Fukushima sigue contaminando el Océano Pacífico

Fukushima sigue contaminando el Océano Pacífico

3 de marzo del 2017

No ha sido cientos; no han sido miles. Han sido millones. Los vertimientos que se han hecho al Océano Pacífico, después del accidente nuclear de Fukushima casi que serían incalculables. Cada día se podrían estar depositando cerca de 300 toneladas de desechos en el mar.

Según los expertos, el daño ambiental ha sido de grandes proporciones, en la medida que la explosión de los reactores nucleares en 2011 liberó grandes cantidades de radiación en la atmosfera, pero el más afectado ha sido el mar. Medios japoneses informan que ha habido una liberación histórica de 530 sieverts por hora (un sievert es la unidad que mide la cantidad de radiación absorbida por materia viva. El mínimo aceptado es de 1-3 para cualquier ser vivo. Más de 8 sería fatal.)

Lea también: ¿Margaritas mutantes en Fukushima?

Por otro lado, también se ha informado que en el reactor 2, clausurado desde la tragedia, se ha abierto un boquete de más de 1 metro cuadrado. La causa sería que, por la fusión del combustible, se derritió la base que sostenía el reactor. Hasta ahora las exploraciones se han hecho con robots, pero es tal el nivel de contaminación que estos dejarían de funcionar al llegar al punto de mayor radiación.

Yosuke Yamashiki, ingeniero de la universidad de Kioto expresó en entrevista con RT que “Hay un agujero muy pequeño… y una cantidad muy pequeña de la radiación todavía está escapando del reactor. Sin embargo, no han establecido un medio adecuado de cómo descomponer el reactor de fusión aún. No hay tantas maneras de descomponerlo”.

Así, desde el 2011 no se han detenido los vertimientos. El efecto de esta práctica es que poco a poco, por efecto de las corrientes marinas, la contaminación se ha ido diseminando por todo el océano. Y como es tanta, ya se han hecho registros de un aumento considerable de radiación en peces que se han capturado en costas de Estados Unidos y Canadá.

Por ejemplo, en muestras de atún blanco, científicos de la Universidad Estatal de Oregón hallaron muestras de radioactividad de la misma que salió del reactor de Fukushima. Además hay registros de que se han afectado las estrellas de mar, los corales, y varias especies de peces.

A pesar de que no haya, hasta ahora, no haya un estudio oficial que demuestre la gravedad de la contaminación en el Océano Pacífico, el hecho de que se depositen tantas cantidades de desechos -y que sea una práctica que siga- en gran medida afectaría el equilibrio de la naturaleza, y tarde o temprano las consecuencias serán evidentes.

Además le podría interesar: La pesadilla de Fukushima continúa: el uranio derramado de un reactor se fusionó