Francia vs Croacia, la revancha del 98

Francia vs Croacia, la revancha del 98

11 de julio del 2018

Entre Francia y Croacia se definirá el Mundial de Rusia. Una final inédita que, sin embargo, tiene historia reciente, una que los croatas, con el mismo amor propio que plasmaron en todos los campos de juego rusos, desean cambiar con el pincel futbolero. 

La única corona que hasta el momento tienen los franceses la consiguieron en 1998 cuando auspiciaron de anfitriones. En esa ocasión eliminaron a una Croacia talentosa que llegó hasta semifinales pero que sucumbió ante el equipo liderado por Zinedine Zidane.

Los ‘galos’ levantaron su primer trofeo en casa frente a sus hinchas tras el triunfo ante la Brasil de Roberto Carlos y Ronaldo, mientras los croatas derrotaron a Holanda para ser terceros, la mejor participación en la historia hasta ubicarse en el último partido del Mundial 2018. 

Tal vez los franceses sean los favoritos, al menos en las casas de apuestas estaban detrás de Alemania, Brasil, España y Argentina como posibles campeones. Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Paul Pogba lideran un equipo rápido que devoró defensas sudamericanas como la albiceleste y la uruguaya, además de plantarse en la cancha a una Bélgica que se chocó con el ímpetu del onceno dirigido por Didier Deschamps.

“No somos los favoritos, somos un buen perfume”, dijo Griezmann. Luka Modric, capitán croata, dijo al final del partido ante Inglaterra que “soñar los había llevado lejos porque lo imposible era no ilusionarse”. 

Los croatas apuntarán a su amor propio porque son el equipo con más minutos disputados en el torneo con tres partidos en fases de grupos y tres definiciones en tiempo extras (con dos tandas de penales). 639 minutos de sudor y de correr con el corazón en la mano. 

Ante los ingleses quedó un suceso “para la foto”. Los jugadores celebraron el gol decisivo de Mario Mandžukić y en la celebración embistieron al fotógrafo salvadoreño Yuri Cortez, quien en la caída registró una imagen en primer plano de los croatas que es viral en redes sociales. 

Zlatko Dalić, la mente estratégica de Croacia, dio el secreto del grupo: “Todos juegan en sus equipos pero desde niños soñaron ganar algo con su país”. Sabían que no era una misión fácil pero que con fútbol y táctica podrían lograr. 

Ahora la Marsellesa y Lijepa naša domovino sonarán en el estadio de Moscú el próximo 15 de julio y 22 jugadores iniciarán la disputa de la gran final mundialista.

Francia sueña alcanzar su segundo trofeo y así superar el trago amargo de la Eurocopa 2016 cuando perdieron en propia casa ante la Portugal de Cristiano Ronaldo. Los ‘galos’, junto a Inglaterra, tienen una de las nóminas más jóvenes del certamen. Los hinchas esperan alentar a sus jugadores para levantar el trofeo en suelo ruso. 

El panorama de los croatas parece ser distinto. No estaban en los planes de muchos para la final. Sin embargo, los cuatro millones de habitantes de esa nación quieren desgarrar sus gargantas con un grito que les dé un tiquete directo a la historia del fútbol. Luka Modrić e Ivan Rakitić, en dos de los equipos símbolos del viejo continente, Real Madrid y Barcelona, respectivamente, encabezan un grupo de futbolistas que sueñan despiertos y que podrían dar el golpe empujado desde la Península Balcánica.