El día que Uribe y Chávez se gritaron sus razones

El día que Uribe y Chávez se gritaron sus razones

30 de enero del 2017

Hugo Chávez fue sin duda uno de los personajes más representativos de Latinoamérica en los últimos años. Alrededor de su figura se despertaron amores y odios. Sin embargo, son muy pocos los que lograron conocerlo personalmente.

Entre ellos, en ese selecto grupo que tuvo un contacto con este hombre que, de una u otra forma es de los más importantes de la historia reciente, se encuentran aquellos que fueron presidentes  y coincidieron en las fechas de sus mandatos.

Lea también: De Andrés Parra a Hugo Chávez, la metamorfosis de un actor riguroso

En el marco del Hay Festival 2017 se realizó el conversatorio ¿Cómo era Hugo Chávez?, en el que participaron los expresidentes Laura Chinchilla, de Costa Rica, Felipe Calderón, de México, y César Gaviria, de Colombia, quienes reflexionaron acerca del venezolano que cada vez más se levanta como una figura mítica en el continente.

Este diálogo fue moderado por Moisés Naím, reconocido escritor exministro de Fomento de Venezuela y guionista de la serie El Comandante, inspirada en el desaparecido líder venezoelano.

Alt_ Andrés Parra

‘El Comandante’, que será transmitida por RCN, será protagonizada por el actor caleño, Andrés Parra.

Anécdota es una buena palabra para describir a Chávez. Sus intervecniones estaban llenas de relatos cotidianos. Creó un discurso para seducir a las masas. Y lo logró.

Por eso, en este conversatorio, los expresidentes de México, Costa Rica y Colombia recordaron una tensa anécdota protagonizada por Hugo Chávez y el senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez: Estuvieron a punto de irse a los golpes.  Sucedió en 2010 durante la Cumbre de Rio que se celebró en Cancún, México.

Además: El Hay Festival que inspiró la creación de KienyKe.com

Calderón recordó cómo, en medio de un almuerzo protocolario, Uribe hizo un comentario que no le gustó a Chávez quien se levantó para irse.

“¡No se vaya, no sea cobarde!, le gritó Uribe. Chávez se devolvió y lo encaró. Entre insulto e insulto la cosa se estaba poniendo peluda. Yo tuve que tratar de calmar a Uribe porque estaba a su lado, mientras que entre con Hugo estaba Raúl Castro, que se veía diminuto”, explicó el mexicano.

Según trascendió en su momento, Uribe le reclamaba a Chávez por las medidas económicas tomadas por el gobierno de Caracas y que estaban afectando a los comerciantes de la frontera. “Sea varón. Estos temas se discuten en estos foros”.  Chávez, por su parte, lo acusó de hacer parte de un complot para matarlo, según confirmaron varias fuentes diplomáticas que presenciaron el altercado.

También le puede interesar: Carmen Aristegui: “El muro de Trump es una señal de guerra”

Alt_Banner_Baluarte_San_Francisco_Javier

Chinchilla, que también estaba presente en la mesa, recordó que los ánimos se calentaron hasta un nivel preocupante: “Estaban a solo centímetros y separados por la mesa. Cuando Chávez se exaltaba se veía mucho más grande y nadie se atrevía a hablarle, a excepción de los Castro, quienes fueron una influencia directa en él. La vez que casi se va a golpes con Uribe, todos sabíamos que se iban a pelear. Pero recuerdo ver a Raúl hablándole, siendo realmente el que lo logra frenar”.

El bochornoso altercado entre los mandatarios se registró en un entorno privado, sin embargo, trascendió a los medios porque los testigos contaron que ese, sin duda, era el momento más tenso de las relaciones entre Colombia y Venezuela.

Los tres están de acuerdo en que Fidel y Raúl Castro fueron sumamente importantes en la formación del difunto presidente. No solo eran sus constantes viajes a la isla, sino que también fue una relación de mutua colaboración, que, comentan, hacen parte del modus operandi del gobierno cubano.

“Cuba ha tenido la habilidad de colgarse de Venezuela cuando el petróleo estaba alto y ahora que la liana esa se está rompiendo, va y se cuelga de Estados Unidos. Tiene esa habilidad diplomática. Mientras a Venezuela le pudo sacar de la ubre, ahí estaba pegado. Cuando yo nací, Fidel Castro ya era presidente de Cuba. Fui presidente y seguía siéndolo”, explicó Calderón entre risas.

Por su parte, Gaviria, considera que esta relación hace parte también de la forma de actuar de varias figuras autoritarias y populistas a lo largo de la historia de América Latina, la cual ha estado plagada de movimientos y líderes de este tipo:

“Chávez tenía un serio problema de desconfianza hacia las personas que lo cuidaban y que estaban a su alrededor, confiaba solo en los cubanos, que a la larga se volvió en un problema para su país. Eso tiene que ver con las personalidades dictatoriales y autoritarias que ven conspiraciones en todos lados y se vuelven paranoicos”.

Alt Ahy Festival Presidentes p

En este sentido, el expresidente de Colombia, quien estaba al frente de la Casa de Nariño en el primer intento de golpe de estado del entonces Coronel Chávez y además fue secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA) cuando se hizo con el poder, pudo ver de cerca esos primeros años de su mandato. Para él, Hugo Chávez Frías tuvo el comportamiento de un dictador:

“Chávez es el último gran caudillo de Latinoamérica. Estos tienen su modo de ser autoritario, mesiánico, utópico. Para ellos el estado puede crear una sociedad perfecta, sin intervención de privados y eso no es posible. Llegó en medio de un sistema político frágil y él aparece como el gran salvador. Cuando toma el poder tiene vía libre para instaurar una nueva constitución, y con eso tiene la oportunidad de hacer algo: destruir la democracia venezolana porque su partido se queda con los tres poderes”.

Por su parte, Laura Chinchilla cree que el presidente venezolano, que tuvo buenas intensiones, y convicciones radicales. Lastimosamente, piensa, sus métodos no son para nada aconsejables:

“No niego que Chávez amaba a su país, pero, como se dice, hay amores que matan. En el fondo para ponerse al frente de un país siendo consecuente de los preceptos democráticos hay que tener convicciones bien puestas y coordinar las acciones. Para una persona como Hugo, en cambio, los medios no importan, lo que importa es conseguir lo que se propuso”.

Para Calderón, Chávez, en su afán por manejar su país de la manera que mejor le parecía, usó métodos más que reprochables, como armar a civiles y entrenarlos para ser francotiradores durante las protestas de los opositores: “Hugo efectivamente recitaba a cada rato frases de Bolívar, era muy buen refranero bolivariano.  Pero no solo era idealista, sino que a veces se contradecía por medio de sus acciones. Cuando escucho que decía que un gobernante no le dispara a su propio pueblo  me parece absurdo. Fue un gobierno que reprimió, que armaba grupos de civiles para matar a los opositores”.

Alt presidentes c

El parecido entre Hugo Chávez y Donald Trump

Desde la que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en noviembre del 2016 creció la incertidumbre respecto a cómo será su forma de actuar y su mandato.

Al respecto, muchos consideran que que su forma de proceder es muy similar a la del expresidente de Venezuela. Felipe Calderón es uno de ellos: “Sí se parecen. Son populistas y proteccionistas ambos. Uno lee las políticas de aranceles de Trump y se parecen a las de Hugo Chávez y Cristina Fernández”.

Gaviria va por la misma vía. Según él, la imagen que usa Trump, la manera en que habla en público, además de sus polémicas propuestas, son similares a las del venezolano: “El presidente Trump tiene una personalidad autoritaria, intolerante, agresiva, populista y tremendamente interpelante. Ese tipo de elementos están en su discurso político y van a generar hechos traumáticos. Ese muro parece una solución de la Edad Media para un problema del siglo XXI”.

Los tres expresidentes considieron en este punto. Sin embargo, para Chinchilla lo del magnate es preocupante dado el alcance que pueden tener sus políticas: “La diferencia está en que los alcances de un liderazgo de Hugo Chávez sobre el resto del mundo es bastante más pequeño que el que pueda tener Trump”.

Se dice que México va a ser el país que más dificultades encontrará con Trump al frente de la Casa Balnca. Calderón, expresidente de ese país, considera al norteamericano un peligro, comparándolo con figuras como Adolf Hitler, Benito Mussolini y Francisco Franco.

“Yo veo el caso de Trump más preocupante que el de Hugo por el tema racial y de la supremacía blanca. Estamos hablando de otro nivel de autoritario, no los de América Latina sino de los europeos de años treinta y cuarenta”.

A pocas horas del estreno de la serie inspirada en Hugo Chávez y que transmitirá RCN, está por verse cual es la imagen de Chávez que se proyectará. Si la de un dictador caribeño, o la de un líder social y político con credebilidad en el pueblo.

Vale la pena decir que al presidente Nicolás Maduro no le gustará la serie. Ya la calificó de “basura” y pidió a los cineastas venezolanos hacer una película con la versión oficial del comandante.

Alt_Banner_Buchanans