“Estoy amenazada de muerte y mi familia no me deja ver a mis nietos”

23 de septiembre del 2012

Cindy Lee Garcia, una de las protagonistas de la película que desató la ira islámica, asegura que el productor de la cinta la engañó y demandó a Google por no retirar el video de Internet.

Video prohibido

Cindy Lee García dijo ante un juzgado de Los Ángeles (Estados Unidos) que por su aparición en la película Innocence of Muslims (La inocencia de los musulmanes), que desató la ira islámica por burlarse de Mahoma y los enfrentamientos que el 11 de septiembre terminaron con la vida del embajador de Estados Unidos en Bengasi, Christopher Stevens, está amenazada de muerte, su familia no la deja ver a sus nietos y perdió el trabajo.

La actriz demandó al productor de la película estadounidense, Nakoula Basseley Nakoula, y al portal YouTube por fraude, difamación y daño emocional. García asegura que fue engañada por Basseley, quien le mintió sobre sus intenciones a la hora de rodar. Aseguró que no estaba al tanto del contenido antimusulmán de la obra y que en las páginas del guión que recibió no mencionaban al profeta Mahoma ni el contenido religioso o sexual.

Al acudir al casting, según García, le dijeron que la cinta se llamaba ‘Desert Warrior’  y no ‘Innocence of Muslims’, que se suponía era una aventura histórica en el desierto de Arabia.

Video prohibido

M. Cris Armenta, abogada de la actriz, explicó que la demanda incluye al portal YouTube porque “este no es un problema relacionado con la libertad de prensa, sino que es una invasión de la privacidad”. García busca “limpiar su nombre, retirar el contenido del portal y aclarar al mundo que ella no consintió que se usara su imagen de esa manera”, señaló la jurista.

Google, compañía dueña de Youtube, rechazó la petición de la Casa Blanca de quitar el contenido de su portal, pero anunció que ya lo ha bloqueado para Libia, Egipto, Indonesia, Malasia e India, donde fue considerado ilegal.  Sobre el tema, Rachel Whetstone, directora de Comunicación Global y Relaciones Públicas de Google para Europa, Medio Oriente y África, dijo que la empresa no es “el árbitro de lo que aparece o no aparece en internet”.  “Cuando desarrollamos e implementamos nuestra política global de productos, tratamos de tener en cuenta las necesidades culturales, que varían enormemente en todo el mundo”, afirmó.

En el caso de Arabia Saudita, el Rey Abdalá amenazó con censurar a YouTube completamente si Google no accede a retirar la película de su página para ese país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO