujer.

El sábado 7 de julio, Alejandra, quien vive en el barrio Maruchenga en Bello (Antioquia), uno de los lugares más pobres de ese municipio, fue capturada por la Fiscalía y este lunes fue presentada ante un juez donde se le imputó el cargo de tentativa de homicidio agravado. Durante la audiencia, que se realizó a puerta cerrada, la mujer se declaró inocente. Sin embargo, las pruebas en su contra son tan contundentes que, de ser declarada culpable, podría pagar una pena de entre 16 y 37 años.

El caso ha despertado indignación en Antioquia y toda Colombia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO