El héroe que deja el ataque terrorista en Francia

@gerardcollomb

El héroe que deja el ataque terrorista en Francia

24 de marzo del 2018

Arnaud Beltrame tenía 44 años. Estaba casado, pero no tenía hijos. Cuando su madre escuchó en las noticias que un policía se había intercambiado de voluntario por uno de los rehenes que había tomado el atacante que los encerró en un supermercado en un acto terrorista, ella supo inmediatamente que era su hijo, aunque no habían dicho su nombre todavía.

“Él siempre lo ha hecho todo por la patria. Es su razón de vivir”, dijo la madre. Y después cuenta que de seguro le hubiera dicho que solo estaba cumpliendo con su deber.

Era viernes a media mañana. Al Supermercado U, ubicado en Trèbes, una pequeña y tranquila ciudad al sur de Francia, entró un tipo gritando “Alá es grande”, y luego sin mediar más palabras le disparó a uno de los empleados del supermercado y a una clienta. Los mató a los dos. Luego tomó de rehenes a los demás.

Carole, una clienta que estaba en el supermercado, dijo que la gente se escondió en una habitación:“Un hombre gritó y disparó varias veces. Vi una puerta de la cámara de refrigeración y pedí a la gente que se escondiera allí.Éramos 10 y nos quedamos allí una hora. Hubo más disparos y pudimos salir por una puerta de emergencia”.

El atacante exigía a cambio de los rehenes que liberaran aSalah Abdeslam, el principal sospechoso que continúa vivo y preso por el atentado del 13 de noviembre de 2015 en París, en el que murieron 130 personas.

Más de tres horas estuvo el terrorista encerrado con las personas, como en las películas, negociando con la policía las liberaciones, hasta que por fin, cuando ya solo quedaba una sola rehén, una mujer, Beltrame se ofreció como voluntario para intercambiarse por ella.El ministro del Interior, Gérard Collomb, dijo que los agentes de policía habían logrado sacar a algunas personas, pero que el hombre armado había usado a la mujer como escudo humano.

Entró al supermercado teniendo la línea abierta de su celular, de manera que el equipo de rescatistas afuera pudo escuchar cuando el hombre abrió fuego contra el voluntario, el héroe que ahora tiene Francia. Seis veces le disparó. Esta mañana murió por la gravedad de sus heridas; la peor: un disparo que le dio en la garganta.

Gracias a su acción, a su valentía, a su heroísmo, el terrorista fue abatido, y la policía pudo controlar completamente la situación.

La noticia fue publicada por el ministro de Interior francés Gerard Collomb en su cuenta de Twitter: “Murió por su país. Francia nunca olvidará su heroísmo, su valentía, su sacrificio”, escribió.

Beltrame había sido asignado en Carcasona, Aude, desde agosto, y ayer fue uno del dos primeros policías en llegar al supermercado.

Estaba graduado de licenciado en la escuela militar, y había servido en Irak en 2005. Formó parte de la unidad de élite de la Gendarmería y del equipo de seguridad del Palacio del Elíseo. Justo en diciembre organizó un simulacro de atentado a un supermercado con su equipo de especialistas.

Redouane Lakdim, un marroquí con nacionalidad francesa (que adquirió en 2016) entró al supermercado a las 10.30 GMT. Venía de haber matado al conductor de un auto Opel Corsa blanco, que robó, para luego dispararle a un grupo de policías que estaba entrenando, corriendo y desarmados. A uno le disparó por la espalda y fue llevado de gravedad al hospital.

Después fue cuando llegó al supermercado U, a unos 10 kilómetros de donde atacó a los policías. Al final de toda esta tragedia mató a 4 personas (el carnicero, una clienta, el dueño del auto y a Beltrame), y los heridos fueron 16.

El sujeto estaba fichado por las autoridades francesas por tráfico de drogas y delincuencia común, pero no tenían como posible que cometiera actos radicales. El ataque fue reivindacado por el Estado Islámico, que dijo que Lakdim era uno de sus soldados. Vivíaen un apartamento en Carcasona, cerca de donde cometió el asalto, con sus padres y varias hermanas. El apartamento fue allanado por la policía el viernes por la tarde.

“Él siempre lo ha hecho todo por la patria. Es su razón de vivir”, dijo la madre.

Este es el primer ataque de terror que sucede en Francia desde el 1 de octubre del año pasado cuando fueron asesinados dos jóvenes en la estación de trenes de Marsella. Antes el 7 de enero de 2015, había ocurrido el ataque mortal al seminario Charlie Hebdo.