Esther Anaya, una colombiana entre los grandes

14 de noviembre del 2018

La artista habló con KienyKe.com.

Esther Anaya, una colombiana entre los grandes

Cuando lo vio a sus siete años supo que fue un amor a primera vista. Hoy, 23 años después, aún lo es. Cuando lo toca siente mariposas en el estomago. Es feliz. Se siente plena. Puede durar horas y horas en una habitación oscura escuchando el sonido de cada una de sus cuerdas. Sin embargo, quiere más. Esther busca llevar esa relación con su violín a otro nivel.

Cuando se habla de Esther Anaya se hace referencia a una de las artistas sensación del 2018. La monteriana además de ser la encargada de abrir cada una de las presentaciones de Maluma durante su estancia en Europa, se ha caracterizado por su talento único al momento de tocar el violín. El mundo ha sido testigo de las presentaciones de una mujer que logra combinar tres géneros que para muchos incompatibles: urbano, clásico y electrónica.

“Empecé desde pequeña con la música clásica inspirada por mi padre. En mi familia todos son músicos. A medida que fue pasando el tiempo dije: “A mí me encanta la música clásica pero, ¿qué es lo que hace que mi cuerpo se mueva?” Entonces empecé a explorar otros estilos de música y ahí me encontré con lo urbano. Poco tiempo después la música electrónica me hizo sentir cómoda, diferente, libre”, dijo Esther, visiblemente orgullosa por esa versatilidad que ha logrado.

Gabriela Caballero / KienyKe.com

A pesar de que lleva más de 15 años viviendo en Estados Unidos, no duda en asegurar que sus raíces y cultura están en Colombia. Su belleza llama la atención de todo aquel que la ve. Sonríe constantemente, es carismática. Además, a pesar que dice que en ocasiones le cuesta hablar en castellano, lo habla a la perfección. Después de todo, desde la distancia creció escuchando porro, vallenato y diferentes ritmos latinos.

Un amor a primera vista

Esta monteriana recuerda con emoción cómo fue ese primer gran acercamiento con la música. A pesar de que era muy pequeña, lo rememora como si hubiese sido ayer.

Un día mientras se encontraba observando una película en la que una niña tocaba el violín, cada una de las notas se quedó en su cabeza. De inmediato le pidió a su padre que le regalara este instrumento y él pensando que era un capricho le dijo que “sí”, pero no sonaba muy convencido. Fue tanta su insistencia, que una semana después se lo regaló y ella duró tocándolo día y noche.

“Desde que estaba pequeña veía a mi papá cantarle a mi mamá serenatas y yo decía: “cuando sea grande quiero seguir los pasos de mi papá”. Después vi una película y me enamore más de la música, le dije a mi papá que me comprara un violín y desde ese momento que lo tuve en mis manos somos inseparables”, confiesa Esther.

Pero no todo ha sido fácil en esta aventura musical llamada Esther. Perseverancia y esfuerzo son quizás las dos palabras que más se ajusten para definir su carrera artística. No fue sencillo llegar a un país desconocido con ganas de hacer música que marque diferencia, sin siquiera saber bien el idioma. Tampoco lo fue el día que dijo que quería combinar el violín con ser dj, un escenario que históricamente ha sido para hombres.

“No es fácil abrirse un espacio en la música y menos uno como mujer. Como dj es más difícil porque es un mundo de puros hombres y he tenido la oportunidad de tocar en los escenarios más importantes al lado de los mejores y luego llego yo con Natalia (su compañera) que somos las únicas mujeres que hacemos esto y la verdad es difícil, pero nuestra idea es justamente esa, hacer algo diferente e inspirar”.

Una colombiana entre los grandes

Pocos artistas colombianos se pueden dar el lujo de decir que han compartido escenario y han sido compañeros de fórmula de los artistas más importantes del planeta.

En medio de su sencillez y quizás lo cuenta como una más de sus anécdotas sin dimensionar la importancia, recuerda como en sus primeros años en Estados Unidos, fue una de las violinistas seleccionadas para tocar en uno de los eventos más importantes del país. Cuando se subió a la tarima y observó el lugar completamente lleno y que a su lado tenía a Rihanna, supo que eso era lo que quería para su vida, no quería estar en ninguna orquesta.

Gabriel Caballero / KienyKe.com

“Recuerdo estar tocando en la orquesta y cuando de repente alguien entró al sitio donde estábamos ensayando y dijo que necesitaban a alguien para un show, y yo fui una de las seleccionadas. Cuando estuve en el escenario, empecé a tocar y vi que estaba tocando para Rihanna que es una de las artistas que más admiro, me di cuenta que me encantan los escenarios de mucha gente, ahí supe que quería ser solista, no quería orquestas y desde ahí empecé a experimentar el violín con diferentes géneros”, comenta la artista visiblemente emocionada al recordar la importancia de ese momento en su carrera.

En estos años de vida artística se ha hecho a un nombre en el mundo de la música. En Estados Unidos era contratada en cualquier cantidad de eventos familiares por su habilidad con el violín y como dj. Además, junto a Natalia Barulich (novia de Maluma) le dieron vida a ‘Atmsphere‘, un proyecto musical que poco a poco ha dado sus primeros resultados.

Hasta el momento cuenta con una amplia lista de colaboraciones y de artistas de talla mundial con los que ha compartido escenario: Rihanna, Kanye West, Cristian Castro, Calvis Harris, David Guetta, Maluma, Bad Bunny, Farruko y Bryant Myers son algunos.

Sin embargo, debido a su buen trabajo y a los frutos sembrados en estos años de carrera, estos y otros artistas la quieren adoptar como su fórmula.

Esther no oculta su satisfacción por lo que ha logrado hasta el momento. Pero quiere más. Sueña con ver los escenarios más importantes del mundo llenos por sus presentaciones. Quiere ser profeta en su tierra. Además, buscará seguir marcando diferencia en el mundo de la música, después de todo, ese fue su motor desde un principio y lo que la ha llevado a estar donde está hoy.

“Para el 2019 se vienen muchas sorpresas. Ahorita estoy trabajando con Natalia en un proyecto. Va a salir mucha música, también tengo otro proyecto con mi familia en materia musical, haré lanzamientos de música electrónica, muchas colaboraciones y versatilidad”.

Por: Andrés Romero Cuesta

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO