Estado Islámico estaría planeando ataques nucleares

26 de marzo del 2016

Se descubren nexos entre EI y plantas nucleares en Bélgica

Planta Nuclear

La Agencia Nuclear Belga y expertos de diferentes partes del mundo han mostrado su preocupación frente a la posibilidad de que el Estado Islámico ataque, sabotee o se infiltre en las instalaciones nucleares de Bélgica, para atacar las plantas de energía o robar material nuclear.

La gran vulnerabilidad que ha demostrado Bélgica en cuanto a vigilancia en sus plantas nucleares da pie a la preocupación.

Lea también: Amenazan con atacar la casa presidencial de Corea del Sur

Varios son los casos en que la seguridad ha fallado, permitiendo robos, ataques y acciones sumamente peligrosas. A esto se suma la ya sabida presencia de grupos terroristas en el país.

Las sospechas iniciaron  luego que fue encontrada una grabación donde un alto funcionario de una instalación nuclear ingresaba al apartamento de uno de los implicados en los atentados ocurridos en noviembre en París.

Según Michael Fallon, Secretario de Defensa Británico, la posibilidad de que Estado Islámico pueda obtener armas nucleares “es una nueva y emergente amenaza.

Si bien la posibilidad de que EI consiga material nuclear de excelente calidad parece poco probable, han afirmado que podrían construir una bomba con residuos radioactivos.

Asimismo, no se descarta la posibilidad de que Daesh tome control de una planta privada, pudiendo causar una explosión en ella.

Bélgica cuenta con un reciente historial de problemas en sus plantas nucleares. El año pasado fue hackeado el sistema informático de la Agencia Nuclear. En 2013 unos individuos lograron ingresar a un sofisticado laboratorio en una instalación nuclear, donde robaron importantes equipos.

Pero más preocupantes son los siguientes casos: En 2012 dos empleados de la planta de Doel se unieron a Estado Islámico y fueron a combatir a Siria, donde estuvieron en la misma brigada que Abdehamid Abaaoul, líder de los ataque a París. Se cree que los exempleados pudieron compartir información confidencial de la instalación nuclear.

En 2014, la misma planta fue víctima de un incidente en el cual se sobrecalentó el reactor. El acto fue perpetrado por un individuo que desvió 65000 litros de aceite destinado a lubricar una turbina. El hecho pudo haber generado una peligrosa explosión de material radioactivo.

Finalmente, en la casa Ibrahim y Khalid el-Bakaoui, los hermanos que causaron los recientes atentados en el aeropuerto y la estación central del metro de Bruselas, se encontró una cámara de vigilancia en la que se registraba el momento en que los hermanos se reunían con uno de los científicos que trabajaron en la planta de Doel. Al parecer la cámara fue quitada para eliminar sospechas.

El temor de los expertos es que Estado Islámico logre tener acceso a uranio enriquecido, con el cual se podrían hacer armas de destrucción masiva. Dada la reciente información de vínculos entre EI y funcionarios de plantas nucleares, es posible que estuvieran planeando un atentado más peligroso que los de París y Bruselas juntos.

Las alarmas en la comunidad nuclear internacional están encendidas, pues EI tendría la facilidad de extorsionar, secuestrar o de alguna manera coaccionar con científicos nucleares para ayudarles.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO