En el laboratorio que explotó “omitieron deliberadamente información”

En el laboratorio que explotó “omitieron deliberadamente información”

3 de Noviembre del 2015

En medio de un intenso olor a quemado, barriendo los pedazos de vidrio que cayeron con fuerza y sin dirección dentro de sus residencias y con una gran incertidumbre, después de haber pasado por un miedo aterrador, los residentes del barrio San Luis, en la localidad de Teusaquillo, donde explotó el pasado lunes festivo un laboratorio en el que se manipulaban elementos químicos, pidieron a la administración distrital mayor control sobre las empresas que funcionan en el sector. Lea también: Bombero revive a un pequeño gato en un incendio.

Lucy Ñungo, una líder social del barrio, le contó a KienyKe.com que desde que sospecharon que esa empresa elaboraba productos químicos luchó para sacarla del sector. Sahid, un joven de 22 años, que vive frente a lo que hoy son ruinas del laboratorio, contó que desde hace unos meses a esta vivienda ingresaban tanques “como de oxígeno” y empezaron a sentir miedo porque sospecharon de la manipulación de sustancias peligrosas e inflamables.

Estas y otras denuncias sobre el uso de dichos materiales, que sí resultaron ser de alta peligrosidad, llegaron desde hace más de un año a la alcaldía local y según el alcalde de Teusaquillo, Iván Fresneda Pereira, se empezó a trabajar para atender las quejas de la ciudadanía y determinar qué estaba pasando con esta empresa. Lea también: 350 hectáreas afectadas por incendio en Villa de Leyva.

Dentro de la atención a las quejas ciudadanas, una ingeniera de control de normas urbanísticas de la alcaldía visitó en días anteriores la empresa Opharm Ltda, y según lo dice el subsecretario de gobierno para asuntos locales, José Cuestas, la información que los representantes legales de la compañía le brindaron a dicha funcionaria es que allí lo único que funcionaban eran las oficinas y la parte administrativa de los laboratorios.

Edificio-Space-1-ok

Datos que no fueron del todo verdaderos. Los representantes “omitieron deliberadamente una información privilegiada e importante”, dijo Cuestas, quien confirmó que el representante legal del laboratorio que voló en pedazos violó la ley y se expone a responsabilidades tanto de tipo penal como administrativo. Lea también: Los afectados por CDO entre la desesperanza y los inexplicables.

“Por razones éticas y jurídicas tuvo que haber entregado la información de lo que realmente funcionaba en este lugar, que por los principios del uso del suelo no era permitida una empresa de este tipo en una zona como Teusaquillo. Puso en riesgo la vida de sus trabajadores y de las comunidades que viven en  el entorno”, indicó el funcionario de la Alcaldía Mayor.

Según el cuerpo de bomberos, las causas de la explosión estarían en la manipulación de óxido de etileno, una sustancia química, líquida e incoloro altamente volátil, que expertos consideran como tóxica por inhalación, contacto e ingestión.

Manuel David Cañón Alvarado, dueño y representante legal de Opharm Ltda, el laboratorio farmacéutico que estalló, se presentó ante la comunidad afectada para informarles que su póliza de seguros pagará los daños ocasionados. KienyKe.com trató de hablar con el señor Cañón sobre lo ocurrido, pero no quiso dar declaraciones. Lea también: El hombre que arriesgó su vida por salvar a cuatro gatos en el Space.

Uno de los últimos balances emitidos por las entidades distritales de emergencia y las alcaldías locales y Mayor, da cuenta de 200 familias perjudicadas, 92 viviendas afectadas, tres casas destruidas estructuralmente, millonarias pérdidas y 27 heridos.

Explosion-Teu-4

Iván Fresneda Pereira, alcalde de Teusaquillo.

“Gracias a Dios esta explosión se presentó un lunes festivo. Si hubiese ocurrido entre semana, en un horario laboral estaríamos hablando de víctimas fatales”, le dijo a KienyKe.com el alcalde local.

El inmueble donde funcionaba el laboratorio quedó destruido en su totalidad, según vecinos, allí trabajaban alrededor de 40 empleados. Observando la magnitud del evento y dicho por el cuerpo de bomberos y las autoridades judiciales, muchos de ellos hubiesen sido víctimas fatales y el suceso hubiese tomado el calificativo de tragedia.

No solo los empleados del laboratorio se salvaron de la muerte o de engrosar la lista de heridos. Frente a la vivienda donde funcionaba Opharm Ltda hay dos institutos educativos, uno de ellos un jardín infantil que cuenta con un promedio de 40 niños. “Hubiese sido una situación de caos para esos pequeños y sus padres”, dice una vecina del sector.

Explosion-Teu-2

Manuel David Cañón Alvarado, dueño y representante legal de Opharm Ltda.

El alcalde local también le indicó a KienyKe.com que en su despacho hay alrededor de 4.000 expedientes de investigaciones y atención a quejas y reclamos sobre predios, establecimientos de comercio, empresas y otras edificaciones que estarían funcionando o actuando de manera irregular, no cumplen con la normatividad o están incurriendo en mal manejo del uso de suelos.

“El tema de empresas en la localidad es un tema álgido. Por ser Teusaquillo una localidad céntrica, las empresas buscan establecerse acá. Estamos trabajando para identificar las que no cumplen con la normatividad”, comentó el mandatario local.

Mientras avanzan las investigaciones administrativas por parte de la alcaldía, el CTI y la policía adelantan las investigaciones de tipo judicial; así mismo la fiscalía podrá, dependiendo de las investigaciones preliminares, adelantar acciones de tipo penal contra el representante legal de la compañía por poner en riesgo la vida de los ciudadanos, actuar contra la ley y las normas administrativas, así como por el hecho de haberle mentido a las autoridades civiles y de paso a la comunidad que puso en riesgo.

Explosion-Teu-3

Así avanzó el incendio en el laboratorio que actuaba, según la Alcaldía, de forma irregular.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=sEeYennNHzQ[/youtube]