Ella lleva a Estados Unidos a las mejores estudiantes de Colombia

Ella lleva a Estados Unidos a las mejores estudiantes de Colombia

21 de Diciembre del 2015

“Me veo trabajando en el área de la salud…pero no quiero trabajar los fines de semana… no quiero trabajar con hombres… tampoco quiero trabajar fuera de la ciudad”. Esas son algunas de las expectativas de las jóvenes estudiantes de bachillerato en el país.

Lea también, Condenan a cuatro años de cárcel a mujer en Colombia por espiar a su esposo con una app.

“Olvídese de la idea que un hombre la va mantener… la ingeniería es la carrera que le va a dar para comer a usted, a sus hijos y hasta a su marido… atrévase a escoger una profesión que prefieren en su mayoría los hombres”.

También lea, “Con la subida del dólar es mejor ir a estudiar a Tailandia o China”.

Es el consejo que les da a esas chicas Isabel Londoño, una activista, directora ejecutiva de la Fundación Mujeres por Colombia, fundadora de Colfuturo, y quien hoy día está dedicada a orientar en Bogotá a cientos de mujeres en colegios y universidades en temas académicos, laborales y por qué no de vida.

Isabel Londoño-01

Londoño, anualmente, lleva en promedio a 60 universitarias de todo el país a las universidades más prestigiosas de Estados Unidos para que “expandan sus metas profesionales y no crean que la única posibilidad de conseguir estatus es trabajando en Coca Cola, Ecopetrol o con el Estado”. Allá las jóvenes reciben charlas de profesores en áreas afines a las carreras que cursan en el país.

El interés del hada madrina de las jóvenes estudiantes, como le llaman, nació por sus dificultades a la hora de encontrar financiamiento para lograr sus estudios superiores, y falta de orientación.

Isabel, de 59 años y jubilada, hace poco terminó un doctorado en la universidad de Harvard, y distribuye su tiempo en coordinar el foro de orientación profesional, dirigido a estudiantes de bachillerato efectuado en colegios públicos de Bogotá; el foro para las universitarias, de donde sale el grupo que visitará las universidades de Harvard y Yale, y el foro mujeres líderes sectoriales, en el que participan las ‘veteranas’.

“Ya siendo jubilada decidí mostrarle a las personas que es posible estudiar en las mejores universidades en el extranjero, y hacerlo desde mi experiencia”, aseguró.

“En el 2007 me invitaron a dar una conferencia en Harvard ante 500 estudiantes universitarias entre los 18 y 24 años de edad, donde también participaron mujeres ejecutivas, yo era la única extranjera. En el foro se les mostraba a las jovencitas qué había en el mundo laboral, por qué era importante educarse y las posibilidades que ellas tenían.

(…) En ese momento decidí que había que hacer lo mismo en Colombia, y empezamos a organizar un foro universitario de mujeres de negocios igual al que se realizaba en Harvard todos los años. Así lo hicimos ininterrumpidamente desde el 2008 hasta el 2013”.

harvard

Universidad de Harvard en Estados Unidos.

El año pasado y el presente Isabel no pudo llevar a cabo el foro, porque no pudo conseguir financiarlo. “Acá a las empresas no les interesa atraer a las mujeres para que trabajen en ellas”.

“En el 2008 me volvieron a invitar a la conferencia en Harvard, y ahí les envié un correo a las mujeres que habían participado en el foro en Bogotá para saber quién quería ir conmigo a Estados Unidos, y 24 me respondieron afirmativamente. Desde entonces, me llevo 50 o 60 estudiantes universitarias a esa conferencia en Harvard todos los años en octubre.

(…) A esas jovencitas allá en Estados Unidos les mostramos otras universidades, como Yale y MIT, donde las recibieron con un desayuno, asistió un decano y les dio una conferencia”.

Entre todas las chicas que van a Estados Unidos aportan el dinero de pasajes y estadía para que puedan ir otras dos mujeres de escasos recursos. Asimismo, la fundación Color de Colombia siempre promueve llevar tres o cuatro chicas a Estados Unidos del Chocó, Buenaventura y la Costa Atlántica.

“Hemos llevado también mujeres del Sena, de la Universidad Distrital y otras públicas. Todas las chicas que han participado de este foro han regresado interesadas en seguir sus estudios superiores en el exterior, y se ponen a estudiar inglés. Entre los grupos que llevamos, también hay mujeres mayores de 27 años, hasta de 65 años, quienes participan en un evento distinto en febrero. El próximo año mi meta es llevar a 30 mujeres maduritas también en Harvard”.

Según indicó, además del requisito de aportar el dinero para los tiquetes y hospedaje, los cuales consigue bien económicos, les exige saber un inglés intermedio. “De los grupos de mujeres que llevamos en los primeros tres años, todas optaron por estudiar en el extranjero, con créditos del Colfuturo y el Icetex”.

El pasado 23 de octubre Isabel participó como panelista en el tercer Congreso Latinoamericano de Investigación Educativa, Clie, que se llevó a cabo en Bogotá en la Universidad ECCI.

¿Por cuáles estudios se inclinan las jóvenes que salen a estudiar al exterior?

Isabel afirmó que las jóvenes que se han decidido por hacer un posgrado en Estados se han inclinado casi en un 60 por ciento por maestrías en administración y administración pública.

Isabel Londoño-03

¿Por qué se ha enfocado sólo en la mujer?

“Hoy día se gradúan más mujeres del bachillerato que hombres. Y en las universidades estudian un 60 por ciento mujeres, pero en las maestrías sólo hacen presencia en un 40 por ciento y en los doctorados apenas un 20. El desempleo en hombres es del nueve por ciento y en mujeres está en el 16 por ciento. Por lo que en el país se educa a la mujer pero para mantenerlas en la casa”.

Para Isabel, “las mujeres hoy día están optando por estudiar derecho o contaduría, pero por ejemplo, si es una mujer abogada de estrato bajo no va a conseguir trabajo tan fácil. Estamos orientando a las mujeres para que estudien ingeniería, pues con esta carrera consiguen mucho más fácil trabajo. En este país faltan muchos ingenieros, sólo el 13 por ciento de los ingenieros graduados son mujeres”.

En abril y septiembre de cada año, Isabel realiza también un foro para las jovencitas que están en los grados octavo, noveno, décimo y once de los colegios públicos de Bogotá, el cual es dictado “por las universitarias que llevamos a Estados Unidos”.

“Hay que subir los niveles de educación en el país, pues no sólo basta con que las personas estudien en el Sena, con eso no se sostiene Colombia, necesitamos también que estudien ingeniería, que hagan maestrías y doctorados”.